16 de junio de 2024 - 11:16 PM
Home Chivas del Dia ¿Hijo del Presidente sí facturó a nombre de su padre?
Chivas del DiajudicialNoticias de ColombiaPolítica

¿Hijo del Presidente sí facturó a nombre de su padre?

Nicolás Petro

El expediente penal está abierto y el presidente Gustavo Petro notificado. Solo faltan por calificar los delitos y que se ejecute la citación a declarar. Así las cosas, Nicolás Petro –el hijo mayor del Jefe de Estado– ya tiene a cuestas una investigación en la Fiscalía por el manejo presuntamente irregular de más de 1.000 millones de pesos en efectivo de dudosa procedencia, la construcción de una red clientelista en el seno de la administración de su padre y hasta por intentar interferir en un negocio clave del Estado relacionado con la venezolana Monómeros. Hay de todo.

La piedra angular de este escándalo que le estalló a la familia presidencial en la semana más tormentosa de estos seis meses que van de la administración del primer gobierno de izquierda, está en una explosiva entrevista con Semana en la que Day Vásquez, exesposa de Nicolás, reveló que su expareja recibió en efectivo $600 millones del exconvicto traficante Samuel Santander Lopesierra Gutiérrez, alias Hombre Marlboro, y otros $400 millones del polémico contratista Alfonso del Cristo Hilsaca Eljaude, apodado El Turco.

La plata iba para la campaña presidencial del Petro, el papá, y se habría recibido antes de la primera vuelta, en el primer semestre del 2022. Pero, según Vásquez, el dinero nunca se le inyectó a la contienda política y, por el contrario, fue usado por el primogénito del Jefe de Estado para enriquecerse y hacer lujosas adquisiciones, muchas comparables a las extravagancias que en su momento se les vieron a los viejos narcotraficantes.

Para probar lo que dijo, Day Vásquez les entregó a Semana y a la Fiscalía más de 1.600 mensajes de WhatsApp que ella y Nicolás se cruzaron entre 2021 y 2023 –fueron pareja por 6 años–, en los cuales queda en evidencia cómo la plata se movía a través de terceros y en carros particulares para evadir los controles financieros y a la misma Policía. De hecho, quedó constancia de que varios millones, por instrucción del también diputado del Atlántico por el Pacto Histórico, fueron llevados desde Bogotá hacia Barranquilla.

“Un primo va mañana para Barranquilla; le podría decir a él que lleve 50 más. ¿O no?”, le escribió Day a Nicolás el 15 de julio de 2022. El hijo de Petro preguntó: “¿Y es de confianza?”. A lo que su ahora expareja la respondió de forma directa: “Claro, Julio César, el cantante; el de tu cumpleaños”.

La conversación, registrada a las 3:39 de la tarde de aquél viernes, continúa con una explicación de Nicolás de cómo y con quiénes podrían moverse hacia la Costa $200 millones: “50 Camilo, 50 Raisa, 50 Germán, 50 Melissa. ¿No?”. Y Day complementa: “Mi primo me dice que él ha pasado hasta 100”.

De entrada, este episodio deja la duda de cómo un diputado, cuyo sueldo no supera los 17 millones de pesos, puede tener tanto dinero en efectivo, lo cual deja abierta la puerta para que uno de los delitos que le puedan imputar sea enriquecimiento ilícito. Él niega todo, claro está.

Y no es lo único. En otro de los chats revelados este sábado se habla de la urgencia del hijo del Presidente por mover dinero justo dos días antes de la segunda vuelta presidencia, el 17 de junio del año pasado. Si bien no queda claro el destino y propósito del efectivo, los mensajes sí muestran el afán de Nicolás por acceder a parte de la plata que guardaba en una lujosa casa en Villa Campestre, Barranquilla, y que es la que habría comprado con parte de la plata que le sacó a Marlboro y al Turco Hilsaca.

—Tenemos que hacerlo —escribió Nicolás.

—Dile a Germán, o a tu primo —le respondió Day.

—No tiene en dónde. Mete eso en la maleta —insistió el hijo de Petro.

—Mételo tú, eso pesa. Yo no puedo —volvió a negarse la mujer.

—En una maleta, y dile a tu papá que traiga el carro urgentemente —agregó el primogénito.

Lo cierto es que la entonces pareja sabía de los riesgos de mover dinero en efectivo, que hasta ahora ni ella ni él han explicado bien de dónde sacaron, en plena época electoral. “Paran ese carro y tronco de mierdero”, advirtió Day.

