Colombiajudicial

Falleció en Medellín ‘Ernesto Báez’, exjefe paramilitar

La noche de este martes el exjefe paramilitar falleció en la ciudad de Medellín al parecer por un infarto fulminante.

‘Ernesto Baéz’, quien murió a los 64 años, fue jefe político del Bloque Central Bolívar de las autodefensas. Estudió Derecho en la Universidad de Caldas y tras vincularse al proceso de Justicia y Paz, dejó laS armas junto con el bloque que comandó en 2005.

El Bloque Central Bolívar fue la estructura de guerra más grande de las Autodefensas y operó en Santander, Norte de Santander, Nariño, Putumayo, Caquetá, Antioquia, Bolívar, Boyacá, Caldas y Risaralda.

En 2017, la Sala de Justicia y Paz de Bogotá condenó a 32 exparamilitares de las Auc, entre esos a Báez, por 966 hechos del conflicto, que dejaron por lo menos 1.464 víctimas directas y 5.131 víctimas indirectas. En la sentencia, Báez fue hallado responsable de homicidios, desplazamientos forzados, violaciones y esclavitud sexual, desapariciones forzadas, secuestros, amenazas, extorsión y abortos forzados.
Tras acogerse a ese proceso estuvo en la cárcel de máxima seguridad de Itagüí, Antioquia, durante 10 años, y quedó en libertad en octubre del 2016.

Sin embargo, tras salir de prisión, en los últimos años el exjefe paramilitar se había dedicado a procesos de promoción de la paz, y el pasado 15 de noviembre ‘Báez’ estuvo en un evento organizado por la Comisión de la Verdad en el que participaron ‘exparas’, exelenos, exfarianos y excombatientes de casi todos los grupos que han tenido parte en el conflicto armado colombiano.

«Yo nunca pensé que todas estas organizaciones insurgentes, que lo fueron en la época, podían reunirse con nosotros después de tantos años de confrontación. Esto prueba que podemos seguir pensando diferente en un escenario de paz, en un escenario a través del cual sea posible que la divergencia de las ideas se convierta en hechos de construcción», así lo explicó ‘Báez’ en el encuentro, al que asistió este medio.

Para él, la guerra no les permitió acercarse a la comprensión que sí les permitió este diálogo: «En la guerra son imprescindibles los fanatismos, los radicalismos, el fundamentalismo… el tableteo de las armas no nos deja escucharnos, por lo tanto, era imposible que nos conociéramos y que nos acercáramos a través de la palabra».

EL TIEMPO

Etiquetas

Wilson Duran Duran

Periodista, Director de www.laschivasdelllano.com y www.laschivasdecolombia.com

Deja un comentario

Cerrar