DestacadasjudicialPolítica

Intermediario de las Fiducias que saquearon a Casanare, ¿sería intermediario entre Santos y Trump?

Jeremy Blackburn, de Titan Atlas; Donald Trump Jr., Jung Yun y Camilo Benedetti, del fondo de inversión Yun Capital (Foto El Espectador)

A los casanareños se les olvidó que Camilo Benedetti va ligado con el mayor robo de la historia de Casanare

Camilo Benedetti, hermano del senador Armando Benedetti, y quien vive en Miami rodeado de lujos, quiere sacarle provecho a una ‘vieja amistad’ con el hijo de Donald Trump, y a una reunión de hace 6 años a la cual asistió el presidente Juan Manuel Santos.

Al menos eso dice en su publicación del pasado viernes The New York Times, al referirse al magnate colombiano: “El Sr. Benedetti, quien se describe a sí mismo como un financiero, viajó con Donald Trump Jr. durante su viaje de 2011 a Colombia como representante de Yun capital. Una vez allí, el Sr. Benedetti acompañó al Sr. Trump y el Sr. Blackburn a una reunión con el presidente del país, Juan Manuel Santos, así como el hermano del Sr. Benedetti, Armando, un senador colombiano”.

Y agrega: “Su conexión con la familia Trump no parece extenderse más allá de ese viaje. El Sr. Benedetti, de 46 años, dijo en una entrevista reciente que la última vez que tuvo contacto con el Sr. Trump fue en 2012”.

El artículo periodístico fue retomado por varios medios internacionales, que apuntan a que el nexo comercial entre el emporio de los Trum con Colombia, va ligado de una relación de hace años de Camilo Benedetti con Donald Turm Jr.

Dice NY Times que Benedetti al ser entrevistado sobre el asunto, se refirió a que “la última vez que tuvo algún contacto con Trump Jr. fue en el 2012.

Sin embargo, de ser cierto que Camilo Benedetti podría ser eslabón de las relaciones de Santos con el presidente Trump, a través de Donald Turmp Jr. podría esperarse un escándalo de ligas pesadas, pues Benedetti, hermano del senador de la U, muy cercano a Santos, tuvo mucho que ver en los negocios de una de las fiducias que terminaron saqueando a Casanare, con más de $60 mil millones.

Por su parte el portal Kien y Ke relata que “Uno de estos proyectos que Trump Jr. y Benedetti preparaban en 2011 era desarrollar dos complejos turísticos en Colombia: un club de golf premium en la Sabana de Bogotá, y un hotel con casino y marina que quedaría en Santa Marta o Barranquilla. Con este objeto, los empresarios se reunieron, por intermedio de Armando Benedetti, con el primer mandatario el 21 de febrero de 2011”.

Armando Benedetti es senador del Partido de la U, el mismo del presidente Santos y de la diputada casanareña Sonia Bernal.

Casanare, las esmeraldas y Camilo

Uno de los negocios, según la investigación que adelantó la Fiscalía y que no prosperó, porque al parecer el senador ‘le metió la mano’ y el expediente no ha avanzado, está relacionado con Green Mountain, con el cual Armando Benedetti ganó el 25 por ciento.

Esta empresa obtuvo 10 mil millones de regalías del Casanare para un frustrado proyecto esmeraldífero, y solo devolvió $3 mil millones.

Mario Glessig, representante de la firma, aseguró en varias declaraciones a los medios y a la Fiscalía que Camilo Benedetti le cobró un 25 por ciento del monto del negocio por informarle sobre la disponibilidad del dinero y presentarlo ante Fiduagraria

“Él fue quien eligió a Fiduagraria y ya le pagué toda la comisión a través del abogado Reimundo Alvarado Palacio. Hay pruebas y dos funcionarios de la fiduciaria tienen copia de los pagos”, dijo en su momento Glessing.

Benedetti también aparece comprometido en un caso similar de regalías mal invertidas, en el departamento del Meta.

El caso de la relación de Benedetti, Fidupetrol y la gobernación del Casanare no ha prosperado desde hace cuatro años, cuando fue abierto en la Fiscalía de manera preliminar.

“Yo repliqué lo que hacía Camilo”

En la investigación de la Fiscalía, Juan Carlos Huérfano, otro de los implicados en el robo a Casanare,  declaró que “La persona que me presentó las diferentes alternativas de inversión fue Camilo Benedetti; me comentó cuáles eran las condiciones técnicas del negocio; posteriormente hice un estudio de cómo funcionaba el esquema para buscar potenciales inversionistas. A Camilo lo conozco desde la universidad, está en el medio financiero; en una reunión social me comentó el tema, me pareció interesante. Yo le dije ‘déjeme ver documentación para revisar el tema y yo lo que puedo es hacer una labor de buscar potenciales inversionistas en el sector público y privado’. La labor mía fue replicar lo que hacía Camilo”.

De acuerdo con la sentencia contra el exgobernador de Casanare, Withman Porras, cuyo condena fue de 18 años, esos dineros públicos de “forma ilegal e irracional se pusieron a disposición de unos cuantos empresarios privados para que financiaran sus actividades mercantiles”.

Y agregó la Corte que “los términos del negocio fueron ‘francamente desventajosos’ para el departamento del Casanare. Es decir: la plata de las regalías terminó siendo usada para apalancar proyectos entre privados, con enredos como con Fidupetrol.

Y ahora mientras un exgobernador anda condenado por el negocio, un intermediario que en una sola fiducia se ganó $2.500 millones, anda en Miami a la espera de que Donald Trump lo reciba en compañía del presidente Juan Manuel Santos, para plantearle ‘buenos negocios’

 

 

Etiquetas

Wilson Duran Duran

Periodista, Director de www.laschivasdelllano.com y www.laschivasdecolombia.com

Publicaciones relacionadas

Cerrar