Entre estas conversaciones, que la misma exesposa de Nicolás le entregó a la vicefiscal Martha Mancera en una reunión en Barranquilla en la tarde del viernes, también hay registro de cómo se estaban perdiendo algunos de los fajos que guardaban en la casa. Por ejemplo, el 9 de febrero de 2022 se cruzan mensajes sobre cómo se les estaban desapareciendo por lo menos $1,5 millones y de la necesidad poner cámaras de seguridad que vigilaran el efectivo.

Pese a los cuidados, y de la compra de una caja fuerte, para la primera semana de julio —un mes antes de la posesión de Petro, a la que Nicolás y Day asistieron en traje de gala y todo el tiempo se mostraron cariñosos ante las cámaras— se repitió el diálogo de la pérdida de “150 en cada fajo”. Días después de este episodio, el diputado le dijo a su expareja que su función era cuidar esa plata.

LA RED BUROCRÁTICA 

Estos diálogos, además, dejan en evidencia los nombres de personas como Camilo Burgos, primo de Nicolás, y de Germán Londoño, quien como contó este diario es la mano derecha del diputado y tiene vínculos directos con el alcalde de Medellín, Daniel Quintero.

Además, varios de los mensajes se dan en momentos en que el hijo de Petro buscaba la Gobernación de Atlántico aupado por el Pacto, contienda en la que no reportó algunos ingresos a su campaña y terminó multado con más de $170 millones en el Consejo Nacional Electoral (CNE). Ahora bien, a juzgar por los chats, tuvo y tiene con qué responder fácilmente por esas sumas.

Pero las revelaciones de Day Vásquez, que también derivaron en un expediente disciplinario en la Procuraduría, mostraron el acceso privilegiado que tuvo Nicolás Petro al gabinete de su papá. En efecto, en varios de las conversaciones de WhatsApp se lee que el ministro del Interior, Alfonso Prada, le habría facilitado “10 cupos” para tener burocracia dentro del autodenominado Gobierno del cambio.

En efecto, en una conversación de noviembre pasado el mismo Nicolás le cuenta a Day de lo que logró en una visita a Bogotá.

“¿Tienes a algún abogado que quieras ayudar? Eso sí, se tendría que venir para acá. Prada me dio unos cupos. Me dio 10 cupos. Tres los voy a dar para Ciénaga, uno para ayudar a mi mamá, uno para ti y 5 para el tema político de Barranquilla”, dijo el primogénito del Jefe de Estado.

Luego, unas líneas más adelante, dijo que los puestos a los que tendría acceso están entre el mismo Ministerio del Interior y la Defensoría del Pueblo, pero que las hojas de vida se deben remitir de inmediato para garantizar las contrataciones. Incluso, se habla de tener acceso a cargos en la Superintendencia de Notariado y Registro.

Este relato coincide con la entrega de la regional del Sena al grupo político de Nicolás Petro, que, de paso, se la cedió al clan de los Musa Besaile. Se sabe que uno de los hijos del condenado por corrupción y parapolítica, quien apareció en unas polémicas fotos junto al heredero mayor del Presidente, puso a una de sus fichas en esta entidad y luego fue traslado.

De todo esto el propio director del Sena, el exministro de Justicia y militante de Alianza Verde, Jorge Londoño, estaba enterado según lo reconoció él mismo esta semana. Además, Nicolás Petro habla de citas con otros ministros y jefes de dependencias, como el Departamento de Prosperidad Social, para presuntamente garantizar presencia burocrática.

“También tengo que concretar lo de la Cámara de Comercio y lo del Sena. Y unos proyectos (…) Amor, ya voy en camino al DPS”, se lee en parte de los chats. Day, luego de recibir estos mensajes, le dijo que se cuidara para evitar ruidos con su papá, aunque en ningún momento se opuso a lo de fondo y que puede derivar en una investigación por cohecho tanto para ella como para su exmarido: la repartija de cargos.

“Deja de reunirte con ministros y demás. Párale a eso, le van a mandar una carta a tu papá. (…) Mira que te lo estoy diciendo hoy, después no digas que no te advertí”, quedó consignado en un mensaje de finales de septiembre escrito por Day.

