Connect with us

Boyaca

Periodista colombiano fue condenado por nexos con «pedro Orejas»

Publicado

on

El periodista Miller Rubio fue condenado a cuatro años de prisión por el delito de concierto para delinquir por sus nexos con Pedro Nel Rincón, conocido como «Pedro Orejas», un esmeraldero extraditado por Colombia a Estados Unidos en donde fue condenado por narcotráfico.

Según un fallo dado a conocer este miércoles, el comunicador fue condenado «como coautor responsable del delito de concierto para delinquir, cometido en perjuicio del bien jurídico de la seguridad pública».

El proceso contra Rubio se inició en el 2016, luego de que apareciera en interceptaciones que le hicieron las autoridades a los teléfonos de Rincón, uno de los protagonistas de la llamada «guerra verde» en el departamento de Boyacá (centro) entre familias dedicadas al negocio de las esmeraldas en la zona.

A Rubio también se le prohibió «ejercer la profesión de periodista por un término igual al de la pena principal privativa de la libertad», según detalla el fallo del Juzgado 45 Penal del Circuito de Bogotá.

El expediente señala que en las investigaciones se comprobó que Rubio se comunicó entre 2008 y 2009 con «Pedro Orejas» para ayudarle a «desviar e intervenir en las investigaciones seguidas» en contra del jefe esmeraldero.

De acuerdo con medios locales, el interés de Rubio era tratar de desviar la investigación por unas armas que aparecieron en los predios del esmeraldero, favoreciendo su imagen y empañando la del Ejército, haciendo parecer que todo era un montaje para afectar la imagen de Rincón.

La investigación también da cuenta de que Rubio usó a los corresponsales de un periódico regional de Boyacá con el fin de que publicaran la misma noticia y desviaran la información sobre la caleta de armas.

Rincón fue sentenciado en marzo pasado en Miami a 19 años de prisión por narcotráfico, informó la Fiscalía del Distrito Sur de Florida.

En esa ocasión también fue sentenciado su hermano Omar a 17 años de cárcel y quien también fue extraditado por Colombia. Ambos hacen parte de una familia conocida como el Clan Rincón, con gran influencia en Boyacá.

La Fiscalía del Distrito Sur de Florida subrayó en su momento que «Pedro Orejas» hizo un trato con el grupo de «paramilitares de derecha y narcotraficantes» de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) para evitar que la entonces guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) le cobrara «vacunas» (impuestos) a los esmeralderos de Boyacá.

El «Clan Rincón», a través de Pedro, Omar y otros miembros de la familia, propuso a las AUC «gravar» a los agricultores del área y a los propietarios de los laboratorios de drogas de cocaína, en lugar de a los propietarios de las minas de esmeraldas.

Fuente, Publimetro

Comentar
Sigue leyendo
Click Para Comentar

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Boyaca

Otra mina de carbón se derrumba en Boyacá: 3 mineros atrapados

Publicado

on

La mina El Porvenir 2, localizada en la vereda San Nicolás, en Tuta (Boyacá), vive esta noche una emergencia por cuenta de un deslizamiento que ocurrió este martes 20 de octubre en la mañana (hacia las 10 a.m.)

Salvamento Minero de la Agencia Nacional de Minería (ANM), entidad encargada de atender este tipo de emergencias, fue informada solo esta noche, confirmó la gerente de Proyectos Grupo seguridad de la ANM, Gloria Catalina Gheorghe.

La información que se conoce de la mina, localizada entre Tuta y Paipa, es que el derrumbe es de grandes proporciones y pese al trabajo del grupo minero de la mina, fue imposible remover el material y por eso se acudió a última hora a la ANM.

Comentar
Sigue leyendo

Boyaca

En Sutamarchán se reunieron en una fiesta y ahora están aislados por Covid: van 12 contagiados

Publicado

on

Sutamarchán, municipio boyacense de la Provincia de Ricaurte, recibió la fiesta familiar de más de 20 personas que llegaron desde diferentes regiones del departamento.

Cuentan que en ésta departieron con longaniza, papa criolla, dulces y un par de tragos, sin dejar atrás durante dos días la música de la tierrita.

El lunes festivo llegó la primera alarma.  Uno de los asistentes llegó  al Hospital Centro de Salud Santo Ecce Homo con fiebre y varios de los síntomas del coronavirus. Allí le tomaron la muestra el martes siguiente, la cual dio positiva.

Tras de esta primera persona llegaron otros de los enrumbados y 11 más dieron positivos.

De inmediato las autoridades hicieron el cerco epidemiológico y están a la espera de los resultados de otras 56 pruebas.

El jolgorio ocurrió el 10 y 11 de octubre pasado.

La gerente del Centro de Salud, Maritza Dávila Barón,  dijo al medio digital Boyacá 7 días, que la situación no debe esconderse. “Esto no hay forma de esconderlo, nosotros no tenemos qué esconder, como se ha insinuado de una manera injusta, pues el protocolo se ha seguido al pie de la letra y desde el 15 de octubre los reportes se han hecho al sistema Sivigila y a Sismuestras con los 12 casos positivos el cerco epidemiológico de 23 personas que se hizo ese día y de las 56 personas a las que se les tomaron las muestras el día 17 de octubre de 2020, todas aisladas desde ese día y en espera de los resultados”.

