Connect with us

Economía

El sector petrolero la tiene «cruda» para el 2015

Published

on

El exministro de Minas ve dificultades para la industria petrolera. Habló con RPTV

«Con todas las señales que tenemos del mercado petrolero hay que estar preparados para un año difícil para el sector en el 2015”.

 

Esta afirmación es de uno de los más destacados expertos en el tema energético en Colombia: el actual Director Ejecutivo de la Federación Nacional de Departamentos (FND), el economista Amylkar David Acosta Medina.

 

Su amplia experiencia en los sectores privado y público, en los que ha desempeñado importantes cargos -desde docente universitario hasta Ministro de Minas y Energía- lo convierten en una de los referentes para hablar sobre la crisis mundial del sector petrolero que afecta gravemente a los países productores y, en este contexto, a Colombia.

Acosta Medina concedió una entrevista para hablar de las singularidades de la crisis, la economía mundial y nacional y esbozar posibles soluciones a esta delicada coyuntura que afecta a las economías productoras del hidrocarburos, entre ellas, las de los integrantes de la otrora hegemónica Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP).

 

Cabe decir que Colombia ingresa anualmente 32 billones de pesos por exportaciones petroleras, renta que supone el 21 por ciento de los ingresos corrientes de la Nación, lo que se traduce en el 5.1 del Producto Interno Bruto (PIB) del país.

 

¿La caída del petróleo es la peor noticia económica para este año?

Amylkar Acosta, ex ministro de Minas. Foto Kien y ke

Amylkar Acosta, ex ministro de Minas. Foto Kien y ke

«Para Colombia indudablemente es un duro revés en la medida en que nuestras mayores exportaciones son de petróleo y, por eso, ya se está viendo afectada nuestra balanza comercial que acusa un déficit con tendencia a ser mayor”.

 

Vistas así las cosas la crisis petrolera presenta un comportamiento de efecto dominó: afectados los ingresos por exportaciones, disminuye la disponibilidad de divisas y aumenta el precio del dólar; decrecen los recaudos por impuestos, las regalías y la inversión extranjera, entre otros indicadores, desmejorando la economía nacional.

«Esto lógicamente pone en aprietos al gobierno para la financiación de sus programas de inversión, particularmente, los programas sociales lo que ha obligado a expedir una reforma tributaria tratando de suplir de alguna manera los ingresos que se van a dejar de recibir”.

 

Destaca Acosta que también se ha visto afectada la inversión extranjera directa porque más del 40 por ciento de ella tenía como destino el sector de los hidrocarburos. «En la medida en que estos precios han venido cayendo, las empresas replantean su portafolio de inversión, aplazan algunos proyectos y son más selectivas a la hora de hacer sus inversiones y esto se ve reflejado ya en una caída de la afluencia de esa inversión extranjera”.

 

Otra de las consecuencias para la economía es que al caer la inversión extranjera bajan los ingresos por exportaciones petroleras llegando menos divisas al país lo que afectaen la tasa de cambio.

 

«Este factor de la tasa de cambio llevó a que Colombia pasara, en muy corto tiempo, de ser el país con la mayor revaluación de la moneda a tener la moneda más devaluada y esto causa, desde luego, traumatismos y obliga al gobierno a que el próximo año haga ajustes desde el punto de vista fiscal”.

 

 

 ¿La perspectiva del próximo año será nublada para Colombia con la caída del precio del dólar?

«Desde luego, todos estos aspectos afectan el desempeño de la economía colombiana y ya el propio Ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, manifestó la decisión del gobierno de revisar a la baja la meta de crecimiento del año entrante y esto, en medio de un entorno internacional adverso, naturalmente que va a tener una incidencia sobre el empleo y las metas macroeconómicas del gobierno”.

 

 

¿Qué consecuencias puede tener esto para la gente del común?

«Para la gente común tiene una incidencia fundamentalmente porque van a ser menores los ingresos de los que dispone el Estado para cubrir programas de gran impacto social como, por ejemplo, Familias en Acción y todos los programas que maneja el Departamento para la Prosperidad Social (DPS) y, además, se puede frenar en alguna medida la celeridad que han venido adquiriendo las obras de infraestructura en el país, que son las grandes generadoras de empleo y el gobierno tiene que buscar alternativas de financiamiento para que esta dinámica que ha traido la economía no se detenga”.

