Connect with us

Noticias

Las primeras casas gratis en Casanare hechas con regalías

Published

on

Después de tres años de vivir casi amontonados en una pieza, a la que le entraba agua cada vez que llovía y donde en verano hacía un calor infernal, José Eliécer Lozano, su esposa, Ana Felicia Colina, y sus cinco hijos y un nieto empezaron a rehacer sus vidas en una casa propia.

La vivienda, que tiene un costo de cerca de 30 millones de pesos y que les fue entregada sin pagar un solo peso de cuota inicial ni adquirir una deuda, tiene 72 metros cuadrados de área construida y un patio de 28 metros cuadrados, y consta de dos habitaciones, un baño, cocina y sala comedor.

 La casa hace parte de 127 unidades que la Gobernación de Casanare construyó con recursos de las regalías del petróleo. El barrio Jacinto Moreno, en el que el municipio también construye otras 294 viviendas con recursos propios y un crédito, es el primero que se levanta con estos recursos en ese departamento.

Este municipio a orillas del río Meta y que es conocido porque allí fue donde José Eustasio Rivera escribió, a principios del siglo XIX, parte de su novela La vorágine, está a más de seis horas de Yopal, y a él se puede llegar por dos carreteras que solo son transitables en verano, o a dos horas en lancha por el río Meta, desde el también municipio petrolero de Puerto Gaitán, ubicado aguas arriba en la otra orilla.

Y aunque Orocué está más cerca de Yopal, la capital de Casanare, a un poco menos de 200 kilómetros de distancia, sus habitantes prefieren movilizarse en lancha, aunque apenas disponen de dos rutas al día, una en la mañana y otra en la tarde, que parten de Puerto Gaitán con destino a Santa Rosalía y Puerto Carrero (Vichada), en límites con Venezuela.

Debieron dejar su finca

José Eliécer y Ana Felicia son dos campesinos que debieron dejar su finca de 14 hectáreas abandonada luego de que cuatro hombres encapuchados, de quienes ellos prefieren no dar más detalles, mataron al mayor de sus seis hijos.

Esta familia había vivido casi 40 años en la pequeña finca en el corregimiento de Nueva Reforma, a tres horas en carro de Orocué, que José Eliécer heredó de su padre. Allí sembraban plátano, yuca, maíz y tenían cerdos, gallinas y unas vacas para la leche. Pero todo eso quedó abandonado. José Eliécer y Ana Felicia debieron salir apenas con lo que llevaban puesto.

En su nueva morada en el barrio Jacinto Moreno, que está a unos diez minutos a pie del centro de la población, y al que se llega por una amplia avenida pavimentada, esta familia campesina, ahora con un nieto más y un hijo prestando servicio en la Infantería de Marina, intenta reconstruir sus vidas.

Comenzaron con unos colchones y ya tienen camas, una mesa con sus bancas de madera y en la sala una descolorida silla de pasta y un viejo televisor. “Todo esto nos lo regalaron amigos y gente del pueblo”, dice José Eliécer sentado en un chinchorro que él mismo tejió.

Allí, cada uno busca a su manera ayudar a sufragar los gastos de la familia. Ana Felicia lava ropas y arregla casas, pero este es un trabajo esporádico; al tiempo cuida a sus dos nietos y a sus hijos, que en la mañana van al colegio. Y desde hace un par de meses, esta casanareña nacida en una vereda de Orocué tiene una ilusión más. A través del programa Red Unidos recibió 20 gallinas ponedoras y dos bultos de concentrado, que mantiene en un rancho que levantó en el patio de la casa.

“Al principio nos dijeron que no podíamos tener gallinas, pero, finalmente, me las dieron; yo mantengo limpio el corral para que no genere malos olores ni moscas”, asegura esta mujer de 50 años.

José Eliécer, de 59 años, por su parte, se rebusca con trabajos varios y, como él mismo dice, de “lo que salga”. “Cuando hay trabajito, limpio lotes y potreros, y tejo por encargo atarrayas y mallas (para pescar)”, cuenta este hombre nacido en una vereda del vecino municipio de Puerto Gaitán.

Como los Lozano hay otras familias que tampoco tenían techo y que resultaron beneficiadas con las viviendas construidas con regalías del petróleo. Es el caso del líder indígena Juan Carlos Pomare, su joven esposa, Maldy Elicenia Guerrero, y su hijo de dos años, que desde febrero próximo será llevado al jardín infantil, que queda a solo a tres cuadras de distancia.

