22 de febrero de 2024 - 12:33 AM
Home Chivas del Dia Henry Kissinger, ex alto diplomático estadounidense bajo Nixon y Ford, muere a los 100 años
Chivas del DiaDestacadasInternacionalPolítica

Henry Kissinger, ex alto diplomático estadounidense bajo Nixon y Ford, muere a los 100 años

Henry Kissinger

El ex secretario de Estado Henry Kissinger murió el miércoles a la edad de 100 años, tras haber personificado la política exterior de Estados Unidos durante las administraciones de los presidente Richard Nixon y Gerald Ford.

Por Voz de América, en alianza con el Sistema Informativo Las Chivas del Llano

Henry Kissinger, quien murió el miércoles a la edad de 100 años, personificó la política exterior de Estados Unidos durante las administraciones de Nixon y Ford, fungiendo como secretario de Estado bajo ambos presidentes y generando elogios por sus éxitos diplomáticos y controversia por su calculadora visión política del mundo.

Su muerte fue anunciada por su empresa consultora y no se dio ninguna causa.

Conocido por ser un académico, ganador del Premio Nobel de la Paz y un destacado refugiado en Estados Unidos, Kissinger se convirtió en un icono cultural, inspirando innumerables biografías, tanto favorables como no favorables, y satirizado por gente como Monty Python.

El pensador conservador ayudó a lograr una serie de éxitos diplomáticos, incluido el acercamiento con China y la distensión con la Unión Soviética. Fue galardonado con el Premio Nobel de la Paz junto con Le Duc Tho de Vietnam del Norte por sus esfuerzos para negociar el fin de la guerra de Vietnam.

Kissinger también obtuvo múltiples logros en el Oriente Medio, como la negociación del Acuerdo del Sinaí de 1975 entre Egipto e Israel y el trabajo para avanzar en el proceso de paz árabe-israelí más amplio en esfuerzos que se conocieron como “diplomacia de lanzadera”.

El presidente de EEUU, Richard Nixon, se reúne con el vicepresidente y congresista designado, Gerald Ford, el secretario de Estado, Henry Kissinger, y el jefe de gabinete, Alexander Haig, Jr., en la Oficina Oval, en Washington, 13 de octubre de 1973.
El presidente de EEUU, Richard Nixon, se reúne con el vicepresidente y congresista designado, Gerald Ford, el secretario de Estado, Henry Kissinger, y el jefe de gabinete, Alexander Haig, Jr., en la Oficina Oval, en Washington, 13 de octubre de 1973.

A pesar de sus logros en todo el mundo, Kissinger fue una figura controvertida, y sus críticos alegaron que permitió bombardeos en Camboya, apoyó la represión de Pakistán contra Bangladesh e hizo poco para detener la campaña de Argentina contra los disidentes.

Primeros años

Nacido como Heinz Kissinger en Furth, Alemania, llegó a Estados Unidos en 1938 a la edad de 15 años después de que su familia huyó de la persecución nazi a los judíos. La familia hablaba inglés en casa y Heinz pasó a ser conocido como Henry, y luego se naturalizó como ciudadano estadounidense.

Kissinger regresó a Europa durante la Segunda Guerra Mundial como miembro del Ejército estadounidense en la 84 División de Infantería.

«Recuerdo esos años con gran orgullo», dijo Kissinger al Chicago Tribune cuando tenía 80 años. «La Segunda Guerra Mundial fue una guerra sin ninguna ambigüedad moral.»

Después de la guerra, Kissinger se matriculó en Harvard en el G.I. Bill, y recibió su licenciatura, maestría y doctorado en la universidad y luego se unió al cuerpo docente de la escuela.

La visión de Kissinger sobre la política exterior sin duda estuvo determinada por su experiencia de huir de la Alemania nazi.

Es conocido por su estilo de “realpolitik” centrado en tomar decisiones diplomáticas prácticas en lugar de aquellas arraigadas en un marco moral.

Cuando The New York Times le preguntó en 1974 sobre el sentido de pesimismo e incluso de tragedia en sus escritos políticos, Kissinger respondió: “Me considero un historiador más que un estadista. Como historiador, debes ser consciente del hecho de que todas las civilizaciones que alguna vez han existido finalmente colapsaron”.

(ARCHIVO) El enviado especial de Estados Unidos, Henry Kissinger (derecha), se reúne con el primer ministro de China, Zhou Enlai, en julio de 1971 en Beijing.
(ARCHIVO) El enviado especial de Estados Unidos, Henry Kissinger (derecha), se reúne con el primer ministro de China, Zhou Enlai, en julio de 1971 en Beijing.

«La historia es una historia de esfuerzos que fracasaron, de aspiraciones que no se cumplieron, de deseos que se cumplieron y luego resultaron ser diferentes de lo que se esperaba», afirmó.