 

 

Basado en su experiencia, ¿el año entrante qué puede pasar con el precio del petróleo?

«Lo que indica la oferta y la demanda de petróleo es que hay una sobreoferta de crudo de más de 2 millones de barriles diarios, adicionalmente a esto la Agencia Internacional de Energía (Por sus siglas en inglés, IEA: International Energy Agency) acaba de revisar a la baja las proyecciones por consumo para el año que son de 300 mil barriles menos, entonces, esta sobreoferta que tenemos hoy se va a mantener, por lo menos, para el primer sementre del año entrante”.

 

 

¿Se ven nubarrones  en la economía colombiana en el 2015?

«Indudablemente, Colombia ha venido creciendo en los últimos años muy por encima del promedio de la región pero ya hemos venido estableciendo a través de los reportes del DANE (Departamento Administrativo Nacional de Estadística) de qué modo el crecimiento del primer trimestre de este año fue mayor que el segundo y el segundo fue mayor que el tercero, es decir, aunque seguimos creciendo a unas tasas que están por encima del promedio de América Latina de todas maneras lo que se observa  es que se está dando indudablemente una desaceleración del crecimiento de la economía”.

 

 

¿Son las medidas de la OPEP, de no cortar su producción y, obviamente, bajar el precio del barril, una carga explosiva para aquellos países productores que producen más caro?

«El único de los países que hacen parte de la OPEP que puede estar en ese propósito, aunque lo niega, es Arabia Saudita, que ha venido aplicando efectivamente una política de dumping de precios, en el sentido de que mientras le sube el precio a algunos de sus clientes, como a Estados Unidos, baja el precio a otros y eso se ha interpretado como una intención manifiesta de tratar de sacar del mercado la mayor producción que se está dando en Estados Unidos”.

 

Cita Acosta Medina, por ejemplo, que Arabia Saudita buscan sacar del mercado el petróleo proveniente de yacimientos no convencionales en donde se ha venido aplicando la tecnología de fracking (Extracción por fractura hidráulica).

 

«Yo creo que ahí están tacando burro por que lo que se ha podido demostrar es que, hecha la inversión las empresas tiene que resistir la bajada de los precios ya que están comprometidas en esos proyectos, además, la tecnología ha ido mejorando y haciéndose más eficiente y ya se habla de crudos provenientes de yacimientos no convencionales en Estados Unidos estarían en condiciones de resistir hasta un precio de 50 dólares el barril”.

 

«De manera que todavía estamos muy lejos de que una medida como esta pueda, de alguna manera, contrarrestar el poder que ha adquirido Estados Unidos que ha cambiado la geopolítica del petróleo que giraba antes alrededor de la OPEP y hoy tiene como el gran protagonista a Estados Unidos”.

 

 

¿Colombia podría volverse como Venezuela dependiente del petróleo y quedarse ahí sin desarrollar otras cosas?

«Ese es un error del pasado que obedece a un modelo económico que hemos tenido en el país y que no es el caso de Colombia únicamente  porque eso se ha dado en el resto de América Latina, como es el proceso de reprimarización de nuestras economías” (Reprimarización: tendencia a la reorientación de la economía hacia las actividades agropecuarias con la consecuente destrucción del tejido industrial, pérdida de empleos y efectos regresivos en la distribución del ingreso.)

 

 «Ahora estamos en el peor de los mundos, porque, el país venía manteniendo estos ritmo de crecimiento jalonado por el crecimiento del sector minero y energético y ahora estamos en el cuarto menguante de ese auge y no estamos en condiciones para que los otros sectores que han sido afectados puedan repuntar”.

 

«Habrá que hacer un gran esfuerzo por parte del gobierno para que haya un repunte del sector industrial que sigue todavía de capa caída”, finalizó Acosta Medina.

FUENTE RPTV

FOTOS: KIEN Y KE

………

Siguenos en twitter

En Tendencia