Connect with us

Chivas del Dia

Rusia cierra llave del gas y Europa se congela ante invierno que llega

Published

on

La preocupación más latente en Europa para el invierno que se avecina, es que en las viviendas no haya una estufa para calentarse en el frío de las noches, las hornillas permanezcan apagadas y sin alimentos para cocinar, y la industria termine con paralizada y con sus puertas cerradas sin poder reaccionar.

El enfriamiento del continente para el que no están preparados varios países, solo podría mitigarse si el suministro del gas ruso no se suspende; pero Rusia, afectado por las medidas económicas impuestas por la comunidad internacional luego de su invasión a Ucrania, ha decidido cerrar otro poco la llave del suministro de gas como respuesta a las restricciones.

Frans Timmermans, jefe de política climática de la Unión Europea, UE, señaló que desde el inicio de la confrontación entre Rusia y Ucrania, el pasado 24 de febrero, 12 países se han visto afectados por el corte del suministro de gas.

“Rusia ha convertido la energía en un arma, y en los últimos días hemos visto anunciados nuevos cortes de gas. Todo esto forma parte de la estrategia de Rusia para socavar nuestra unidad. Así que el riesgo de interrupción total del gas es ahora más real que nunca”, dijo Timmermans ante los legisladores de la UE.

Para evitar que el crudo invierno se cuele hasta la médula y los huesos, países como Alemania empezaron a crear estrategias que les permita sobrevivir al clima hostil que se le avecina. Por esta razón, en la tarde de este jueves elevó su nivel de alerta a urgente, lo que le permitirá tomar medidas para no quedarse sin gas.

Las medidas pensadas

Prepararse para la primera ola de frío llevó a que países como Alemania y Francia piensen en cómo subsanar la falta del recurso que les permitiría a las familias de estos países, no pasar un invierno tan crudo ante la falta de gas ruso.

En el caso de Alemania, las medidas han pasado por tres etapas: la primera, intentó convencer a sus ciudadanos que le bajen al consumo de gas en los hogares; la segunda (que empezó a regir este jueves), busca que el gobierno alemán apoye a los medianos y pequeños empresarios para hacer frente a la emergencia que se avecina; y la tercera, decretaría un racionamiento de gas, con el fin de repartirlo entre particulares, administraciones y las empresas.

“Estamos en una crisis del gas, que se ha convertido en un recurso raro”, declaró el ministro de Economía alemán, Robert Habeck.

Desde Francia, el panorama no es muy distinto al de Alemania y el gobierno del presidente Emmanuel Macron prepara sus medidas para hacerle frente a la escasez del gas y al invierno que tienen a la vuelta de la esquina.

En primer lugar, Francia le apunta a mantener sus reservas de gas en el 100%, lo que implica tener una terminal flotante a partir del 2023, lo que lleva a garantizar el suministro, como lo dijo la primera ministra, Élisabeth Borne.

“Nos aseguramos que nuestras capacidades de reserva estén al máximo. Buscamos acercarnos al 100% a principios del otoño”, dijo.

El plan de los franceses, que se extendió a todo el bloque de la UE, consiste en que el gobierno de ese país le ha pedido a sus operadores que compren el gas y llenen sus reservas al 85% con plazo hasta el 1 de noviembre, de esta forma tendrían la reserva para cuando Rusia cierre la llave del todo, y no serían tan dependientes de los rusos para el combustible.

“Un reglamento que mejora la seguridad del suministro de la UE en el contexto geopolítico actual, asegurando que las capacidades de almacenamiento de gas en la UE”, expresó Kadri Simson, comisaria europea de Energía. .

Por ahora, todos los países viran hacia una práctica prohibida por ser muy contaminante, y es el uso del carbón como medida sutitutiva y temporal para que, ante la falta de gas, Europa no se congele cuando el invierno llegue.

Fuente: El Colombiano

Continue Reading
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Siguenos en twitter

En Tendencia