Connect with us

Alirio Barrera

Yopal comienza a caminar por el sendero verde

Published

on

El politólogo Leonardo Puentes derrotó al Uribismo y a La Bendición

Aunque en las encuestas que decían tener los candidatos no aparecía Leo, el exconcejal les dio sopa y seco a Arcenio Sandoval, a Carlos Cárdenas y a Luis Eduardo Castro.

Con 16.522 votos, el candidato del Partido Verde aventajó a Sandoval que obtuvo 14.576.

Puentes adelantó una campaña de sentimiento, con buena asesoría en marketing, además de resaltar su preparación como politólogo.

Los mensajes con la gente del común, a pesar de que se tenía de él una imagen de yupy lograron llegar a la gente humilde.

Las campañas de «mis alianzas son con el pueblo», donde apareció al lado de vendedor de helados, de la ama de casa, del taxista, de la gente del común, mostró la cara amable del candidato.

Los videos donde recorrió las calles acompañado de pocas personas entregando su propuesta lo mostró como el líder que va hasta donde la gente para conocer sus necesidades.

Y la estrategia final de la última semana lo consagró. Un video donde mira a la ciudad con buenos ojos, mira a la gente y aprende de ella y le habla con respeto, le cuenta cuál es su meta, hizo que muchos indecisos le dieran el sí.

Leonardo, con o sin los precandidatos presidenciales, logró sacar adelante su bandera de no a la corrupción.

Alianza en varias manos

La última semana, donde se estimaba cerca de un 40% de indecisos fue crucial. Salieron a relucir audios donde concejales del liberalismo hablan de los compromisos que hicieron con Centro Democrático para apoyar a su candidato. Se habló de dos secretarías y de brindar trabajo a sus familias.

Esta situación fue recibida con indignación por muchos sectores, incluidos del mismo Centro Democrático, porque su candidato hablaba de «Buenas Manos» pero no comprendía cómo lograba pactos y alianzas a costa de querer el triunfo.

La Alianza de Sandoval con los concejales liberales y con el exalcalde Jorge García, el creador de La Ceiba, comenzó a derrumbar su campaña hace un mes cuando se conoció.

«Había mucho cacique y poco indio en esa campaña», decían en razón a que todos los aliados argumentaban contar con 5 mil votos cada uno y de tener poder en la campaña y en el posible mandato de Sandoval.

Además, el candidato Uribista siempre creyó que con las venidas de Uribe, aseguraba su triunfo. Pero «Uribe es Uribe y Arcenio es Arcenio», así opinaba mucha gente uribista pero que para la elección local no veía en Sandoval su representación.

Zoila que jodió a Cárdenas

«Cárdenas venía subiendo. Se le veía ganador, a pesar de las demandas ante el Consejo Nacional Electoral», asegura un directivo de la campaña cardenalista», quien reprocha que tenían el mismo enemigo adentro: la doctora Zoila.

Ella fue la mejor jefe de debate de los demás candidatos. La traída de profesionales costeños para sacar a los nacidos o criados en Yopal, la declaratoria de insubsistencias de los secretarios que no acataron sus órdenes, la mechoneada, la prepotencia, la licitación a escondidas que pretendía hacer en Ceiba, el desamparo a los abuelitos del Hogar Otoño, fueron algunas de las metidas en falso de la alcaldesa encargada.

Además la promesa de la Nueva Jerusalén tampoco caló en la gente necesitada de vivienda, como lo esperaba Jhon Jairo Torres. Al final Cárdenas quedó con 8.614 votos.

Sin la camiseta

Luis Eduardo Castro, de buenos ideales, a quien le cabe la ciudad en la cabeza, no logró llegarle a la mayoría, pero sí le copiaron 6.485 personas, quienes aún lo ven como líder y gerente. Castro fue alcalde encargado de Yopal cuando fue destituido  Willman Celemín y le fue en términos generales bien.

Dicen sus allegados que la arrogancia y mostrarse como el único que no recibe órdenes ni apoyo político de nadie, no lo dejaron despegar como quería.

«Cómo va a habalr mal de Marco Tulio, si fue su jefe de debate en campaña y su director de Planeación?».

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Siguenos en twitter

En Tendencia