A todo esto se le debe sumar que en medio de las conversaciones apareció un capítulo que también deja muchas dudas. En varios de los diálogos se mencionó el tema de Monómeros, la firma venezolana que el Gobierno de Petro ha querido comprarle a Nicolás Maduro.

Según las conversaciones, Nicolás Petro quería intervenir en ese negocio para hacer inversiones que le permitieran mantener su lujoso tren de vida y que, de paso, le dejara millonarias ganancias.

Y aunque aún no es claro de qué forma pensaba hacerlo, o si esa era la ruta con la que quería blanquear todo el efectivo que guardaba en su casa de Barranquilla, lo cierto es que la Fiscalía comenzará una pesquisa a fondo para saber si este episodio en particular puede derivar en un expediente por posible lavado de activos.

En todo caso, el jueves el presidente Gustavo Petro quiso hacer un control de daños preventivo y sacó un comunicado pidiendo investigar a su hijo Nicolás y a su hermano Juan Fernando por el ruido que en torno a los dos. En cuanto al primero, todos estos episodios de posible corrupción; y, sobre el segundo, por los supuestos pagos que están haciendo narcos de varias ciudades para ganarse un cupo de la paz total.

Pero el tema en lugar de calmarse siguió subiendo de tono y ahora, por las declaraciones de Day Vásquez y los chats de Nicolás Petro, puede escalar hasta el gabinete, porque el hijo del Presidente aseguró reunirse con ministros como Irene Vélez y el ya exfuncionario Alejandro Gaviria, mas no es claro el propósito. Incluso, se habló de una cita cerca de la media noche con Mauricio Lizcano, director del Departamento Administrativo de Presidencia.

Y de todo, según Day Vásquez, ya estaba enterado el propio presidente Petro, pues a comienzos de febrero fue hasta Palacio, previa intervención de agenda con Laura Sarabia —jefa de gabinete—, para contarle todo esto que comenzó a destaparse por partes y que, según los primeros relatos, ocurrió a las espaldas del primer mandatario que en 200 años de historia republicana pone la izquierda en la Casa de Nariño. Está por verse qué tan cierto es.

En lo que puede ser una confesión vía WhatsApp de enriquecimiento ilícito, en los más de 1.600 mensajes que se cruzan Day Vásquez y Nicolás Petro hablan de movimientos de dinero en efectivo, incluso entre Bogotá y Barranquilla, a través de terceros. Solo en una conversación se preguntan cómo pueden trasladar $200 millones en efectivo. Uno de los diálogos se produce el 17 de junio, dos días antes de la segunda vuelta que ganó Gustavo Petro. Nicolás, el primogénito, le dice a Day que requiere con afán una plata: “Mete eso en una maleta y dile a tu papá que traiga el carro urgentemente”. Otros montos, más de $1.000 millones, se los sonsacó a un exnarcotraficante y a un polémico contratista con la excusa de inyectarlos a la campaña, pero se los quedó para lujosos gastos personales.

Una de las revelaciones más fuertes de este nuevo escándalo que, según el propio Nicolás Petro, el ministro del Interior, Alfonso Prada, le entregó “10 cupos” para repartir burocracia entre sus allegados. Incluso, le dijo a Day Vásquez, su exesposa, que sabía cómo entregarlos: “3 los voy a dar para Ciénaga, uno para ayudar a mi mamá, uno para ti y 5 para el tema político de Barranquilla”. Además, aseguró que necesitaba un abogado con urgencia para poner en uno de esos cargos, que no importaba quién fuera. Otras de las entidades que permeó fueron el Sena, el Departamento de Prosperidad Social, la Defensoría del Pueblo y la Superintendencia de Notariado. La expareja del primogénito de Petro en algún momento le dice que cuide esos pasos para evitar ruido con el Jefe de Estado.

En una arista nueva del escándalo, Semana publicó chats en los que Day y Nicolás hablan de la firma venezolana que Gustavo Petro le ha querido comprar a Nicolás Maduro. Petro, el hijo, afirmó que quiere invertir plata en ese negocio para garantizar ganancias que les permita mantener el tren de vida que llevaban para ese momento: “Tú no entiendes que se tienen que hacer inversiones, (…) esto es para una vaina grande que vamos a manejar. O si no averigua qué es Monómeros”. Y ante las dudas de su ahora expareja, el también diputado la contrataca: “Quieres vivir bien, pero no quieres invertir ni que yo haga lobby”. Una arista que se indaga es si esta posible inversión podría ser una ruta para blanquear el dinero en efectivo que la pareja guardaba en su lujosa casa en la capital del Atlántico.

