Connect with us

Chivas del Dia

Tributaria recaudaría $25 billones en el primer año

Published

on

El golpe al bolsillo de los colombianos por cuenta de la reforma tributaria que presentará el presidente electo, Gustavo Petro, el próximo 7 de agosto y que busca recaudar más de $50 billones, no será en un solo jalón.

Así lo aseguró José Antonio Ocampo, futuro ministro de Hacienda y Crédito Público al dejar en claro que la meta global establecida será progresiva a medida que ofrezca resultados la lucha contra la evasión por parte de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian).

“Estamos viendo con esta entidad de cuánto puede ser el recaudo. Nunca hemos hablado de $50 billones desde el inicio de los cobros, ya que esto sería gradual. Por ejemplo, comenzamos entre $25 billones y $30 billones en el primer año, y poco a poco se va a aumentando, sobre todo porque el control a la evasión dará resultados de forma progresiva”.

Aunque todavía se trabaja en el texto con todo el articulado de la reforma, Ocampo ha explicado en diversos escenarios que en dos o tres años se llegaría al recaudo de los $50 billones por año, incluso que la cifra podría ascender a $75 billones. Así mismo, que el enfoque estará en el impuesto de renta a las personas naturales; un tributo en el que, a su juicio, hay una “gran disparidad”.

Por encima de $10 millones

Si bien, lo clave de la iniciativa tributaria estará enfocado en la carga impositiva de las personas naturales, el articulado cobijaría en particular a 420.000 colombianos (como lo asegura el equipo económico del presidente electo), quienes serían los que perciben ingresos por más de $10 millones al mes.

“No decimos que todas ellas (que ganan más de $10 millones) sean igualmente responsables de tributar más en la misma proporción. Es un grupo de gente con buenos ingresos, pero algunos viven de su salario y la idea es pedirles una contribución adicional de un poco, nada excesivo. Hay otros que se han venido beneficiando de medidas que les permiten evadir o eludir y se les solicitará que cumplan su responsabilidad con la sociedad colombiana”, dijo Luis Carlos Reyes, futuro director de la Dian

El número de connacionales que devengan un salario mensual por encima de los $10 millones llama la atención, si se tiene en cuenta que según los registros de las personas que cotizan a seguridad social por más de esta suma no supera los 190.000 colombianos.

Y más, si los mecanismos de vigilancia de la Dian no pueden ejercer control sobre un número sin calcular de dueños de negocios y pymes que usan las sociedades para atender sus obligaciones tributarias particulares, o de los profesionales independientes que por sus prestaciones de servicios cobran en efectivo.

Además, de acuerdo con el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) el promedio mensual de ingreso de un colombiano de clase alta en el 2021 fue de $6,46 millones.

La fórmula que pretende implementar Reyes, una vez asuma la dirección de la Dian, según lo explicó en una reciente entrevista al diario El Tiempo, es limitar a $4 millones el valor de la renta exenta de todo contribuyente que perciba más de estos $10 millones, para buscar que quienes más salarios tengan, paguen más impuestos sobre una porción de sus ingresos que no fue calculada en el momento del impuesto.

Primera meta: $50 billones

Para el próximo gobierno, en materia de recaudo tributario la meta es clara, recoger $50 billones, y para lograrlo pondrán en práctica tres estrategias: una reforma progresiva y auditoría tributaria; el incremento gradual del recaudo en los próximos tres años, partiendo del 2023; y fortaleciendo la capacidad focalizadora de la Dian.

El otro foco, al cual le apunta el nuevo gobierno tiene que ver con el gravamen a las bebidas azucaradas, y cuyo objetivo es financiar con los recursos recaudados los gastos en salud y desincentivar el consumo de esos productos procesados.

Para la ministra de Salud designada, Carolina Corcho, este impuesto además de tener efectos saludables en la salud pública porque desincentiva el consumo de gaseosas y azúcares, disminuyen las enfermedades crónicas no transmisibles.

La iniciativa que hará parte del llamado paquete de impuestos saludables y que va acompañado de otro tributo a los alimentos ultraprocesados no es nueva para el Legislativo. En el 2020 se propuso un gravamen del 20% a las bebidas endulzadas, lo cual permitiría un recaudo de $2,5 billones que se pensaba podían ser destinados a financiar el déficit del sector salud.

Fuente: El Colombiano

Continue Reading
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Siguenos en twitter

En Tendencia