Connect with us

judicial

El trabajo de Natalia Springer “no cumplió con lo estipulado”

Published

on

FOTO Y TEXTO: REVISTA SEMANA

Así lo advierte una interventoría sobre uno de los contratos de la politóloga con la Fiscalía, que la deja muy mal parada. Exclusivo Semana.com

La razón de todo este escándalo tiene que ver con multimillonarios contratos que suman más de 4.000 millones de pesos entregados a dedo por la entidad para que ella, a través de sus empresas, realice una serie de estudios y análisis sobre diferentes temas para la Fiscalía.

En medio de la polémica, varias revelaciones han surgido a lo largo del último mes. Una de ellas es que el verdadero apellido de la politóloga era Natalia Lizarazo y no Natalia Springer. Si bien el cambio de identidad es un acto legal, en muchos de los lugares donde trabajó, como La Fm o  El Tiempo donde era columnista, no pocos quedaron sorprendidos con el hecho de que hubiera cambiado su identidad.

Pero más allá de este detalle anecdótico, el escándalo tiene que ver con la poca claridad que existe sobre los contratos que la politóloga suscribió con la Fiscalía. El Espectador ha hecho una relación de algunos de ellos, pero al tratar de conocer en detalle los resultados de los contratos, Natalia ha argumentado que no puede mostrarlos por “razones de seguridad nacional”.

Hasta ahora solo se conocen el objeto y los montos de los contratos. Semana.com conoció en exclusiva uno de los informes de los interventores del primer contrato por 895 millones de pesos firmado el 10 de septiembre de 2013, que deja muy mal parada a Natalia y a la propia Fiscalía.

El contrato parece hecho a la medida de Natalia y su empresa Springer Von Schwarzenberg Consulting Services SAS. Para empezar,  tenía por objeto “prestar servicios profesionales de asesoría y acompañamiento y apoyo jurídico y técnico especializado al señor fiscal general de la nación para el procesamiento de datos en casos de crímenes excepcionales/internacionales cometidos en el marco del conflicto armado en Colombia”.

Pero en la tercera página de las 13 aparecen varias curiosidades. Una de ellas es que, como algo inusual en la contratación pública, la Fiscalía transcribe la hoja de vida que les pasó Natalia a quien califica como “una reconocida politóloga PHD… con más de 10 años de experiencia”. Allí se explica que los documentos que ella entregó “resultan suficientes para demostrar la idoneidad de la firma”. Una firma que se constituyó el 3 de junio de 2011, es decir, dos años antes de la firma del contrato que exigía “persona jurídica fundación o asociación de mínimo 10 años…”.

Como esto no se cumplía, se crea un salvavidas que permite la ejecución del contrato.  “La experiencia de la persona jurídica podrá conmutarse con la de los socios cuando ella (la firma) no cuente con más de tres años de constituida”.

El informe vergonzoso

Tres meses después de la firma del contrato, Natalia y su empresa entregaron el primer informe con el fin de que le desembolsaran los primeros 223 millones de pesos. Con lo que tal vez no contó es que las personas encargadas de recibir el producto de su trabajo sencillamente lo calificaran como una vergüenza.

De todo esto quedó un contundente informe en poder de Semana.com. entregado por funcionarios de la Unidad de Análisis y Contexto indignados por lo que consideran un despilfarro de dinero. “La Fiscalía que investiga el carrusel tiene el suyo propio. Parte de los insumos con lo que la señora Springer redacta sus famosos informes e investigaciones eran tomados de esta oficina. Y para completar los informes que presentaba la señora Springer no cumplían con lo pactado en el contrato”, dijo un funcionario que pidió reserva de su nombre.

El informe de interventoría es contundente. “Una vez revisado el informe (Secuestro en Colombia) se observa que este no cumple con lo estipulado en la cláusula (tercera). En la primera entrega se debía incluir los formatos establecidos para la compilación, recolección de datos y establecimiento de criterios de análisis de información. (…) Se nota cómo la firma contratista no anexó al documento formatos referidos por lo que es imposible evidenciar cuáles instrumentos fueron diseñados, utilizados y analizados para construir el informe”, dice el documento.

