Connect with us

Generales

Andrés, la Rueda que faltaba en la vía de la prosperidad

Published

on

Andrés Rueda, el mismo que construyó el hospital de Yopal, acusado de tener vínculos con paramilitares, es también socio de Assignia, contratista de una obra nacional.

ANDRES_RUEDAHace once días y con casi mil puntos, el Consorcio Ribera de Este se ganó la construcción de la polémica Vía de la Prosperidad, que adjudicó el gobernador del Magdalena, Luis Miguel Cotes, a pesar de los reparos de fondo del Gobierno.

Aunque la competencia con otros consorcios estuvo cerrada, la experiencia internacional de la empresa española Assignia Infraestructuras pesó a la hora de elegir al ganador. Según su historial, hace parte de un grupo internacional (Essetium) con más de 30 años de experiencia, y ha construido líneas de alta velocidad, túneles y estaciones para trenes.

Pero documentos en poder de EL TIEMPO muestran que Assignia y su sucursal en Colombia no pasan por su mejor momento económico. El 5 de junio, el juzgado 27 civil del circuito de Bogotá ordenó embargar a la sucursal en Colombia.

El socio y los ‘paras’

El demandante es Haad y Olier E. U., empresa que le alquiló equipos para la construcción del quinto tramo de Transcaribe, obra tasada en casi 30.000 millones de pesos, que Assignia y sus socios no concluyeron.

El embargo sigue figurando hoy en el registro de Cámara de Comercio de Assignia, aunque gente cercana a la empresa dice que ya buscó un arreglo.

En cuanto a la obra con Transcaribe, el asunto está en los estrados, pues Assignia alega que fueron ellos quienes terminaron unilateralmente el contrato porque les incumplieron con la entrega de unos predios.

Dos meses antes del embargo, la empresa española se enteró de que perdió un contrato con Fonade por cerca de 57.000 millones de pesos para la construcción del edificio del archivo del Ministerio de Hacienda y la restauración de unas casas.

A funcionarios les ha llamado la atención que Assignia se presentó a ese proceso en asocio con Argeu S. A., constructora que gerencia el ingeniero Andrés Rueda Gómez. Rueda ha sido mencionado en declaraciones de un jefe ‘para’. De hecho, en el 2007, se tuvo que retirar de la campaña de Uribe en Casanare (ver ‘El socio…’).

EL TIEMPO estableció, además, que en España Assignia también es noticia por temas judiciales y de plata. A principios de año, tuvo que refinanciar una deuda de cerca de 200 millones de euros (unos 500.000 millones de pesos) que tiene con varios bancos y que pidió postergar su pago hasta el 2016.

También se supo que entró en pleito con la Constructora Hispánica, firma envuelta en un escándalo de corrupción que Assignia compró, en el 2009, por 60 millones de euros. Al parecer, Assignia encontró ‘vicios ocultos’ en la contabilidad.

Reunión con la Ministra

EL TIEMPO buscó a Ángel Miguel Tascón Blanco, representante legal de la sucursal de Assignia en Colombia, y lo enteró tanto del asunto de las deudas en Colombia y en España, como el del ingeniero Andrés Rueda.

No obstante, Tascón hizo saber que “por política de la empresa, no puede hacer ningún pronunciamiento”, y que evaluará la noticia, una vez publicada, y emitirá un comunicado. Lo único que dijo una fuente cercana a Assignia es que desconocían las versiones sobre Rueda.

El miércoles, la ministra de Transporte, Cecilia Álvarez Correa, y el gobernador del Magdalena, Luis Miguel Cotes, acordaron crear una mesa de trabajo para buscar una salida de carácter jurídico a la adjudicación de la obra, tasada en 460.000 millones. La Ministra insiste en que la adjudicación tiene vicios de nulidad y también hay reparos de la Contraloría y del Invías.

Andrés Rueda, el socio de Assignia

A finales del 2010, el nombre de Andrés Rueda salió a relucir en la Fiscalía luego de que el paramilitar Daniel Rendón, alias ‘don Mario’, entregó un video en que se ve al ingeniero con varios personajes del Casanare. Según ‘don Mario’, esa es la prueba de que Rueda habría sido intermediario entre las Autodefensas y políticos financiados por ese grupo. El ‘para’ agregó que el ingeniero se quedó con contratos en esa zona. En otro episodio, en 2001, Emiro Pereira, concuñado de los Castaño Gil, fue capturado con un cheque, por 10 millones de pesos, a nombre de Rueda, el cual intentó destruir. EL TIEMPO contactó, desde el martes, al abogado del ingeniero para hablar de esos señalamientos contra su cliente que, según él no tiene ningún impedimento para contratar o condena. Y aunque dijo que hablaría con él para dar respuesta, al cierre de esta edición no se había pronunciado. todo caso, Rueda ha negado cualquier nexo con ‘paras’. Y dice que nunca tuvo reuniones con jefes del ‘bloque Centauros’ y que, si bien los vio una vez, le aclarará a la justicia las circunstancias. En cuanto al cheque, explicó que fue un negocio de reforestación que no resultó.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com

Siguenos en twitter

En Tendencia