Connect with us

Colombia

Exparamilitares encabezados por alias ‘Solín’ piden a Santos que los incluya en Justicia y Paz

Published

on

Josué Darío Orjuela, alias ‘Solín’, excomandante de las Fuerzas Especiales ACC (Foto archivo particular)

Reconocen que la delincuencia común utiliza el rótulo de las autodefensas para delinquir en Meta, Casanare, Boyacá y parte de Cundinamarca.

Varios exmilitantes de las Autodefensas Campesinas de Casanare le enviaron una carta al presidente Juan Manuel Santos, en la que le piden que los incluya «al sistema de justicia especial para la paz administrado por el tribunal de justicia transicional, con las garantías de ser amparados por los derechos y beneficios firmados en el marco de este sistema de justicia y demás puntos acordados».

Dicen los firmantes, en los que se encuentra José Darío Orjuela, alias ‘Solín’ , que la solicitud la hacen por el momento solo quienes firman el documento, los cuales no estuvieron vinculados en la mesa de diálogo y acuerdos de Justica y Paz del gobierno de Alvaro Uribe.

Y agregan : «Esta solicitud firmada por nosotros no compromete ni tampoco excluye la voluntad de acogerse a este modelo de justica para la paz a los señores, Héctor Buitrago (padre), y sus hijos Héctor German Buitrago conocido como (Martin llanos) y Nelson Buitrago conocido como (Caballo) , ni a ningún otro miembro de la organización  Autodefensas Campesinas del Casanare ACC».

Al conocer este documento, Carlos Guzmán Daza, alias ‘Salomón’ quien hoy se encuentra en libertad, en diálogo con Las Chivas del Llano, dijo que recibía con beneplácito la decisión de sus excompañeros de lucha. «Esto ayudará a que haya un verdadero camino hacia la paz, y a que cesen los conflictos que aún se viven en nuestra región», dijo.

La carta a Santos

Quienes firmamos el presente documento, somos personas de ciudadanía colombiana que por años estuvimos vinculados al conflicto armado que se ha desarrollado en el territorio de nuestra nación, no por voluntad propia deliberada, sino que la constante agresión y el bien conocido repertorio delictivo que generaba el conflicto propuesto y ejecutado por las guerrillas colombianas,  sumándose a esto la ausencia total, o la débil presencia de estado colombiano, en aquella época, para cumplir con la fuerza pública el deber constitucional de garantizar la preservación de la vida, honra y bienes de la comunidad; hecho que no nos dejó otra opción más que la de organizarnos en movimientos armados de resistencia civil campesina, para auto defendernos del homicidio, secuestro, tomas guerrilleras a los pueblos, pescas milagrosas en las carreteras, múltiples abusos en contra de nuestros bienes entre muchas otras acciones  que  diariamente amenazaban  la integridad y la tranquilidad de nuestras comunidades, y como si esto fuera poco estábamos expuestos al constante asedio y sometimiento, hombres, mujeres, jóvenes y niños al adoctrinamiento de la ideología guerrillera, sopena de muerte a quien se atreviera  a disentir, a pensar o expresarse de manera diferente.

En la actualidad Señor Presidente, nos encontramos privados de nuestra libertad en distintos centros carcelarios del territorio nacional, y hemos observado de manera pasiva el desarrollo de los diálogos realizados entre su gobierno y la organización guerrillera FARC-EP en la Abana-Cuba; actualmente en razón a todos los logros alcanzados en estos acuerdos, públicamente reconocemos y felicitamos a las partes, por un lado a usted Señor Presidente y a todo su equipo de gobierno, y por otra parte a las FARC-EP y al  Ejército de liberación nacional ELN  por tan loable voluntad de trabajar por una paz estable y duradera para nuestra nación; destacamos de las partes su gran compromiso, paciencia, arduo trabajo y la sabiduría con que han logrado sortear el difícil camino hasta aquí recorrido.

Señor Presidente, los hechos de paz demostrados por su gobierno y las  organizaciones guerrilleras nos motivan y nos proporcionan suficiente confianza para expresar las siguientes consideraciones y solicitudes.

PRIMERO: Precisamos que quienes firmamos y apoyamos esta petición no estuvimos vinculados en la mesa de diálogo y acuerdos de la ley de justicia y paz que realizo el gobierno del expresidente ALVARO URIBE VELEZ con la organización AUC.

Nosotros somos militantes de las Autodefensas Campesinas de Casanare ACC, al mando de Héctor Buitrago (padre), y Héctor German Buitrago (hijo) conocido como Martin Llanos, y estamos de acuerdo con otros militantes (también privados de su libertad) de un bloque de autodefensas que opero en la zona norte del Departamento de Casanare al mando del conocido comandante Diego, quienes tampoco formaron parte del proceso de justicia y paz.

SEGUNDO: En los Departamentos de Casanare, Meta, Boyacá y una fracción del Departamento de Cundinamarca donde realizamos nuestra presencia armada, se puede notar que aun al día de hoy las comunidades no han podido disfrutar de un verdadero ambiente de paz y tranquilidad, debido a que todavía falta la consolidación de los acuerdos de paz entre el gobierno nacional y las guerrillas,  por otro lado la delincuencia común en ocasiones usa nuestro nombre o el nombre de la organización a la cual pertenecimos para sacar ventajas delinquiendo y generando un clima de tensión e inseguridad en la región, causa por la cual las victimas siguen teniendo miedo para reclamar sus derechos por temor a represalias que puedan tomar sus victimarios, sin que nosotros estemos en el interés de realizar acción alguna en contra de las víctimas.

