Connect with us

Casanare

Torre vieja de Telecom cayó sobre techo de restaurante escolar en Hato Corozal

Published

on

El colegio e sun internado localizado en la inspección La Chapa.

DEYLER ESCALANTE

“Ayer sobre sobre el medio día, como cosas de mi Dios unos minutos antes de que los niños ingresaran al restaurante escolar, una corriente de aire provoco que una torre callera sobre la infraestructura del comedor, afortunadamente no hubo heridos. Esta era una estructura metálica vieja que la extinta empresa telecom utilizaba aquí en la chapa. Los daños materiales son bastantes y sobre todo que nos deja preocupados, porque quedamos sin restaurante escolar, el techo se vino al suelo, las paredes quedaron agrietadas, las mesas y sillas destruidas al igual que gran parte del menaje” así nos lo relató el rector de la institución.

La institución educativa Bonifacio Gutiérrez donde sucedieron los hechos, está ubicada en la inspección de La Chapa jurisdicción de Hato Corozal, esta institución tiene una infraestructura en pésimas condiciones, hay una obra inconclusa que es el internado campesino, que pese a que desde el año pasado se dijo que ya estaba contratada su culminación, hasta la fecha no han iniciado trabajos para terminar esta tan esperada obra, pues más de 40 niños siguen pasando serias necesidades en unos viejos salones en donde los agujeros en el techo son tantos… que en tiempo de invierno pareciera que lloviera más dentro, que fuera, sin contar que sus baños son una vieja letrina que a su alrededor el piso es un lodazal, sus camarotes son nidos de ácaros y están deteriorados y ahora se suma esta emergencia.

Fuente Deyler Escalante

Algunos padres de familia han dicho que mandar los hijos a ese internado, solo se hace como una forma de castigo.

Una cosa es contárselos y otra ponernos en los zapatos de estos estudiantes y docentes que les toca hacer maravillas para dictar clase en un colegio que gradúa bachilleres, sin laboratorio, dotación deportiva como balones y mallas, los arcos de la cancha de micro están que se caen, no cuentan con biblioteca y menos internet, la señal de celular es prácticamente nula.

La sala de docentes tiene una grietas que por ellas caben cuatro dedos apareados de la mano.

Los oficios de gestión dan fe que sus rectores y en especial el Lic. Julio Anderson, no se queda quieto intentando que el gobierno de solución a las múltiples necesidades.

La chapa es un corregimiento ahora inspección, y es uno de esos caseríos que aplican para indemnización total, pues allí fueron víctimas de la violencia sembrada por los paramilitares.

Continue Reading

Siguenos en twitter

En Tendencia