Connect with us

Casanare

En Yopal capturan alias Fanny, presunta cabecilla de la red de apoyo del ELN en Norte de Santander

Published

on

La capturada haría parte del frente Juan Fernando Porras Martínez, que tiene influencia en el Catatumbo. De acuerdo con la información recopilada por parte de la inteligencia policial, a comienzos de este año, alias Fanny habría sido delegada como cabecilla de la red de apoyo al terrorismo de esta estructura

El Ejército Nacional de Colombia informó este miércoles 29 de junio, que en una operación conjunta con la Policía Nacional y la Fiscalía General de la Nación, se logró la captura de la presunta cabecilla de la red de apoyo al terrorismo del ELN, alias Fanny. La mujer fue detenida en Yopal (Casanare).

El oficial que dio la noticia de la captura de la presunta integrante del movimiento guerrillero fue el general Fabio Leonardo Caro Cancelado, comandante del Comando Específico de Norte de Santander.

“En un trabajo articulado, conjunto y coordinado se logra la captura de alias ‘Fanny’, integrante del frente Juan Fernando Porras Martínez, quien era la cabecilla de finanzas de esta estructura allá en el municipio de Tibú, en los sectores Versalles, Orú y Pachelly. Esta mujer era la que lideraba la recolección de las finanzas ilícitas especialmente del narcotráfico”, dijo el uniformado.

De acuerdo con la información recopilada por parte de la inteligencia policial, a comienzos de este año, alias Fanny habría sido delegada como cabecilla de la red de apoyo al terrorismo de esta estructura para generar corredores y delinquir en los sectores de Orú, Vesalles, Filo Gringo, Casa Tabla, Tres Curvas, Campo Seis, Tibú y El Tarra, en Norte de Santander.

De acuerdo con la Fundación Ideas para la Paz (FIP), en el Catatumbo confluyen tres dinámicas de violencia que requieren ser visibilizadas y abordadas de manera conjunta: primero, la inestabilidad en la regulación que ejercen diferentes grupos armados ilegales, que ha derivado en procesos de fragmentación y disputas.

Por otra parte, la presión e influencia de la crisis venezolana, “cuya imagen más visible es la difícil situación que enfrentan los migrantes”, y por último, el deterioro de la seguridad y el impacto humanitario, que se ha extendido desde el Catatumbo hacia la frontera del Área Metropolitana de Cúcuta.

En un informe realizado por la FIP sobre la situación de violencia en esta subregión del país, se establece que el Estado ha respondido, pero de manera fragmentada.

No es claro cómo lo esfuerzos en seguridad están generando las condiciones para implementar los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET), así como la transformación del territorio. Hay consenso en que la respuesta militar es necesaria pero insuficiente, especialmente cuando es reactiva e intermitente, y no garantiza la protección de las comunidades”, se destaca en el trabajo realizado.

Desde principios de este año, el Catatumbo ha sido escenario del recrudecimiento de la violencia en el país. De acuerdo con un trabajo investigativo de Caracol Radio, la presencia del ELN no es homogénea en todo el Catatumbo. De hecho, hay dos tendencias: La Magdalena que está más presente en El Tarra, San Pablo, Convención y la línea conocida como La Provincia que hace presencia, sobre todo, en poblaciones como Teorama, San Calixto y Hacarí.

La guerrilla, que contaría con más de 1.700 milicianos en la región, ha hecho presencia histórica en el territorio y se le atribuyen numerosos ataques la fuerza pública a finales del año pasado y en lo que va corrido de 2022.

INFOBAE

Continue Reading
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Siguenos en twitter

En Tendencia