Por otro lado estan nuestros compañeros que por la vía judicial se han reinsertado a la sociedad, quienes también sienten miedo por las posibles represalias o venganzas que algunas víctimas puedan tomar en su contra, y los que estamos presos tememos por la inseguridad de nuestras familias, pues no es un secreto que muchos de nuestros compañeros que han recobrado su libertad por pena cumplida y han retornado a la vida civil, han sido asesinados en falsos positivos o en circunstancias aún sin esclarecer ; todo esto lo que nos deja es un mensaje muy claro, que no hay paz en nuestra región, y esto se debe a que las heridas estan abiertas por la ausencia de actos verdaderos de perdón y reconciliación, y por la demora en  el establecimiento de la verdad, la justicia y la reparación.

TERCERO: Es por esto que con el propósito de hacer nuestro a porte a la paz estable y duradera para la totalidad del territorio nacional solicitamos al gobierno de Colombia en cabeza suya, nos incluya mediante acceso al sistema de justicia especial para la paz administrado por el tribunal de justicia transicional, con las garantías de ser amparados por los derechos y beneficios firmados en el marco de este sistema de justicia y demás puntos acordados.

Por nuestra parte ofrecemos y nos comprometemos, a realizar todos los esfuerzos posibles para garantizar al máximo la verdad de los hechos propios del conflicto en especial aquellos que afectan o conciernen a las víctimas y a las comunidades, como búsqueda de restos humanos o fosas donde se puedan encontrar las personas desaparecidas, para esto es necesario el apoyo del gobierno con medios logísticos, técnicos y tecnológicos.

Igualmente nos comprometemos  a esclarecer hasta donde sea posible los demás hechos que sean del interés de la justicia, con el fin de lograr el mayor nivel de verdad posible, y de esta manera garantizar la acción de la justicia y primordialmente la reparación a las víctimas que son consideradas el centro de los  acuerdos según el punto cuatro; en este respecto nos comprometemos a realizar acciones de reparación a las víctimas que estén a nuestro alcance, con el firme compromiso de no repetición.

CUARTO: Nuestra voluntad es aportar todo hecho posible conducente a garantizar el primordial y legítimo derecho que tienen las víctimas a la verdad, la justicia y la reparación como lo establece la ley de victimas 1448 de 2011.

QUINTO: En el entendido que en los acuerdos firmados por el gobierno con las FARC-EP  se abre una puerta para todos los actores del conflicto y fuerzas beligerantes, hecho por demás acertado y necesario si lo que se quiere es una paz estable y duradera; el ejemplo natural nos enseña que para que un pájaro pueda volar necesita combinar en igual proporción la fuerza propulsora tanto de su ala izquierda como de su ala derecha, no en vano a la paz se le simboliza con una paloma.

Por consiguiente, nos comprometemos también en los esfuerzos necesarios para contactar a personas que militaron con nosotros en el conflicto y que deben  estar de incognito en la clandestinidad  para que se sometan al sistema de justicia especial para la paz y de esta manera contribuyan junto con nosotros para lograr el esclarecimiento de la verdad.

SEXTO: Solicitamos respetuosamente el concurso en este propósito además del gobierno nacional representado en la oficina del alto comisionado para la paz, el de la organización de las naciones unidas, la comisión interamericana de  los derechos humanos OEA, La defensoría del pueblo, las iglesias(católica y cristiana), las organizaciones de cooperación internacional, y los medios de comunicación.

SEPTIMO: Solicitamos que con el propósito de garantizar una interacción fluida, proactiva, eficaz y permanente, el gobierno Nacional autorice y establezca una comisión de gestores de buena voluntad para la paz integrada por delegados del gobierno, de las víctimas y delegados de nosotros como actores del conflicto con el acompañamiento de las entidades mencionadas en el punto sexto; esto con el fin de que si bien nosotros estamos dispuestos a someternos al modelo de justicia especial para la paz acordado entre el gobierno nacional y las FARC-EP no obstante nos asiste el derecho a ser informados al detalle acerca de este modelo de justicia ,en qué nos compromete pero igualmente en que nos beneficia para poder de esta manera a conciencia firmar nuestro sometimiento a la justicia especial para la paz.

OCTAVO: El número de cuantos podemos estar interesados en acceder al sistema de justicia especial para la paz es indeterminado, nos ha sido difícil establecer el número exacto de los que estamos privados de la libertad por cuanto nos encontramos dispersos en muchos centros carcelarios, pero en días posteriores haremos las gestiones necesarias para establecer esta cantidad de compañeros que consideramos puede estar cerca de cien personas.

Por el momento solo firmamos los que aparecen en el presente documento. Con la esperanza viva de poder contribuir a la pacificación total de nuestra nación, agradecemos la atención de usted Señor Presidente, que se digne prestar a esta solicitud.

NOTA IMPORTANTE: Esta solicitud firmada por nosotros no compromete ni tampoco excluye la voluntad de acogerse a este modelo de justica para la paz a los señores, Héctor Buitrago (padre), y sus hijos Héctor German Buitrago conocido como (Martin llanos) y Nelson Buitrago conocido como (Caballo) , ni a ningún otro miembro de la organización  Autodefensas Campesinas del Casanare ACC. Los compañeros nuestros que decidan voluntariamente acogerse al sistema de justicia especial  para la paz lo manifestaran expresamente con su firma que se allegara con posterioridad en respaldo a este documento o a solicitud escrita expresada por ellos y dirigida al gobierno nacional.

 

 

 

Continue Reading

Siguenos en twitter

En Tendencia