Connect with us

Destacadas

Funcionaria de las fotomultas comió limón taiti ‘para ocultar la borrachera’

Published

on

Ana Luisa Barreto, (archivo particular)

Ana Luisa Barreto salía de rumba con otros compañeros de la empresa, cuando la cogió tránsito de Yopal.

Pasadas las 10 y 20 de la noche de ayer jueves 9 de marzo, las autoridades de tránsito requirieron a la conductora de un vehículo que cruzaba por la calle 24 con carrera 2o. Lo conducía una mujer, que en un principio quiso pasar por alto la situación.

Al revisar los documentos leyeron el nombre de Ana Luisa Barreto. Hasta ahí era un ciudadana del común. Pero taxistas que cruzaban por el sitio la reconocieron: se trataba de la representante legal de SETTY, la concesionaria de las fotomultas en Yopal.

Los agentes de tránsito, al percatarse a simple vista de que habría ingerido licor, y tras varios minutos de discusión, y de ella presentarse como la ‘que manda’ en la concesión SETTY, fue conducida en un taxi hacia el Hospital de Yopal, para que le practicaran la prueba médica de alcoholemia.

Dicen testigos que ‘la señora se puso furiosa y llamó a un exsecretario de tránsito de Celemín y le imploró que le ayudara a controlar la situación», y que incluso amenazó que rodarían cabezas contra dos azules porque estaban persiguiendo a la Concesión y eran los principales opositores de las fotomultas.

El taxista que la llevó al Hospital, luego de que los agentes lo solicitaran, debido a que ella no podía conducir su vehículo, envió el mensaje de voz  por wasap, a un grupo de taxistas narrando la situación que se presentaba.

Escuche audio del taxista que llevó a la funcionaria de SETTY al Hospital de Yopal

«Compañeros les tengo una bombotota», dice el taxista. Quien cuenta que los de tránsito lo pararon para que llevara a tres personas al Hospital. «Venía comiéndose un limón taiti así de grande para que no le marcara, y decía que eran unos hijueputas por que la habían parado precisamente a ella», dice en el mensaje de voz que le envió a sus colegas taxistas.

Se conoció que en el Hospital dio grado 1 de alcoholemia lo que le acarrea la suspensión de la licencia, inmovilización del vehículo y multa de tres millones y medio de pesos. Sin embargo tiene tres días para rendir descargos ante el inspector de Tránsito.

Las Chivas del Llano confirmaron que este viernes hacia las 9 de la mañana acudió a Visionamos, un laboratorio privado, donde se mandó a realizar por su cuenta un examen de alcoholemia, cuyos resultados muy probablemente dieron negativos, ya que pasadas más de 12 horas de haber sido pillada, su organismo ha expulsado las sustancias químicas del licor.

Esa será su prueba reina ante Tránsito, además que alegará persecución por parte de los azules, a quienes considera sus enemigos.

 

 

 

Continue Reading

Siguenos en twitter

En Tendencia