Connect with us

Chivas del Dia

Precios de los alimentos están disparados: el aumento alcanzó 26,3% en un año

Published

on

Que durante el último año el costo de vida se haya incrementado el 8,53% es muy preocupante para el bolsillo de los colombianos, pero que el 47% de esa inflación se deba específicamente a los alimentos habla de una crisis económica que afecta especialmente a los hogares más pobres.

De acuerdo con cifras del Dane divulgadas esta semana, la división de alimentos y bebidas no alcohólicas experimentó un incremento de 25,37%, y específicamente en los alimentos el aumento fue de 26,30%, entre abril de 2021 y marzo de 2022.

Solo en lo que va corrido de este año, la inflación de los alimentos y bebidas no alcohólicas se ha ubicado en 10,22%, mientras que la inflación total ha sido de 4,36%, una relación de 2,3. Los mayores incrementos de precio se registraron en las subclases yuca (10,92%), cebolla (10,65%) y moras (9,60%).

El corrientazo más caro

Y ese golpe también lo reciben los restaurantes, entre ellos especialmente los denominados corrientazos, que tiene un menor margen de maniobra para mitigar el incremento en los precios de su materia prima, por ser esencialmente más baratos que los establecimientos de otro tipo.

Juan Daniel Oviedo, director del Dane, afirmó que hace varios meses el corrientazo está superando su mayor dato histórico de inflación que se dio en febrero de 2017. En el tercer mes de este año, las comidas en establecimientos de servicios en la mesa creció 14,7%; de estas, el corrientazo significó 10% y el restante corresponde a comidas rápidas.

Y es que quienes más padecen la carestía en la comida son los más pobres. Como explicó en el siglo XIX el economista alemán Ernst Engel, las personas que perciben menor ingreso destinan una mayor parte de él a los bienes de alimentación; mientras que quienes han alcanzado un nivel de vida en el cual sus necesidades básicas están satisfechas y garantizadas, no gastarán la misma proporción de sus ingresos en comida.

Los consumidores han tratado de hacerle el quite a la situación, acudiendo a algunas estrategias de mercado que puedan minimizar de alguna manera el impacto de la carestía. De acuerdo con la consultora Kantar, que estudia los hábitos de consumo, la inflación ha hecho que las personas tienden a comprar productos en grandes cantidades para que duren más tiempo.

“Si bien estos comportamientos se iniciaron en el 2020, se mantuvieron el año pasado. El comprador seguirá buscando la manera de optimizar sus compras y mejorar sus hábitos de consumo masivo”, señaló Jaime García, country manager para Kantar Worldpanel Colombia.

Preocupa la desnutrición

A Paula Escobar, directora de la Fundación Éxito, le preocupa el incremento en el precio de los alimentos toda vez que esta situación puede derivar en más desnutrición infantil.

Y para analizar ese impacto se basa en dos cifras: la primera es que el 76% de los hogares con pobreza monetaria tienen tres niños o más, y en que, de acuerdo con la encuesta Pulso Social del Dane, el 21,6% de las familias en Colombia comen menos veces al día en comparación con la cantidad de veces que lo hacían antes de la pandemia.

Cuando hay crisis económica o los precios de los alimentos aumentan, las familias tienen qué tomar decisiones sobre cuáles productos incorporar en su mercado, porque la mayoría de ellas no puede aumentar la cantidad de dinero que destinan para ese rubro. Entonces, analizó Escobar, empiezan a bajar la calidad de las proteínas, si comían carne, pasan al pollo, luego a las carnes frías, luego al huevo hasta que ya no les queda proteína en el plato.

Según su experiencia trabajando con hogares vulnerables en los cuales hay niños en situación o riesgo de desnutrición, es común ver que estas se alimenten solo de agua de panela, arroz, arepa o pan.

De hecho, García reconoció que la carestía ha ejercido una presión importante en los compradores en Colombia, desestimulando el gasto en ciertas categorías para optimizar el presupuesto y poder así gastar en los productos que realmente se necesitan.

Fuente; El Colombiano

Continue Reading
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Siguenos en twitter

En Tendencia