Médicos se equivocaron de medicamento y acabaron con la vida de una mujer

Medicamentos.

COLOMBIAN / BELLO, ANTIOQUIA

Un procedimiento médico erróneo le costó la vida a Amanda de Jesús Duque Ramírez, una mujer de 61 años que ingresó al hospital Marco Fidel Suárez, en Bello, Antioquia, por un tratamiento para controlar el azúcar. Según denunció Diego Alexánder Bedoya Duque, hijo de Amanda, a la mujer le inyectaron mylanta, un antiácido de administración oral.

El joven aseguró que nunca se imaginó que llevar a su mamá al médico por algo tan sencillo resultaría siendo letal y según contó, era un tratamiento que ya le habían hecho en este centro médico debido a que se le hinchaban las piernas y el cuerpo y solo cuando le aplicaban algún medicamento o le hacían algún tratamiento lograban estabilizarla.

La semana pasada, Diego y su hermana llegaron hasta el hospital al medio día y tuvieron que esperar hasta las 9 de la noche que llegara un médico para atenderla; a la mujer la dejaron hospitalizada para iniciarle el tratamiento y los doctores les dio la tranquilidad que para el sábado 23 la mujer ya estaría de regreso a su hogar.

Después de algunos exámenes, determinaron que la mujer se encontraba bien de salud, que no tenía presión alta y los niveles de azúcar se le habían estabilizado, sin embargo, la mujer expresó sentir un poco de agriera y le pidió al médico que le ayudara con algún medicamento para la acidez estomacal.

El médico la revisó de nuevo y le recetó un medicamento, a los pocos minutos, una auxiliar de enfermería llegó hasta la habitación para asegurarse que todo estuviera bien y decidió “inyectarle el medicamento que el médico había recetado” pero cuando terminó de inyectarle el medicamento, la mujer cayó al suelo casi de inmediato.

En ese momento, la enfermera comenzó a pedir ayuda y el esposo de Amanda de Jesús guardó la jeringa que había utilizado la auxiliar de enfermería para tratar a su esposa. Después de unos minutos de solicitar ayuda, los médicos llegaron a la habitación y trataron de salvarle la vida reanimándola hasta que al final decidieron que era mejor trasladarla al hospital La María porque tendrían mejores equipos para tratarla y era de mayor complejidad.

Diego Alexánder coincide en que siempre supieron que la mujer se había equivocado porque aplicó la mylanta vía intravenosa y este es un medicamento que se debe tomar vía oral, sin embargo, esperaron a que los médicos reaccionaran sobre la situación y ayudaran a la mujer a salvarse.

Después de luchar por algunos minutos, la mujer comenzó a peder el conocimiento hasta que falleció, generando tristeza e impotencia por parte de sus familiares que evidenciaron todo lo que había pasado.

“Mi mamá perdió la vida y tuvimos que interponer demanda en la Fiscalía y Medicina Legal, pues debido a las situaciones en las que falleció hizo el levantamiento del cuerpo para determinar las causas de la muerte.

Por su parte, Bernardo Alejandro Guerra, concejal de Medellín, confirmó que efectivamente a la mujer se le habían aplicado 15 centímetros de mylanta vía intravenosa y que ese fue el motivo por el cual su corazón dejó de latir después de sufrir y paro cardiorrespiratorio.

La mujer, quien nació en Medellín, tenía una familia numerosa conformada por sus cinco hijos y tres nietos, además de su esposo que la acompañó en todo el proceso e incluso y tuvo que correr con ella de un centro médico asistencial a otro para que le atendieran y le pudieran salvar la vida.

La familia aseguró que “está en shock” y no pueden creer que esto les haya pasado, pues Amanda de Jesus se caracterizaba por ser una mujer alegre, amorosa y muy trabajadora.

Ante esta situación, las autoridades confirmaron que impondrán castigos más severos contra las malas prácticas que atenten contra la vida de los pacientes y pidió a las clínicas y hospitales tener más control en la suministración de medicamentos.

Hasta el momento el hospital Marco Fidel Suárez no se ha pronunciado al respecto y a pesar de la insistencia de varios medios para que se conozca qué fue lo que realmente paso, lo cierto es que la familia asegura que el único que se preocupó por el estado de la señora fue un médico de turno.

Comentários