Gobernador del Casanare, muy molesto por desplante de la presidencia con su esposa

SEMANA

Este martes se estaba llevando a cabo en Pore, Casanare, una cumbre de gobernadores en la que estuvo el presidente Iván Duque y la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez. Cuando el mandatario anfitrión José Alirio Barrera fue a buscar puesto al lado de Duque, le indicaron que debía ubicarse abajo de la tarima al lado de los demás gobernadores. Hasta ahí el tema no pasó a mayores. Sin embargo, Barrera se molestó cuando miembros de la presidencia que estaban a cargo de la logística, retiraron a su esposa del lugar. «A las malas y a empujones la sacaron», dijo el gobernador, indignado. Barrera se paró de su silla muy molesto y se fue a sentar entre el público.

Cuando Duque se percató de la ausencia del Gobernador, lo mandó a llamar. Tres veces lo anunciaron por parlantes, pero Barrera se negó. El presidente tuvo que mandar a cinco emisarios, entre ellos a la ministra de Cultura, Cármen Vásquez. Pero no lo logró. Quienes estaban allí cuentan que se vivieron momentos de tensión pues varios gobernadores se solidarizaron con Barrera y amenazaron con irse del evento. Al final al presidente de la República le tocó, junto con Marta Lucía, bajarse de la tarina, buscar a Barrera y pedirles excusas en medio de una conversación que se prolongó por más de una hora. Y eso que Barrera es el único gobernador elegido popularmente por el Centro Democrático en todo el país. “Esa no es la forma, ni el trato hacia una tierra inmensa”, dijo Ricardo Alvarado, gobernador de Arauca.

Spread the love