Connect with us

Casanare

Murió doña Laura Ángulo, santandereana que luchó por el progreso de Monterrey (Casanare)

Published

on

Doña Laurita Ángulo Mora y don Carlos Julio Cepeda venían de Barbosa y Guepsa Santander.

Su hija menor Jazmin Cepeda nos cuenta. «Mis papas llegaron a Monterey huyendo de la violencia, andaron por muchas partes pero se amañaron en esta tierra bendita creación de Dios. Se instalaron en la finca llamada Venecia en Tierra Grata, que le compraron a don Pablo Salas. Mi padre con mi madre en sus conocimientos de cortar madera y agricultura comenzaron a producir. Mi papá era de los que les ayudaba a cortar madera a los finqueros para hacer sus casas y cercar las fincas. Mi mamita le ayudaba en los trabajos de aserrador, al mismo tiempo que cuidaba de mis hermanos mayores que habían nacido en Santander y Bogotá. Los que tuvimos la fortuna grande de nacer en esta tierra fuimos los menores, Nelson, Irene y yo.

Mis padres en las décadas del 60 y 70’s fueron de los primeros agricultures de Monterrey que traian sus productos y vendían en la plaza de mercado, el parque o las calles. Ellos sembraban yuca, platano, maíz, ñame, frijol; traían también huevos campesinos, cuajada y miel.

Desafortunadamente ya mis papitos no están con nosotros, no hace muchos años mi papa murió y ahora mi madre. Ella murió ayer de 88 años, ya los achaques de la vejez; sin embargo la vamos a extrañar porque fue la mejor esposa, madre, abuela y persona».

Desafortunadamente la historia viva de Monterey se sigue perdiendo día a día, es triste saber que ya muchos de nuestros antecesores no estáran más con nosotros.

De doña Laurita y don Carlos la generación mía, los recordaremos mucho porque eran los «viejitos» que tenían la Licorería Santander frente al parque principal de Monterey. Pará nosotros todos unos «padres» alcahuetes; que lo diga Fabio y Omar Piñeros, Yoni Romero, Mario Pinto, Juan Ruiz, Numa Roa, Mariela Mateus, Yeyi Novoa, Ilsa Reyes, Maricela Florez, Víctor Castillo, Divy Chávez, toda la promoción Normalista del 93 y otros tantos. Ellos después de que se nos acababa la plata nos fiaban. Y no era solo eso de ir a comprar manzanilla y brandy con leche, era también echarle un ojo a Yazmin e Irene y decirles suegros y salir corriendo.

Paz en la tumba doña Laurita, saludos a Charly como le decia.

Por: Nelson Benjamín BarretoVaca. CSP. UMD. Exalcalde Monterrey Casanare 2008-2011.
Continue Reading
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Siguenos en twitter

En Tendencia