Connect with us

Noticias

¡Pecado santo! Porno en el Vaticano

Published

on

El apetito sexual, las viviencias terrenales como las de culquier humano, el placer por la vida y el sexo, tienen en pecado a más de un religoso del Vaticano.

¿pecado santo? Los religosos también tienen derecho a sentir lo eque siente cualquier mortal humano.

¿pecado santo? Los religosos también tienen derecho a sentir lo eque siente cualquier mortal humano.

Paul Flynn, el dueño de un negocio que renta películas en DVD en Limerick, Irlanda, le contó a TorrentFreak sobre un cura que lo visita hace seis años y quien le dijo que tiene, junto con otros religiosos, un club de películas en el que se reúne una vez a la semana en un monasterio.

Cuando el cura le contó que habían visto las películas Django Unchained y Lincoln antes de que se estrenaran en cine, Flynn supo que las estaban bajando ilegalmente de Internet, y se preguntó qué otro tipo de actividades estarían  haciéndose en El Vaticano relacionadas con la red.

Así pues, TorrentFreak expuso el historial de archivos descargados de Internet desde una IP de El Vaticano y encontró una gran cantidad de material pornográfico, lo cual no sorprende si se tiene en cuenta que varias encuestas han demostrado que 1 de cada 5 religiosos han visitado un portal con contenido erótico en los últimos 6 meses.

¿Qué miran en el vaticano?

Esta es la cartelera al día de lo que más se ve en el Vaticano

Esta es la cartelera al día de lo que más se ve en el Vaticano

Aunque cualquiera podría pensar que la población del estado más religioso del mundo no debería ver este tipo de material, la verdad es que sí lo hace, según una investigación realizada por el sitio web Torrent Freak.

Todo comenzó a partir de las declaraciones de un cura irlandés al propietario de un video club. Durante una charla el comerciante descubrió que el cliente, que habitualmente alquilaba películas clásicas, había visto todos los últimos estrenos cinematográficos antes de que llegaran al videoclub.

Aparentemente el sacerdote utilizaba las mismas herramientas que emplea cualquier hijo de vecino para ver películas sin pagar: software de descarga de BitTorrent.

Esta anécdota del curita irlandés llevó a preguntarse a la gente de Torrent Freak si los habitantes del Vaticano también tendrían la costumbre de piratear películas.

Mediante el rastreo de descargas de BitTorrent por IP, descubrieron que la pequeña población del Vaticano no era ajena a esta costumbre de no pagar por algo que puede descargarse gratis de Internet.

Pero lo que más llamó a la atención no fue esta actividad considerada ilegal por algunos países, sino el hecho de que mucho del material descargado era pornográfico.

Una captura de pantalla publicada por Torrent Freak deja en evidencia algunos de los títulos bajados.
Los autores de la investigación afirman que llama la atención el tipo de pornografía descargada en el Vaticano.

Siguenos en twitter

En Tendencia