Connect with us

Generales

Ola inviernal ha dejado pérdidas por más de $20 mil millones en Casanare

Publicado

on

Un preocupante balance del impacto del invierno en el sector agropecuario del territorio, hizo el Secretario de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Alexi Yesid Duarte Torres, en el que reveló el comportamiento sin precedentes, de la temporada invernal en el piedemonte llanero que ha generado complejos efectos en la economía campesina y en la productividad regional. 

El funcionario responsable de la cartera agropecuaria y ambiental,  destacó la gestión del gobernador Marco Tulio Ruíz ante los organismos nacionales, buscando que el Ministerio de Agricultura, asuma, dentro de la declaratoria de calamidad decretada para Casanare, las acciones pertinentes para que los organismos adscritos a ese Ministerio, abran las posibilidades de resarcir los daños que sufrieron los campesinos, que superan los 20 mil millones de pesos.

 Igualmente, Duarte Torres habló de la necesidad de iniciar todo un proceso de cambio de actitud, frente al uso del suelo, pues, regularmente se utilizan las rondas de los ríos con la tala de los bosques protectores para dedicarlas en cultivos de pan coger, situación que genera debilidad en las riberas de las fuentes hídricas, que en épocas de invierno se convierten en áreas de alto riesgo.

 El secretario de agricultura, consideró igualmente muy importante cimentar los acuerdos con el departamento de  Boyacá y el gobierno nacional a fin de emprender una campaña tendiente a comprar los páramos; Según el funcionario, es desde allí, donde debe empezarse a darle un manejo racional  a los ríos que alimentan de agua a los llanos.

 Por ahora, agregó el funcionario, con el jefe de gobierno departamental se están haciendo gestiones para conseguir que los campesinos que fueron víctimas de la ola invernal atípica, puedan ingresar a los incentivos previstos por el gobierno nacional a través del Ministerio de Agricultura. 

Comentar

Chivas Channel

Una boa constrictor se paseó ‘campante’ por avenida de Bogotá

Publicado

on

En las últimas horas ha circulado un video en las redes sociales que ha causado gran impacto entre los internautas. Una boa constrictor fue encontrada en la Avenida NQS, en la ciudad de Bogotá en la tarde de este miércoles 28 de octubre.

Una de las personas que compartió el impactante video en Twitter señaló que el animal se encontraba sujetado a una camioneta que transitaba por la vía y que paralizó por unos minutos la movilidad vehicular.

En las imágenes se puede observar el momento en el que el animal se desliza desde una camioneta hasta el piso. Varios motociclistas que se movilizaban por la vía se detuvieron para evitar matar a la serpiente.

Según los internautas, el dueño del carro en el que se encontraba el animal afirmó que había estado en Melgar hace poco más de 15 días, cuando regresó a la ciudad guardó el carro y hasta el pasado 27 de octubre lo volvió a usar y no se percató de la presencia del animal.

Ante el impresionante video, la Secretaría de Ambiente se pronunció y aseguró que la boa fue recuperada por la Policía y valorada. El animal está estable y se encuentra en el Centro Temporal de Fauna, donde los profesionales de Protección Animal de Bogotá están realizando su respectiva rehabilitación para una posterior liberación en el ambiente adecuado.

FUENTE BLU RADIO

Boa constrictor

Según NATIONALGEGRAPHIC La boa constrictor luce una de las marcas más características de todos los reptiles. Según el hábitat en el que quiera camuflarse, su cuerpo puede ser pardo, verde, rojo o amarillo, y luce patrones crípticos formados por líneas irregulares, óvalos, diamantes y círculos.

Las boas son animales constrictores no venenosos que viven en zonas tropicales de América del Sur y Central. Al igual que sus primas, las anacondas, son excelentes nadadoras, pero prefieren permanecer en tierra seca, donde suelen refugiarse en troncos huecos y madrigueras de mamíferos abandonadas.

Bastante más pequeñas que las anacondas, las boas miden hasta cuatro metros y pesan más de 45 kilogramos. Sus mandíbulas tienen una hilera de dientecillos ganchudos para atrapar y sujetar a su presa mientras la rodean con su musculoso cuerpo y aprietan hasta sofocarla. Las boas se alimentan de prácticamente cualquier animal que consigan atrapar, como aves, monos y jabalíes. Sus mandíbulas se pueden estirar ampliamente para tragar presas grandes de una sola pieza.

Las hembras incuban los huevos dentro de su cuerpo y paren un máximo de 60 crías. Al nacer, miden algo más de medio metro y no dejan de crecer durante todo su ciclo vital, que dura entre 25 y 30 años. La boa constrictor más grande jamás encontrada medía 5,5 metros.

Cazadas por su excelente y bella piel, y para la venta en el comercio de mascotas exóticas, algunas especies de boa constrictor están en peligro, y la mayoría están protegidas por ley en sus territorios.

Comentar
Sigue leyendo

Chivas Channel

Alci Acosta y su hijo Checo Acosta, positivos de Covid 19

Publicado

on

El cantautor soledeño Alci Acosta y su hijo Checo Acosta, dieron positivos de Covid 19 según reveló este último en sus redes sociales.

Checo, dijo a través de un vídeo que tenían programado un concierto Online este 30 de octubre y al practicarse las pruebas Covid 19, ambos resultaron positivos del virus y por ello cancelaron dicha presentación.

El artista dijo que el virus no se ha ideo, que hay que cuidarse mucho, mantenerse en aislamiento, usar tapabocas y solo salir a hacer lo necesario.

 

Por ello, pidió a la ciudadanía a mantener autocuidado para evitar contagiarse.

Anunció que el show fue aplazado para el próximo sábado 14 de noviembre.

MUNDONOTICIAS

Comentar
Sigue leyendo

Generales

Cacería para consumo y tráfico ilegal ponen en riesgo al morrocoy de patas rojas

Publicado

on

Es una especie usada como mascota en entornos rurales y urbanos. Su tenencia ha estado tradicionalmente asociada a creencias que atraen la prosperidad, la buena suerte e incluso que su carne posee propiedades afrodisíacas (más…)

Comentar
Sigue leyendo

Siguenos en twitter

En Tendencia