23 de julio de 2024 - 12:11 AM
Home Noticias Generales «Respétenle la vida a mi hijo»: madre de soldado casanareño secuestrado por el ELN
GeneralesNoticias

«Respétenle la vida a mi hijo»: madre de soldado casanareño secuestrado por el ELN

En su vivienda en Paz de Ariporo, Casanare, doña Marlen Rodríguez, todavía guarda el recuerdo de la última conversación que sostuvo con su hijo el soldado profesional Clayder Antonio Rodríguez, pocos días antes de ser secuestrado por la guerrilla al norte de Boyacá

Eso fue hace más de una semana. Él la tenía acostumbrada a llamarla tres veces al día, siempre y cuando hubiera señal del celular.

“Me dijo mami te quiero mucho. Me haces falta. Y me preguntó si me había tomado las medicinas, porque he estado un poco enferma”, dijo doña Marlen con la voz entrecortada.

Y suspirando, mientras un par de lágrimas se desgranaban por su hijo, recordó que le había prometido venir en diciembre y que tal vez se demoraba unos días en volverse a comunicar con ella porque el sitio hacia donde se dirigía la tropa era difícil la comunicación. “Fue la última vez que escuché su vocecita”.

De su hijo Clayder Antonio volvió a saber este lunes cuando recibió la llamada de una capitán del Ejército, quien le relató la triste noticia.

Su hijo estaba en el grupo de soldados que custodiaba a funcionarios de la Registraduría en zona rural de Guicán (Boyacá), donde murieron 12 uniformados y tres más resultaron heridos; mientras que dos más, entre ellos Clayder, fueron secuestrados.

“Sentí que el mundo se me venía encima, porque mi hijo Antonio es la luz de mis ojos. Dios mío, ¡cuánta falta me hace!”, habló la afligida madre.

Y contó que Clayder Antonio lleva 4 años en el Ejército, a donde ingresó por petición suya porque en Casanare no encontraba  un trabajo y en la vida militar además de ganar para el sustento de la familia, podía servirle a la Patria: “Pero mire, sirviéndole a la patria la guerrilla me lo arrebata”.

Doña Marlen guarda la esperanza de que no le hagan daño y que cuando vuelva a sonar el teléfono sea su hijo el que le esté diciendo que volvió a la libertad.

“Por favor, que lo liberen pronto, que le respeten la vida, que me devuelvan a mi muchachito. El es un muchacho bueno que quiere tanto a su mamá como quiere a su Ejército y al país”.,

Written by
Redacción Chivas

Periodista, Director de www.laschivasdelllano.com y www.laschivasdecolombia.com