17 de mayo de 2024 - 7:19 PM
Home Chivas Channel Tres momentos inolvidables de la reina Isabel II que dejaron huella en Latinoamérica
Chivas ChannelChivas del DiaInternacionalPolítica

Tres momentos inolvidables de la reina Isabel II que dejaron huella en Latinoamérica

ARCHIVO - La Reina Isabel II saluda en Gloucestershire, Inglaterra, en de marzo de 2009.
ARCHIVO - La Reina Isabel II saluda en Gloucestershire, Inglaterra, en de marzo de 2009.

En sus 70 años de reinado, Isabel II protagonizó diversas anécdotas. Te contamos algunos de los momentos más curiosos que la monarca vivió con personalidades latinoamericanas.

VOZ DE AMÉRICA

A lo largo de sus más de 70 años de reinado, Isabel II de Inglaterra realizó nueve visitas de Estado a las Américas en nueve ocasiones en visitas de Estado, la primera en 1953 a Panamá y la última a Estados Unidos en 2007. En total, la monarca estuvo en cinco países de la región.

Pero más allá de esas visitas oficiales, la reina Isabel II será recordada en Latinoamérica por una serie de momentos inolvidables con algunos de sus personajes más relevantes, como los presidentes Hugo Chávez y Carlos Menem, o el mítico Pelé.

Foto de portada: ARCHIVO – La Reina Isabel II saluda en Gloucestershire, Inglaterra, en de marzo de 2009.

Isabel II y ‘O Rei’ Pelé:

El 1 de noviembre de 1968 Isabel II aterrizó en Brasil. Era la primera vez que un monarca británico visitaba el país. Junto a su marido el duque de Edimburgo, la reina estuvo en Salvador, Sao Paulo, Brasilia, Campinas y Río de Janeiro.

En la capital federal del país del carnaval, la pareja británica asistió a una recepción celebrada en el Palacio de la Alvorada, la residencia presidencial, ocupada por entonces por el presidente Artur da Costa e Silva, quien fallecería apenas un año después.

Después, Isabel II y su marido visitaron lugares como las playas de Río de Janeiro o el Memorial de la Guerra.

Sin embargo, uno de los momentos más destacados de la estadía de la monarca en Brasil, fue cuando asistió a un partido de fútbol entre las estrellas cariocas y las paulistas, en el emblemático estadio Maracaná, en Río de Janeiro.

La Reina Isabel II entrega un trofeo al jugador brasileño Edson Arantes do Nacimiento "Pelé". Cortesía: twitter @Pele
La Reina Isabel II entrega un trofeo al jugador brasileño Edson Arantes do Nacimiento «Pelé». Cortesía: twitter @Pele

Fue un evento que reunió a más de 80.000 personas y donde un joven Pelé, que en aquel entonces comenzaba a ser una celebridad mundial, marcó uno de los goles. Tras la victoria de los jugadores de Sao Paulo por 3-2, la reina fue la encargada de entregar un trofeo a un joven Pelé que empezaba a despuntar en el mundo del deporte.

Tres décadas después, el llamado ‘O Rei’ recibió el título de caballero de la Orden del Imperio Británico.

Isabel II y el intento de abrazo de Hugo Chávez:

El 24 de octubre de 2001, el presidente venezolano Hugo Chávez realizó una gira internacional que le llevó hasta el palacio de Buckingham, en Londres.

Tal y como muestran las imágenes de archivo, al entrar al salón donde le esperaba la monarca, el líder bolivariano se dirigió sonriente hacia ella: «Su majestad», dijo al acercarse a Isabel II.

“Qué gusto saludarla», añadió el expresidente, que seguidamente afirmó: “Es un gran honor estrechar su mano, majestad». Y tras estrechar la mano de la monarca con sus dos manos, Chávez levantó los brazos para abrazarla, un gesto que Isabel II no esperaba.

Ella, sin dejar de sonreír, dio un paso para atrás, y el socialista bajó sus manos.

Tras ese incómodo momento, la reina rompió el hielo al preguntar por la gira que el mandatario estaba realizando. Él le conto que había estado en Austria, Bélgica, Suiza, Francia, Rusia y Arabia Saudita.

“Le traigo un saludo de mi esposa, mis hijos y mi pueblo”, añadió Chávez. La monarca agradeció sus palabras y le invitó a sentarse.

Al tratar de abrazar a la monarca, el venezolano rompió todas las reglas protocolarias. Según indica la Casa Real, al saludar a un miembro de la institución, los hombres deben “hacer una reverencia” con la cabeza «o estrechar la mano de manera habitual».

Isabel II y un ponche argentino de vicuña:

El 28 de octubre de 1998, durante una gira oficial, el expresidente argentino Carlos Menem, visitó el palacio de Buckingham, en Londres, junto a su hija Zulemita.

En las imágenes de archivo se puede ver al exmandatario y a su hija bajando de un coche y acercándose a Isabel II y al duque de Edimburgo, que les esperaban en la entrada del edificio y a quienes dieron la mano. Segundos después, empezaron a entablar conversación y posaron para las fotografías oficiales.

La reina recibió a los Menem en una audiencia privada. Según relata el periódico argentino La Nación “el primer paso de la velada fue dirigirse al patio de honor para que Menem, junto con el príncipe Felipe, pudiesen pasar lista a la Guardia Real. La reina y Zulemita observarían la escena. Luego se entonó el Himno Nacional Argentino”.

La pareja real recibe al presidente argentino Carlos Menem y a su hija Zulema el 28 de octubre de 1998.

Tras un almuerzo en el que participaron diferentes personalidades del mundo diplomático, llegó la entrega de regalos. Menem obsequió a la monarca con un cuadro y al duque con un poncho de vicuña.

La Nación señala que después que la reina alabara la textura del manto, Menem “le colocó la prenda a la reina con total desparpajo y caballerosidad», rompiendo así con el protocolo establecido. Acto tras el cual “la monarca sonrió un poco sorprendida e incómoda».

Los periódicos de la época también subrayan que, antes del fin del evento, Menem sacó el tema de las Islas Malvinas ante la incomodidad de los comensales; pues hacía 16 años que el general Mario Menéndez había firmado la rendición de los soldados argentinos que lucharon por el archipiélago.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTubey activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: FacebookTwitter e Instagram.

Written by
Redacción Chivas

Periodista, Director de www.laschivasdelllano.com y www.laschivasdecolombia.com

Leave a comment

Deja una respuesta