Connect with us

Casanare

Corte Constitucional pide solucionar crisis en cárcel de Yopal por falta de agua potable

Published

on

Como reprochable calificó la Corte Constitucional la situación de salubridad que se presenta en la Cárcel de Yopal en Casanare, por la falta de suministro de agua potable a los internos que se encuentran allí recluidos.

CM&

Descargar TUTELA CARCEL CORTE

Indicó la corporación judicial que es lamentable que en el patio de un centro penitenciario existan 251 internos, en estado de hacinamiento y con racionamiento de agua potable, sin tener en cuenta “sus derechos fundamentales a la vida en condiciones dignas y la salud”.

Recordó el alto tribunal que la cárcel no es en consecuencia “un sitio ajeno al derecho” y las personas allí recluidas no son individuos eliminados de la sociedad. Por lo que advirtió a las entidades del Estado que es su deber “garantizarles a quienes presentan limitaciones determinantes en su libertad, el acceso suficiente al agua limpia necesaria para satisfacer unos niveles mínimos esenciales encaminados a cubrir las necesidades de consumo y contribuir a preservar la salud y la salubridad pública dentro de los establecimientos de reclusión”.

Este pronunciamiento lo hizo la Corte al fallar una tutela a favor de un grupo de reclusos perteneciente al Patio 2 del establecimiento penitenciario de mediana seguridad de Yopal en Casanare, quienes argumentaron que no se le está garantizando la prestación del servicio de agua potable de manera continua.

Narraron en la acción judicial que su situación es tan crítica que los “encierran desde las 4 de la tarde en las celdas hasta las 6 de la mañana que abren las rejas, o sea duramos 14 horas encerrados, es el sitio que más necesitamos del agua, y nos la colocan por 20 minutos para satisfacer las necesidades de los 6 internos que vivimos en las celdas, es un tiempo insuficiente para satisfacer nuestras necesidades básicas”.

Agregan que incluso esta situación afecta las condiciones de salubridad y convivencia del patio, “debido a los malos olores ocasionados por las deposiciones que quedan en los sanitarios que no pueden vaciarse”.

“Nos mojamos, y si nos enjabonamos muchas veces no alcanzamos a juagarnos, porque nos cortan el servicio de agua, y eso sin contar con las filas en los sanitarios, ya que contamos solamente con dos sanitarios para satisfacer nuestras necesidades” agregaron.

Precisamente la Corte constató que en el patio 2 cuentan en las celdas con una una batería sanitaria y un lavabo para seis o siete reclusos. Fuera de ellas, en el patio, se encuentran 2 sanitarios en funcionamiento y 2 en construcción, así como once duchas, de las cuales sólo siete pueden ser utilizadas por los 251 internos del patio.

Paola Santofimio

Siguenos en twitter

En Tendencia