Connect with us

Generales

«No agredí a nadie, yo me defendí»: Elizabeth Cutha

Published

on

La diputada rompió su silencio. Habló con el portal de noticias La Reportería.

 El sábado 11 de octubre,  sobre las 6:30 de la tarde, la diputada Cutha, se encontraba conociendo una bodega en donde habían varios elementos que podrían servir para adaptar el Centro de Atención Integral a Población que Consume Sustancias Psicoactivas, proyecto que viene liderando,  cuando tres perros atacaron a su hija Lorena y la mordieron.

Al presentarse el accidente con los caninos que según Elizabeth Cutha, tenían “una baba blanca en la boca”, creció la angustia y de inmediato se dirigió al Hospital de Yopal, en donde no había nadie atendiendo, por lo que ella ingresó abruptamente a pedir auxilio.

“Llegué angustiada como le sucedería a una mamá, cuando un hijo suyo está accidentado, pero jamás dije que era diputada. Es más ni siquiera llamé a la secretaría de Salud del departamento o al gobernador,  para que me dieran un trato referencial”, señaló.

Dijo Cutha que lo único que le  dieron fue una gaza y un jabón y que ella misma le limpió la herida a su hija, porque cada vez brotaba más sangre de la herida. Cuando por fin apareció un médico, ella preguntó por su nombre y el galeno en términos desafiantes, le dijo “Aquí a nadie se le da el nombre y de inmediato volteó su carné”.

Fue en ese momento que Elizabeth quiso quitarle el carné al médico y el guardia de seguridad se le abalanzó a Cutha y una persona que iba con ella, retiró al guardia de seguridad y este intentó desenfundar su arma (celador), como se observa en el video que está rotando en redes sociales.

Procedimiento  Express

Cuando sucede este hecho, la gente gritó que llamaran a la Policía y luego Cutha se encontraba cancelando el servicio médico prestado y en menos de media hora, llegaron 4 hombres de la Policía Nacional a llevarse esposada a la Diputada.

“Estos hombres me atacaron y yo me defendí. Me manosearon y como empecé a gritar, me taparon la boca y ahí le mordí el dedo a uno de ellos.  Cómo explicar que una mujer que mide 1.52 metros de altura haya agredido a los 4 policías y al médico, cuando el más bajito, medía  1.70 en promedio, se preguntó la Diputada”, indicó.

Explicó Cutha que se la llevaron esposada como a una delincuente y que para curarse en salud, exigió que le hicieran una valoración médica y la prueba de alcoholemia. “Pero a mí nunca me mostraron la orden de captura”, dijo.

Lo cierto es que a la Presidenta de la Asamblea la dejaron en el calabozo como a cualquier persona que haya transgredido las leyes y sobre las 4:00 de la mañana, cuando le permitieron ir al baño, se llevó una gran sorpresa.

“Vi salir de la URI al médico y a los 4 Policías que me atacaron. Es raro que el médico que estaba de turno, en lugar de estar trabajando, se haya ido a esa hora y con los 4 policías…pareciera que estaban cuadrando la misma versión”, aseguró.

Los videos

Insistió Cutha en que solamente mostraron una parte del video. “Por qué no  mostraron el video de cuando los 4 Policías me atacaron; por qué no mostraron cuando funcionarios del Hospital también me atacaron. Solo se dedicaron a mostrar lo que más les convenía”, aseguró.

Otro desacuerdo de Elizabeth Cutha, es que nunca le mostraron los resultados de la prueba de alcoholemia que le practicaron horas más tarde de las agresiones, sino que conoció el dato hasta el domingo y allí se plasmó que registraba un grado de alcohol, es decir, el equivalente a haber consumido una cerveza, expresó.

 Al final, según examen médico que practicó un médico del Hospital de Yopal, a Cutha le dieron 5 días de incapacidad. “Nunca estuve de acuerdo en que me valoraran en el Hospital porque ellos fueron juez y parte”.

Hasta el momento, no se conoce un pronunciamiento oficial ni del Hospital de Yopal ni de la Policía Nacional.

Aunque no hay claridad sobre cómo sucedieron los hechos, la ciudadanía ha rechazado esta actuación bochornosa que envuelve a una diputada, a un médico del Hospital de Yopal y a 4 Policías que prestaban servicio en la capital de Casanare

Continue Reading

Siguenos en twitter

En Tendencia