Ellos vivían en la pequeña casa de madera y palma y piso de tierra que tienen los padres de Juan Carlos en el resguardo El Duya. En el pequeño rancho se acomodaban ocho personas, incluidos los hermanos de Juan Carlos y sus esposas. “Allá, el niño estaba expuesto a que lo picaran bichos” –dice este guahibo–. “Sí, en medio de la palma, la madera y el adobe se esconden pitos, alacranes, cucarachas, ratones y hasta murciélagos”, reitera Juan Carlos sentado en una silla de pasta blanca al lado de su esposa.

Por eso, los Pomare, quienes cada nada visitaban el pueblo, encontraron en su nueva vivienda un gran alivio, pues su hijo ya puede crecer en un ambiente más sano. La casa es en concreto y tejas de eternit y está cerca de un parque con juegos para niños.

Pero, además, esta pareja está conectada con el mundo a través de internet y cuentan las 24 horas del día con luz, agua potable, gas y alcantarillado, servicios que no tenían en el reguardo. “Es una casa amplia y tiene buena ventilación. Doy gracias a Dios porque tenemos todas estas posibilidades, que ojalá también lleguen al campo”, asegura Juan Carlos, que ya piensa en construir en parte del patio una sala de estudio.

Los Lozano y los Pomare, a quienes les asignaron las casas a través de un sorteo, son solo dos de las 127 familias que ya están disfrutando de un techo propio, aunque en turno hay cerca de 300 que anhelan tener la misma posibilidad para empezar a cambiar en algo su suerte y rehacer sus vidas.

El puente que conectó a Orocué con el desarrollo

Aunque el puente sobre el caño San Miguel solo tiene 90 metros de longitud, su construcción, realizada también con regalías del petróleo del departamento, permitió que a Orocué empezaran a llegar tractomulas y grandes volquetas, con lo cual se generó más empleo y se dinamizó el comercio, y fue un motor para el turismo y la realización de obras de infraestructura.

Gracias al puente, con un costo de 5.200 millones de pesos, pese a estar lejos de la capital del departamento y a que la mejor vía de comunicación es el río Meta, este pequeño pueblo del sur de Casanare tiene el 99 por ciento de sus calles pavimentadas, cuenta con energía eléctrica las 24 horas del día, estrenó una enorme plaza de eventos –con concha acústica y cancha sintética de microfútbol y de voley playa, parque infantil y una fuente luminosa– y suministra gas natural a la mayoría de veredas y resguardos indígenas.

Paradójicamente, según el alcalde Monchy Yobany Moreno, todo se ha hecho cuando el municipio dejó de recibir cerca del 75 por ciento de las regalías.

“Antes el pueblo era feo y la gente no se amañaba, pero ahora la gente está muy contenta con la transformación”, asegura este ganadero que en dos ocasiones ha sido elegido alcalde.

Esta opinión la comparte el gobernador Marco Tulio Ruiz, quien destaca que durante su administración se destinaron cerca de 50.000 millones de pesos de recursos de regalías –tanto del antiguo modelo, que estaban congelados y que fueron desembolsados, como del nuevo sistema– para obras que han beneficiado al municipio de Orocué. “El sistema Ocad es un poco dispendioso y exige muchas cosas, algunas que no se necesitan, pero es más planificado y les hacen seguimiento hasta el final a los proyectos”, dice.

GUILLERMO REINOSO RODRÍGUEZ/ EL TIEMPO

Foto: Mauricio Moreno / EL TIEMPO

Chivas del Dia

Congreso de la República aprobó proyecto de ley de la ‘comida chatarra’

Published

on

La plenaria del Senado de la República aprobó este jueves en su cuarto y último debate el proyecto de ley conocido como “comida chatarra”, que exigirá una advertencia visible en la parte frontal de los empaques de alimentos altos en azúcares, sodio o grasas.

La iniciativa, de acuerdo con sus autores, busca contribuir a la alimentación de los colombianos, especialmente de los menores de edad.

El congresista Mauricio Toro, de la Alianza Verde, coautor, celebró la aprobación del proyecto, el cual en anteriores legislaturas no había podido superar los primeros debates.

“Acaba de ser aprobado en cuarto debate el proyecto de ley de comida chatarra, a pesar de todos los intentos por hundirlo y torpedearlo. Hoy gracias a la mayoría de los senadores tenemos una ley, por lo menos aprobada en cuarto debate”, manifestó Toro en sus redes sociales.

El representante subrayó que a la iniciativa le resta la conciliación de los textos aprobados por la Cámara y el Senado para convertirse en ley de la república.


“¿Qué nos resta? la conciliación. Se tiene que dar antes de las 12.00 de la noche del próximo 20 de junio. Muchos proyectos se hunden en conciliación. Así que nos queda un pasito para tener una ley que proteja la salud de los colombianos informándonos adecuadamente de los contenidos de aquellos comestibles ultraprocesados que tienen excesos”, sostuvo.

