Connect with us

Boyaca

Las Farc sigue causando daño a familia boyacense, al no dar respuesta sobre qué pasó con el suboficial Peña Bonilla

Published

on

En todo un misterio se ha convertido la suerte que corrió Luis Hernando Peña Bonilla, quien fue secuestrado por las Farc el primero de noviembre de 1998.

Ni en la audiencia de reconocimiento de responsabilidad de las Farc, realizada por la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), el desmovilizado grupo guerrillero le dio razón a la familia del intendente jefe Luis Hernando Peña Bonilla sobre qué pasó con este suboficial de la Policía.

Peña Bonilla fue secuestrado por las Farc el primero de noviembre de 1998 durante la toma guerrillera a Mitú (Vaupés).

Desde hace 21 años la familia de este suboficial, natural del municipio de Monguí, dejó de recibir pruebas de supervivencia de su ser querido.

Tan solo en julio del 2008 volvieron a tener noticias de Luis Hernando, cuando el subintendente Armando Castellanos Gaona, uno de los rescatados mediante la ‘Operación Jaque’, le afirmó a la prensa que Peña Bonilla fue fusilado por las Farc.

Desde ese momento la familia ha intentado por todos los medios que se confirme si él está vivo o muerto y que, si es lo segundo, le indiquen en qué lugar se encuentran sus restos.

El exgobernador del Meta Alan Jara, quien estuvo secuestrado con Peña, indicó en su momento que lo vio por última vez en diciembre del 2001 o en enero del 2002, en un campamento de cemento.

Hace 14 años circuló la versión de que el cuerpo del intendente estaría sepultado en el Caguán, pero nadie le ha confirmado a la familia que eso sea cierto.

En una carta que escribió el entonces coronel de la Policía Luis Mendieta, cuando aún estaba secuestrado, decía que por problemas mentales hacía seis años a Peña lo habían sacado del lugar donde estaban los demás y que desde entonces no volvió a verlo.

“Dijeron que le iban a realizar un tratamiento siquiátrico, pero desde esa fecha no sabemos de él a pesar de las constantes preguntas por su situación”, indicaba en su carta el hoy general (r).

El subintendente Armando Castellanos Gaona afirmó hace 14 años que los hechos en que murió Peña Bonilla ocurrieron en la antigua zona de distensión, “donde estaban los campos de concentración”. Agregó que el cadáver del intendente jefe está cerca de Los Pozos, en el Caguán.

Lo que dijeron los del secretariado en la audiencia ante la JEP

Yoleni Peña Bonilla, hermana del intendente desaparecido, les solicitó a los siete exmiembros del secretariado de las extintas Farc que comparecieron a la audiencia de reconocimiento de responsabilidad, la ubicación del lugar donde habría sido sepultado Luis Hernando.

“Dentro de las muchas preguntas que tenemos y que siempre hemos pedido respuesta es: ¿si sabían que él tenía una enfermedad, por qué a Luis Hernando lo sacaron del listado del canje humanitario? ¿Dónde lo dejaron, qué pasó con él, quién dio la orden de sacarlo del campamento?”, dijo Yoleni.

Pastor Alape, excabecilla de las Farc, en la audiencia ante la JEP manifestó que reconocen que fue una orden de la dirección y que Peña Bonilla fue ejecutado.

La familia Peña Bonilla, que reside en la ciudad de Sogamoso, sigue esperando que las Farc ubiquen y entreguen los restos del intendente Luis Hernando.

Fuente: Boyacá 7 Días

Continue Reading
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Siguenos en twitter

En Tendencia