Maní: Le ofreció $15 mil y lo que hizo fue abusar del niño

Por falta de pruebas el conductor abusador anda libre en su tractomula

Carmen ( nombre cambiado por petición de la víctima) cuenta que el pasado viernes en la noche su hijo llegó hasta el ludar donde ella trabaja. «Lo ví como achantado. Se le veía adolorido,  con pena y con los ojos llorozos. Me contó que el conductor de la tractomula a la cual le hacía aseo a veces, le había ofrecido $15 mil pesos para que se subiera a la cabina», dijo la señora.

El niño inocentemente se subió. Cuando estaba en el carro el tipo le tapó la boca y lo comenzó a tocar por todos lados, cometiendo acto sexual abusivo. «Me amenazó con matarme si le contaba a mi mamá o a cualquiera de mi familia», recordó ella mientras relataba que su muchacho le había contado que además «el hombre le dijo que si iban a un hotel a seguir terminando lo que habían comenzado en el carro le daba otros $50 mil».

«Yo no aguanté la situación y corrí para la Policía a denunciar lo sucedido. Los agentes acudieron al sitio donde estaba la tractomula, un parqueadero enseguida de donde vivimos. Allí el niño dijo quién era el abusador y la Policía lo capturó», relató doña Carmen.

«Llevamos a mi hijo al puesto de salud para un examen médico, pero no fue posible hacerlo porque el médico se encontraba en Yopal llevando un paciente. Entonces tocó llevarlo al Hospìtal de Aguazul donde el reporte del médico dictaminó que había sido abusado», agregó doña Carmen, quien confirmó que los resultados se los dieron a la Policía.

Esa noche fue de angustia. El niño no durmió y la sentida madre insistía que se hiciera justicia. El sábado doña Carmen amplió la denuncia ante la Sijín, mientras que el conductor se paseaba feliz, risueño y libre en su tractomula. «Me saludó con una risa satírica», dijo la madre del menor.

Las Chivas del Llano conocieron que el fiscal que conoció el caso no «encontró pruebas contundentes» por lo que el conductor quedó libre pero vinculado con la investigación. Con nuevas pruebas, será llevado ante un juez de Control de Garantías.

Hoy doña Carmen espera que su hijo se recupere de esos malos momentos, que los vecinos no le sigan preguntando si es verdad que el «muchacho fue abusado» y que «la justicia llegue y castigue al presunto abusador, para que personas como él cojan escarmiento y no absuen de los niños»

Spread the love

Comentarios de Facebook