12 de abril de 2024 - 7:01 PM
Home Chivas Channel Una colombiana está detrás de los emojis de Apple
Chivas ChannelChivas del DiaDestacadasEntretenimientoInternacional

Una colombiana está detrás de los emojis de Apple

Ángela Guzmán

La colombiana Ángela Guzmán, quien emigró a Estados Unidos a los 8 años, tuvo la oportunidad de estudiar diseño gráfico en la Escuela de Diseño de Rhode Island. Ella fue una de las dos mentes creativas que crearon los primeros emojis en 2008.

Por Voz de América, en alianza con el Sistema Informativo Las Chivas del Llano

En un mundo donde los emojis se han convertido en una forma universal de comunicación, capaces de expresar emociones que a veces las palabras no consiguen, resulta sencillo pasar por alto el origen de estas pequeñas imágenes y aquellos creativos detrás de estos íconos.

“En ese momento yo no tenía ni idea de que este proyecto iba a crecer tanto en los años”, dijo Ángela Guzmán, una colombiana que, junto a su mentor, se encargó de darle vida a casi 500 emojis en 2008.

Guzmán, originaria de Bogotá, emigró a Estados Unidos a los 8 años. Allí, tuvo la oportunidad de estudiar diseño gráfico en la Escuela de Diseño de Rhode Island.

«Yo había conocido a un par de compañeros que iban a otra universidad cerca de la mía y que estaban estudiando ingeniería de sistemas. Ellos me dijeron: ‘Ángela, ¿por qué no vienes a esta universidad y chequeas lo que están hablando aquí las compañías como Apple?’,»dise contó Guzmán en entrevista con la Voz de América.

A pesar de que el representante buscaba ingenieros, Guzmán se presentó al evento y no dudó en aprovechar la oportunidad.

«Yo esperé hasta el último momento y, ya cuando todo el mundo había terminado con sus preguntas, le dije: ‘Hola, soy Ángela, no estudio en esta universidad, pero soy diseñadora y quiero aplicar'», recordó la emprendedora.

Fueron esas palabras las que marcaron un antes y un después en su vida.

Junto a su mentor, la colombiana se encargó de darle vida a casi 500 emojis en 2008.
Junto a su mentor, la diseñadora colombiana se encargó de darle vida a casi 500 emojis en 2008.

Rompiendo Barreras

En la ciudad de Cupertino, donde se ubica la sede central de Apple, Guzmán se encontró con un pequeño pero poderoso equipo, estrechamente vinculado a la leyenda tecnológica y cofundador de la compañía, Steve Jobs.

«Creo que sólo había una mujer más a mi cargo», dijo la diseñadora, destacando la falta de diversidad de ese momento.

Si bien es cierto que el diseñador japonés Shigetaka Kurita fue quien creó los primeros emojis en 1999, en Estados Unidos y en el resto del mundo estos íconos eran algo extraños. Sin embargo, inspirados por esa primera generación, Guzmán y su mentor, un puertorriqueño, se pusieron manos a la obra.

La mayoría de los emojis tienen una historia

Cada emoji que diseñó tiene una historia y muchos de ellos tienen un toque personal. «El primer emoji que yo diseñé fue el anillo de compromiso (💍)», explicó Ángela, «lo escogí porque tenía diferentes texturas que me iban a retar».

Sin embargo, su creatividad y conexión personal con los emojis van más allá. Uno de los emojis más personales para Ángela es el del vestido azul (👗). «En ese momento, mi hermana estaba diseñando un vestido en la vida real de ese mismo color azul café con ese mismo corte. Yo lo basé en ese vestido. Entonces es literalmente como una copia de lo que ella había hecho», reveló Ángela.

El emoji del bikini rosado con toques amarillos (👙) tiene su propia historia. «Viene de una canción en inglés. Es una canción antigua que recuerdo haber escuchado en mi infancia», añadió Ángela.

La canción a la que se refiere es “Itsy Bitsy Teenie Weenie Yellow Polkadot Bikini” de Brian Hyland lanzada en 1960.

«Decidí que también tenía que tener algo único, por eso tiene esos puntitos de colores amarillos», dijo la diseñadora.

Un legado personal

Hoy en día, los emojis que Ángela ayudó a crear han trascendido las pantallas de nuestros dispositivos para integrarse en múltiples aspectos de la cultura popular.

«Ahora están en juguetes, en galletas, en la ropa, en videos; prácticamente en todas partes», compartió Ángela. Sin embargo, el impacto más significativo de su trabajo se hizo evidente en un momento íntimo: cuando su hija de seis años descubrió que su madre había sido una de las mentes creativas detrás de estos icónicos símbolos.

Este reconocimiento por parte de su hija la llevó a una reflexión más amplia: «cuando uno tiene ejemplos en la vida real de personas que han pasado por esas puertas, se hace más posible en la mente de mucha gente que eso se puede hacer», concluyó la emprendedora.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestros canales de YouTube, WhatsApp y al newsletter. Activa las notificaciones y síguenos en Facebook, X e Instagram.

Written by
Redacción Chivas

Periodista, Director de www.laschivasdelllano.com y www.laschivasdecolombia.com

Leave a comment

Deja una respuesta