CasanareChivas del DiaDestacadas

Riesgo de colapso del puente La Curuché fue atendido a tiempo

Esta semana finaliza la obra con la cual se protege el puente que comunica a más de 10 veredas de Paz de Ariporo, Támara y Sácama.

Para proteger esta estructura fue necesaria una canalización de 300 metros y una barrera de protección con rocas de hasta 1.5 metros de longitud, actividad ejecutada por la Gobernación a través de Gestión del Riesgo de Desastres y la Secretaría de Infraestructura, la Alcaldía de Paz de Ariporo, el diputado Alejandro López y la comunidad.

Según lo manifestado por Guillermo Pérez, director de Gestión del Riesgo en Casanare, la emergencia se presentó debido a la erosión y socavación lateral activa sobre la aleta de la margen derecha, donde había quedado totalmente desprotegido el estribo del puente, debido al cambio brusco de dirección del caudal.

“Una vez se conoció la situación, el gobernador Salomón Sanabria ordenó movilizar la maquinaria hacia el sector, con la cual redireccionamos el río hacia su cauce normal y se brindó protección con esta obra, que históricamente ha venido dando resultados en afluentes de estas características”, señaló el funcionario.

La intervención inmediata de Salomón Sanabria como primera autoridad del Departamento, que contó con el apoyo de varios actores, beneficia de manera directa a por lo menos 500 familias campesinas, e indirectamente a toda la población de los tres municipios antes mencionados, pues el corredor vial conecta las tres municipalidades y sirve como vía alterna hacia Sácama y La Salina.

Comentar
Etiquetas
Cerrar
Abrir chat
¿Tienes Algo que contarnos?