25 de mayo de 2024 - 1:11 PM
Home Chivas del Dia Patrullero boyacense fue asesinado en la masacre de Neiva
Chivas del DiajudicialNacionalNoticias de BoyacaNoticias de Colombia

Patrullero boyacense fue asesinado en la masacre de Neiva

Fueron 11 años, 10 meses y 22 días los que Jhon Fredy Bautista Vargas estuvo activo en la Policía nacional, hasta que la tarde de este viernes se convirtió en uno de los ocho uniformados vilmente asesinados en una emboscada con explosivos seguida de un ataque con ráfagas de fusil y otras armas en área rural de la capital del Huila.

El patrullero Bautista, había nacido hace 31 años en el municipio de Pesca, donde también cursó sus estudios de primaria y bachillerato para luego ingresar a la Escuela de Policía Rafael Reyes de Santa Rosa de Viterbo donde se graduó como patrullero en el año 2010 y fue enviado a la Estación de Aquitania. Actualmente era integrante de la fuerza disponible Metropolitana de Neiva, donde completaba 9 años, 2 meses y 7 días.

Hijo de Hilder Brandon Bautista Moreno y Blanca Cecilia Vargas de Bautista, quienes vivían en Bogotá y estaba casado con Erika Christine Coqueco Cabrera y era el padre de Jhon Alexander Bautista Coqueco de 6 años de edad, y un hijastro, con quienes vivía en Neiva.

El boyacense cayó en la emboscada perpetrada sobre las 2:30 de la tarde de este viernes en la vereda Corozal, ubicada a cuatro horas de Neiva, contra uniformados adscritos a la Comisión de Policía San Luis y que se convierte en el peor ataque contra la Institución bajo el gobierno e Gustavo Petro.

Según la información de la Policía, los uniformados: 2 Intendentes, 2 Patrulleros y 4 auxiliares, estaban participando en una actividad de bienestar social en el Comando Menev y habían salido de la unidad a las 10:30 horas con destino al corregimiento San Luis.

Junto al patrullero boyacense, también fueron asesinados los intendentes Wilson Jhair Cuellar Lozada y Luis Alberto Sabi Gutiérrez; el también patrullero Duberney Carreño Rodríguez, y los auxiliares Andrés Mauricio Pascuas Figueroa, Gustavo Alberto Esquivel Rojas, Cristian Ricardo Cubillos Borbón y Santiago Gómez Endez.

La noticia del asesinato de este policía pescano se conoció precisamente mientras en Tunja un grupo de familiares, amigos y compañeros del mayor de la Policía, Julián David Gámez Amaya adelantaban una caminata y manifestación, para reclamar que se dé con el paradero del oficial quien completa tres meses desaparecido, en hechos que siguen siendo materia de investigación tras un operativo en Pereira, en el que él no participó. Como era lógico, hasta anoche, aún no se conocían los detalles de las honras fúnebres del patrullero boyacense.

Fuente: Boyacá 7 Días

Leave a comment

Deja una respuesta