Connect with us

Generales

La comunidad que se plantó contra la exploración petrolera en Casanare

Published

on

El portal web KIENYKE adelantó este informe en Paz de Ariporo, sobre cómo la comunidad lucha por salvar su medio ambiente.

Por:  / KIENYKE

Para el ganadero Hernán Braidy, de 45 años, Casanare , el lugar donde nació y ha vivido toda su vida, no es la misma tierra fértil que conoció su padre, de quien heredó el oficio de la ganadería. Ahora, denuncia, debido a la desmesurada explotación petrolera han muerto más de 20.000 animales entre chigüiros, babillas, tortugas y reces, que han dejado una tierra de muerte y sequía.

A mediados de los 80 las petroleras llegaron al Casanare. Desde esa época han ocupado cauces, construido pistas de aterrizaje, plataformas y tarraplenes, entre otros, que poco a poco han alterado el ecosistema del departamento, principalmente en el municipio de Paz de Ariporo. “Actúan sin licencia ambiental. Pedimos que se cesen su actividades y no sigan acabando los cauces porque están acabando con el departamento”.

Es por esto que Braydi, dueño de cinco haciendas en el municipio y miembro de una de las familias más reconocidas de la región, una de las tantas afectadas, instauró una demanda en contra de Parenco, que tiene un contrato de asociación con Ecopetrol, que les da vía libre para adelantar labores exploratorias en los predios Vergel y Chaparrito, lo que obliga a la población no solo a ceder terrenos a las petroleras, sino también a tolerar los daños ambientales que se han generado en la región.

En varias ocasiones Braydi, junto con otros habitantes de la región, ha hecho peticiones para que las petroleras dejen de realizar algunas prácticas que, según ellos, han sido las más perjudiciales para el medio ambiente. Sin embargo, aunque son escuchados por las firmas, no perciben ningún cambio en las actividades que realizan.

Sequia Casanare

“Hemos hablado con todas las autoridades involucradas pero no hemos visto solución”. El ganadero se refiere a la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) y a los ministerios de Ambiente y Minas, junto con los entes de control, como la procuraduría y la controlaría.

De acuerdo con la denuncia, uno de los puntos más controversiales por su impacto negativo sobre el medio ambiente es el de la sísmica, método utilizado en la etapa exploratoria para determinar si existe suficiente hidrocarburo para invertir en la zona. Mediante este método se realizan pequeñas explosiones en el subsuelo, las cuales generan una onda explosiva que permite encontrar formaciones de petróleo, atrapado en rocas de alta porosidad.

Los afectados argumentan que este sistema es contraproducente para los aljibes y corrientes subterráneas, según ellos, porque la explosión destruye las capas del suelo y subsuelo haciendo que se pierdan volúmenes de agua hacia el interior de la tierra, a la vez que se produce una alta contaminación con los distintos elementos de petróleo.

Los habitantes de Casanare, como lo han hecho otras personas a nivel mundial, alegan que este procedimiento afecta los recursos hídricos.

Los pobladores han interpuesto una demanda sustentada en el presunto daño de los acuíferos y en el recurso hídrico de su propiedad. Según los demandantes en las labores de exploración se incumplen las buenas prácticas de la industria y las normas técnicas de carácter ambiental.

Para Braydi se ha tipificado un delito derivado del daño en los yacimientos por la excesiva y desmesurada producción que pudo haber causado el daño en los acuíferos generando las sequía en los ríos y la muerte de fauna.

También busca poner contra las cuerdas a los ministerios de ambiente y minas. Según los afectados, estas entidades, encabeza de sus ministros, hicieron caso omiso a las denuncias de la comunidad y no pusieron límites a las compañías para el respeto del medio ambiente en la región.

La comunidad está a la espera del Fenómeno del Niño, que además del impacto ambiental de la exploración de hidrocarburos, puede hacer crítico el abastecimiento hídrico de la región.

Continue Reading

Siguenos en twitter

En Tendencia