El senador Juan Luis Castro, de la Alianza Verde, otro de los autores, aseguró que con la aprobación del texto el país “va empezar a experimentar los beneficios de un etiquetado frontal claro de advertencia” y “los colombianos van a poder escoger mejor lo que se comen”. “Esto le va a ahorrar millones y millones de pesos al país en gasto en salud. Esto es un logro de la ciudadanía”, expresó.

Por su parte, el senador José Ritter López, del Partido de La U, quien fue ponente del proyecto en reemplazo de la senadora conservadora Nadia Blel, que no pudo asistir a la plenaria por el nacimiento de su hijo, también destacó el respaldo de la cámara alta. “Demostramos que el Senado se puede conectar con la gente. La sociedad venía clamando este proyecto a gritos. Hoy salimos fortalecidos gracias a su aprobación”, manifestó.

En el proyecto se establece que el Ministerio de Salud deberá optar por un reglamento que defina cómo debe ser este etiquetado de productos ultraprocesados, el cual debe ser sencillo, frontal y claro.

Fuente, Semana

Continue Reading

Chivas del Dia

Senadora Amanda Rocío González visitó a Arauca y anunció junto al Gobernador importantes gestiones

Published

on

“Trabajamos con la senadora Amanda Rocío González no solo temas que fortalecen el llano sino la transformación del Departamento y en esto hemos recibido todo su apoyo, apoyo que hoy se ve reflejado en las importantes iniciativas que hemos gestionado de manera conjunta y que estamos seguros impactarán en la población con necesidades básicas insatisfechas”, expuso el gobernador José Facundo Castillo Cisneros el día anterior tras recibir la visita de la parlamentaria.

Resaltó Castillo Cisneros la gestión adelantada por la senadora ante el Invias para que el martes hiciera presencia en la vía nacional Tame-Fortul –Saravena la entidad y se verificaran las afectaciones causadas por la ola invernal en esas localidades con mayor producción agrícola en el Departamento.

Así mismo la gestión que adelantan de manera conjunta por más de 50 mil millones de pesos para el mejoramiento de vías en las localidades araucanas.

La senadora anunció que para Arauca llegaran dos centros de la estrategia Sacúdete, que permiten convertir a los jóvenes en emprendedores, la gestión de 5 mil millones de pesos a través de MinCiencias para la adquisición de más de 2 mil tablets que impactarán en estudiantes en el campo y la ciudad, la gestión para que Arauca cuente con 224 centros digitales y 100 antenas para los corregimientos y veredas del Departamento.

“Estamos gestionando alrededor de 6.900 millones de pesos para la construcción de un nuevo parque central en el municipio de Tame con el fin de apoyar al gobernador en promover a esta localidad como capital turística del Departamento”, expresó la senadora.

Continue Reading

Chivas del Dia

Ingreso Solidario se extenderá hasta agosto de 2021, anuncia Duque

Published

on

El Presidente Iván Duque Márquez anunció este miércoles que el Gobierno Nacional garantizará que los recursos correspondientes al Ingreso Solidario lleguen a las familias más vulnerables hasta finales de agosto del 2021, con el fin de que los más afectados por la pandemia del covid-19 no se queden sin esa cobertura.

El Mandatario, quien hizo el anuncio en el acto de lanzamiento de la cuadragésima Vitrina Turística de la Asociación Colombiana de Agencias de Viajes y Turismo (Anato) 2021, recordó que el Ingreso Solidario tiene vigencia hasta el próximo 30 de junio.

“El Ingreso Solidario está previsto para expirar en el último día de este mes (30 de junio). Pero sabemos que el 20 de julio se presentará al Congreso este proyecto de protección social y estabilidad fiscal, y no podemos dejar a estas familias desguarnecidas sin estos recursos necesarios, mientras se adelanta ese trámite en el Congreso de la República”, explicó el Jefe de Estado.

En ese contexto, el Presidente resaltó que “con gestión presupuestal y con eficiencias en el DPS (Prosperidad Social), hoy quiero dejar claro que garantizaremos el Ingreso Solidario hasta finales del mes de agosto, para que podamos tener ese trámite en el Congreso de la República y seguir protegiendo a las familias que tanto lo necesitan”.

Cabe recordar que el Ingreso Solidario se creó para ayudar a los más vulnerables en plena pandemia del covid-19. Fue constituido en tiempo récord para proveer transferencias no condicionadas a más de tres millones de hogares que no estaban cubiertos por ningún programa de apoyo social del Gobierno.

Actualmente les llega a 3,4 millones de familias y el objetivo es ampliarlo a 5 millones de familias; es decir, a unos 20 millones de colombianos.

Continue Reading

Siguenos en twitter

En Tendencia