De acuerdo con Dávila desde el 12 de octubre “se realizó una telellamada a paciente con síntomas se le toma la muestra sale positivo se le realiza cerco a 23 personas de las cuales salieron los 12 positivos. En total se han aplicado 79 pruebas, de las cuales han salido 12 positivas y 18 negativas”.

“Los 12 que ya tienen su prueba positiva, están esperando que el virus desaparezca y los 59 restantes están a la espera del resultado de la muestra, pero todos en aislamiento total. Es muy importante recalcar que los reportes nacionales en los que se relacionan las pruebas y los casos positivos no dependen ni de nosotros como centro de salud local, ni de la Secretaría de Salud departamental”, dijo la Gerente.

Para atender la situación y evitar que se propague el brote, la funcionaria dijo que la entidad ha sido muy responsable y “que el mismo martes pasado se hizo un comité de prevención del riesgo y hasta se elevó una solicitud al Ministerio del Interior para cerrar el municipio por el número de positivos y de pruebas que se encuentran a la espera de resultados, pero que no lo autorizaron”.

En este mismo municipio había ocurrido una situación similar, pero con menos casos de contagio. Fue  el pasado 22 de mayo cuando se registraron los primeros siete casos en esta localidad , cuando era un municipio No Covid.

“Se nos entró el virus y es muy lamentable; no puedo dar mayores detalles, pero sí le puedo decir que esto fue un acto de irresponsabilidad de un hombre que viajó a Bogotá y luego se tomó la prueba en Villa de Leyva, pero nunca informó en Sutamarchán sobre sus sospechas y contagió a toda su familia. Es un irresponsable”, dijo en esa oportunidad a Boyacá 7 días  el alcalde Francisco Javier Villamil al calificar el hecho.

 

Comentar
Sigue leyendo

Boyaca

Por la masacre de Chiscas en Boyacá, un militar fue llamado a juicio oral

Publicado

on

Un Fiscal delegado ante los Juzgados Penales del Circuito Especializados de Tunja, adscrito a la Dirección Seccional de Fiscalías de Boyacá, profirió en segunda instancia resolución de acusación (Ley 600 de 2000) contra el Teniente Coronel Yerson Ortegón Domínguez, en calidad de autor impropio de los delitos de desaparición forzada, tortura en persona protegida y homicidio en persona protegida, secuestro simple agravado y desplazamiento forzado.

El llamado a juicio del oficial del Ejército Nacional está relacionado con los hechos ocurridos el 2 de mayo de 2003 cuando el grupo paramilitar ‘Frente Patriotas de Málaga del Bloque Central Bolívar’ ingresó al municipio de Chiscas (Boyacá). Ese día los actores ilegales asesinaron a dos hombres y a una mujer (uno de ellos comerciante y ella enfermera) por ser, supuestamente, integrantes o colaboradores de grupos guerrilleros.

Otras víctimas fueron: un hombre de quien no se conoce su paradero y una joven de 19 años de edad a quien, por varios días, los comandantes del grupo paramilitar sometieron a vejámenes sexuales.

HISTORIAL DEL CASO

De acuerdo con lo establecido por la Fiscalía, el grupo paramilitar se desplazó desde el área rural del municipio de Capitanejo (Santander) y llegó al casco urbano del municipio de El Espino (Boyacá) en la madrugada del 2 de mayo de 2003.

En el lugar, los integrantes del grupo armado ilegal contaron con el apoyo del entonces teniente Gregory Ernesto Amado Rueda, comandante de policía de dicha localidad, y quien fue condenado a 40 años de prisión por estos hechos.

En el municipio de El Espino los paramilitares coordinaron acciones con la fuerza pública para no tener inconvenientes al pasar por un retén militar ubicado antes del ingreso al municipio de Chiscas.

De acuerdo con lo establecido para entonces, el retén se hallaba a cargo de Yerson Alfonso Ortegón Domínguez, quien para la época era teniente del ejército y comandaba el pelotón a cargo de dicha actividad.

El grupo paramilitar salió de la zona luego de haber cometido los asesinatos y secuestros de varios pobladores del municipio de Chiscas (Boyacá).

AVANCE DEL CASO

Por este caso fueron condenados el oficial de la Policía Nacional Gregory Ernesto Amado Rueda y nueve integrantes del grupo armado ilegal que participaron en los hechos y que por su condición de postulados a la ley de Justicia y Paz relacionaron a Yerson Ortegón Domínguez en los hechos ocurridos en el municipio boyacense en 2003.

En 2015 el Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía capturó a Ortegón Domínguez por este proceso, sin embargo, gracias a las garantías procesales quedó en libertad y a la fecha el indiciado continúa vinculado al Ejercito Nacional.

Comentar
Sigue leyendo

Siguenos en twitter

En Tendencia