Funciones de la Casa Blanca

Después de trabajar como consultor para agencias gubernamentales estadounidenses durante las administraciones de Eisenhower, Kennedy y Johnson, Kissinger ingresó a la Casa Blanca en 1969 durante la administración de Nixon. Se desempeñó como asesor de seguridad nacional y luego secretario de Estado y continuó como secretario de Estado durante la presidencia de Gerald Ford.

Kissinger tenía una relación estrecha con el presidente Richard Nixon y atribuyó a la colaboración una de las principales razones de sus éxitos en política exterior.

Le dijo a Newsweek en 2009: “Vi al presidente todos los días cuando ambos estábamos en la ciudad porque sentí que era absolutamente esencial que pensáramos en la misma línea. Tuve suerte. Tuve relaciones extraordinariamente estrechas con los dos presidentes a los que serví. De hecho, si uno mira la historia de los secretarios de Estado, es raro”, dijo.

Kissinger hizo dos viajes a China antes de acompañar a Nixon en su innovadora visita a Beijing en 1972 para reunirse con el presidente del Partido Comunista de China, Mao Zedong. Durante la visita, Estados Unidos y China formalizaron relaciones diplomáticas tras una ruptura de 23 años.

Kissinger y Nixon también trabajaron estrechamente para calmar las tensiones con la Unión Soviética, lo que dio lugar a las Conversaciones sobre Limitación de Armas Estratégicas (SALT), así como al Tratado sobre Misiles Antibalísticos (ABM).

El máximo diplomático estadounidense recibió numerosos premios por sus logros. Además del Premio Nobel de la Paz en 1973, obtuvo la Medalla Presidencial de la Libertad en 1977, el honor civil más alto de los Estados Unidos, y la Medalla de la Libertad en 1986, que fue otorgada a 10 de los líderes estadounidenses más influyentes nacidos en el extranjero.

Controversias

A pesar de sus logros, Kissinger ha atraído muchas críticas, muchas de ellas centradas en sus acciones durante la Guerra de Vietnam.

Kissinger mantuvo en secreto los bombardeos estadounidenses a Camboya y Laos en 1969 –que ayudaron a intensificar la guerra de Vietnam– y no informó al Congreso ni al público estadounidense sobre ellos.

ARCHIVO: Manifestantes de Code Pink rodean a los exsecretarios de Estado de Estados Unidos, Henry Kissinger (izq) y George Shultz, antes del comienzo del una audiencia de la Comisión de Servicios Armados del Senado en el Capitolio en Washington el 29 de enero de 2015.
ARCHIVO: Manifestantes de Code Pink rodean a los exsecretarios de Estado de Estados Unidos, Henry Kissinger (izq) y George Shultz, antes del comienzo del una audiencia de la Comisión de Servicios Armados del Senado en el Capitolio en Washington el 29 de enero de 2015.

Nixon también le dio poder para llevar a cabo negociaciones secretas con los norvietnamitas. Si bien Kissinger finalmente ayudó a negociar los Acuerdos de Paz de París como resultado de las negociaciones, sus críticos dicen que los años de conversaciones secretas sólo prolongaron la guerra.

Kissinger también ha sido criticado por su papel en conflictos en todo el mundo, incluida la guerra civil de Angola, que se convirtió en un campo de batalla de la Guerra Fría, y la participación de Estados Unidos en Chile, que culminó con un golpe de estado en 1973.

Si bien Kissinger permaneció en su papel de secretario de Estado después de que Nixon renunció en desgracia en 1974, no salió ileso del escándalo Watergate que destituyó a Nixon. El escándalo reveló que Kissinger había ordenado al FBI que interviniera los teléfonos de los miembros del Consejo de Seguridad Nacional para ver quién había filtrado noticias del bombardeo estadounidense de Camboya a los medios de comunicación.

Después de la Casa Blanca

Después de dejar el gobierno, Kissinger trabajó como consultor y conferencista internacional, además de autor, escribiendo más de una docena de libros. Su último libro, “Leadership”, se publicó cuando tenía 99 años.

Continuó hablando y escribiendo sobre asuntos exteriores, e incluso provocó controversia en mayo de 2022 cuando argumentó en el Foro Económico Mundial en Davos, Suiza, que Ucrania debería ceder territorio para hacer la paz con Rusia. Dijo que una derrota vergonzosa del presidente ruso Vladimir Putin podría empeorar la estabilidad a largo plazo de Europa.

A Kissinger le sobrevive su segunda esposa, Nancy, con quien se casó en 1974. Tuvo dos hijos con su primera esposa, Ann Fleischer, y cinco nietos.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestros canales de YouTube, WhatsApp y al newsletter. Activa las notificaciones y síguenos en Facebook, X e Instagram.

Written by
Redacción Chivas

Periodista, Director de www.laschivasdelllano.com y www.laschivasdecolombia.com

Leave a comment

Deja una respuesta