Aunque todo el tiempo se dice que las acciones de Nicolás Petro fueron a las espaldas del ahora Presidente, lo relacionado con la recolección de $1.000 millones para supuestamente inyectarlos en la campaña ya está siendo indagado por el Consejo Electoral porque, así no haya llegado el dinero a la contienda, se recogió a nombre de ella. En cuanto al manejo de la plata en efectivo, que son millonadas, el Código Penal establece el delito de enriquecimiento ilícito, que pueda penas de hasta 22 años de cárcel. Y en lo relacionado a la repartija burocrática podría configurarse el cohecho, conducta ilícita que tiene condenas de hasta 12 años. Todo está en manos de la Fiscalía de Francisco Barbosa y de la Procuraduría que también le abrió un expediente disciplinario que podría significarle el fin de su carrera política. LA HISTORIA DE LA PLATA

Dayssuris del Carmen Vásquez (o Day, como la conoció Petro), le reveló a la revista Semana lo que ya le había dicho al Presidente en una reunión que sostuvieron el primero de febrero pasado.

Según ella, su exmarido recibió al menos mil millones de pesos de dos sujetos que han estado bajo los reflectores de la justicia: el excapo Samuel Santander Lopesierra y el opaco contratista Alfonso ‘el Turco’ Hilsaca, quien ya anunció denuncias por esos señalamientos.

La exnuera del Presidente asegura que la plata iba para la campaña de Petro, pero que su entonces esposo decidió comprar una casa de cerca de 1.600 millones de pesos, que finalmente no se concretó.

“Parte del dinero de lo que se entregó para esa casa lo tengo en un CDT. No se lo he devuelto a Nicolás. De hecho, él me quitó el esquema de seguridad por eso”, manifestó.

Dayssuris del Carmen Vásquez Castro, la exesposa de Nicolás Petro, el hijo mayor del Presidente de la República, ya entregó a la Fiscalía las pruebas que respaldarían la versión de que su exmarido recibió dineros de dos opacos sujetos.

La joven proviene del populoso barrio Santo Domingo, en Barranquilla. Según allegados, desde hace varios años se mueve en el mundo político y empezó a trabajar en la parte logística de varias campañas.

De hecho, es cercana a la actual gobernadora del Atlántico, Elsa Noguera, con quien trabajó.

Además, laboró en la UTL del entonces concejal Hollman Morris, en Bogotá. Y luego de la separación de su esposo, aseguran que se la vio en la campaña a la presidencia de Álex Char, con quién estaría trabajando en la actualidad.

GRUPO INVESTIGADOR 

Se conformó un grupo fiscales, investigadores y expertos que se dirigieron a Barranquilla (Atlántico) y ya iniciaron las primeras diligencias con la señora denunciante Day Vásquez, que públicamente ha suministrado información sobre el tema.

Frente a la seguridad de la señora Day Vásquez, la Fiscalía, en cabeza del director del Cuerpo Técnico de Investigación CTI y del director de Protección y Asistencia están examinando las condiciones de riesgo de la denunciante para generar las condiciones de protección que sean necesarias.

Con respecto a la solicitud de investigar a Juan Fernando Petro, hermano del Presidente, la Fiscalía ya había abierto una noticia criminal de oficio desde el 23 de enero pasado, con base en un informe presentado por la Sección de Análisis Criminal (SAC) del CTI.

El ente investigador continuará con las indagaciones que se iniciaron en el marco de la investigación sobre presuntos pagos realizados por narcotraficantes para obtener cupos en la paz total.

LA PROCURADURÌA 

La procuradora general, Margarita Cabello, ha explicado que tan pronto como supo de las demandas del presidente Petro, ha decidido abrir una investigación contra el primogénito de este al tratarse de «un servidor público», pues es diputado en la Asamblea del departamento de Atlántico.

«Nos corresponde abrir la investigación correspondiente para, después del debate probatorio, tomar la decisión que corresponda», ha dicho Cabello. /Colprensa/AFP/ElTiempo/El Colombiano/ HoyDiariodelMagdalena

Written by
Redacción Chivas

Periodista, Director de www.laschivasdelllano.com y www.laschivasdecolombia.com

Leave a comment

Deja una respuesta

Related Articles