Connect with us

judicial

Jimy Osorio, el duro de Fidupetrol que se cambió el nombre

Publicado

on

El jueves 30 de abril se hizo presente en la notaría 34 de Bogotá el empresario Jimmy Freddy Osorio Guevara, uno de los protagonistas del escándalo de Fidupetrol, que hoy tiene bajo investigación al magistrado Jorge Pretelt por un supuesto soborno.

Osorio, a quien la Contraloría acusa de quedarse con los 22.500 millones de pesos que Fidupetrol le manejó al departamento del Casanare, le pidió ese día a la notaria encargada, Claudia Leguizamón, que le modificara su identidad.

 Según dijo, quería proceder a “cambiar su nombre, de Jimmy Osorio por el de Jimmy Ocean Osorio, que es como quiere que se le conozca en su círculo social y familiar”.

Además, el 3 de junio le pidió a la Registraduría la rectificación de la cédula. El trámite lo hizo en la oficina para discapacitados y adjuntó un dictamen de un sicólogo que asegura que sufre ataques de pánico, ansiedad, depresión y estrés agudo.

La modificación no pasaría de ser un extraño episodio de no ser por dos aspectos de fondo.

Jimy osorio, Fidupetrol Chivas del Llano
Jimy osorio, Fidupetrol Chivas del Llano

Según la escritura, Osorio hizo presentación personal en la notaría, a pesar de que, desde noviembre del 2014, tiene prisión domiciliaria por estafa agravada.

La Fiscalía lo acusó de montar una oficina en el norte de Bogotá y haciéndose pasar como intermediario de la Confederación Colombiana de Transportadores, vendió cupos falsos, por mil millones de pesos, para tractomulas y volquetas. De hecho, la condena contra Osorio, quien aceptó cargos en la audiencia, está a punto de salir.

El segundo aspecto que preocupa está relacionado directamente con el caso Fidupetrol. La Fiscalía está por definir la participación de Osorio en el pago del supuesto soborno.Indagación

Con ese desembolso –según ha dicho el abogado Víctor Pacheco, preso por el escándalo– se buscaba que la Corte Constitucional, a través de una tutela, favoreciera a Fidupetrol, frenando el desembolso de los 22.500 millones.

Para la Contraloría es claro que fue Osorio quien ideó, estructuró y planificó el desembolso de los recursos a través de Fidupetrol, para financiar negocios personales. Y para ello usó su empresa Likuen Col S.A.

De hecho, Mauricio Castro, liquidador de Fidupetrol, asegura que los negocios de Likuen y de la firma, Cosacol, llevaron a la iliquidez de la fiduciaria y a la orden de intervención por parte de la Superfinanciera, en agosto del 2014.

“Con los antecedentes del señor Osorio, en conductas como estafa agravada, nos llama la atención el cambio de nombre y sus contactos con Australia”, le dijo a EL TIEMPO uno de los investigadores.

Por ahora, verificarán que permanezca en su domicilio, en la carrera 7 B con calle 108, a disposición de las autoridades.

También tienen domiciliaria Helbert Otero, principal accionista de Fidupetrol, a quien Víctor Pacheco involucró directamente con el escándalo que salpica al magistrado Pretelt. (Vea: Así es la mansión por cárcel que tiene Helbert Otero)

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com
@Uinvestigativa

Comentar

Casanare

Atracan en su casa a familiares del secretario Privado de la Gobernación de Casanare

Publicado

on

Ocurrió en el barrio Los Helechos de Yopal, y testigos dicen que fueron los de la Pulsar negra (más…)

Comentar
Sigue leyendo

Casanare

Ofrecían trabajo a mujeres en Yopal y les cobraban gastos de transporte con labores sexuales

Publicado

on

Así operaba la red desarticulada en Yopal, que tenía conexiones en Venezuela y el departamento de Arauca. Se explotaba a las mujeres de nacionalidad venezolana después de engañarlas por WhatsApp.

(más…)

Comentar
Sigue leyendo

Chivas del Dia

Clan familiar enviaba peluches rellenos de droga a las cárceles del país

Publicado

on

Un negocio que aparentaba dar alegría y entretenimiento a niños y niñas escondía un complejo modelo de tráfico de drogas.

La Fiscalía General de la Nación puso en evidencia una industria de peluches, cuya producción era utilizada para camuflar estupefacientes y enviarlos a diferentes cárceles del país y a Ecuador.

Esta fachada, al parecer, estaba a cargo de una familia. Mamá, sus dos hijos y algunos sobrinos, con sus respectivas parejas, serían los encargados de coordinar el acopio de marihuana y otras sustancias ilícitas, así como la elaboración y acondicionamiento de los juguetes de felpa, garantizar el transporte y recepción de los mismos.

Para este propósito criminal, la red narcotraficante, conocida como ‘Los Peluches’, habría conseguido la franquicia de una empresa de mensajería.

De esta manera, desde Bogotá movían los muñecos como encomiendas hacia los diferentes destinos. Están acreditadas 330 entregas de paquetes contaminados con droga.

Personal del CTI, adscrito a la Dirección Especializada contra el Narcotráfico, con apoyo del Ejército Nacional, logró la captura de cinco presuntos integrantes de ‘Los Peluches’ y la notificación de otros dos que permanecen privados de la libertad por una investigación distinta. Las diligencias se cumplieron en el sur de Bogotá y en Montería (Córdoba).

Comentar
Sigue leyendo

Siguenos en twitter

En Tendencia