Más adelante se advierte. “Las actividades como la recolección de información, tamizaje de información, análisis de datos, modelos sobre lógicas de imputación, representación matemática de algoritmos, georreferenciación de datos, procesamiento estadísticos de datos, análisis de situaciones de vulnerabilidad riesgos y desastres que permitan ponderar la capacidad y porbabilidad de causa de daño e impacto en los sujetos pasivos de la conducta criminal que debe desarrollar la firma consultora, Springer Von Schwarzenberg Consulting Services SAS, no se plasma en el informe”.

La interventoría va más allá. “El documento no corresponde con el análisis y las hipótesis jurídicas que ha hecho la UNAC (Unidad de Análisis y Contextos) sobre el tema. (…) Por otro lado, el informe se concentra en el aspecto de la existencia del secuestro como política de las Farc-Ep, pero no abarca el tema de los tratos crueles e inhumanos a los secuestrados durante el cautiverio, lo cual ha sido un aspecto enfatizado por los fiscales que adelantan la investigación penal de este delito”.

Más adelante el documento resalta contradicciones en el informe presentado por Natalia. “En los primeros resultados (página 33) se dijo que interacción que la VII conferencia era negativa y luego en la página 35 se menciona que tuvo relación positiva, lo cual es erróneo…”, dice uno de los apartes donde queda en evidencia las incoherencias de la argumentación.

“La falta de articulación del documento con las investigaciones adelantadas por la UNAC, preocupa adicionalmente en tanto a la oficina jurídica, después de la consulta elevada por el supervisor del contrato y esta jefatura”, dice otro de los puntos donde se cuestiona seriamente la investigación.

“La distinción conceptual entre las modalidades de secuestro no es clara, como tampoco lo son las justificaciones metodológicas para determinar dichas modalidades”, afirma otro de los apartes que no deja duda de las graves falencias del informe de la politóloga.

La interventoría cuestiona contundentemente el origen de muchos de los datos que utilizó Natalia en su investigación sobre el secuestro. Básicamente, en pocas palabras se afirma que tomó información de otras investigaciones. “Metodológicamente el documento se fundamenta principalmente en las publicaciones en el Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH), como Una verdad secuestrada, Una sociedad secuestrada y la base de datos del CNMH y cifras y conceptos (…) No hay una justificación metodológica de por qué esto es así, ni por qué se privilegia esta fuente sobre otras. En esta medida el documento no cumple el propósito del equipo de investigación de la UNAC”.

En conclusión, según la funcionaria que realizó el análisis, “el documento presentado no cumple con las obligaciones estipuladas en el contrato y no es útil para el desarrollo del trabajo que se viene adelantando en esta Unidad”.

Toda esta serie de cuestionamientos y el hecho de prácticamente destrozar el primer informe de Natalia sobre secuestro, generó una grave crisis en la UNAC pues aun con las falencias del mismo Natalia recibió el pago del contrato.

Este fue tan solo el primero de una larga lista de contratos que posteriormente le fueron asignados a la politóloga y su firma. El último de ellos para hacer un análisis sobre el ELN y las Bandas criminales. Todos, por la nada despreciable suma de más de 4.000 millones de pesos. Todo un escándalo del que aún queda tela por cortar. (Ver inform

Chivas Channel

Comercializaban carne de chigüiro en mal estado llevada desde Casanare y los capturaron

Published

on

Un juez envió a prisión domiciliaria a tres miembros de una presunta red de caza ilegal de chigüiro, que al parecer vendía la carne en pésimas condiciones en Bogotá, Santander y la Costa Atlántica. (más…)

Continue Reading

Chivas del Dia

Canibal y asesino serial de mujeres fue capturado por autoridades mexicanas

Published

on

Los investigadores que realizan las tareas de excavación en la casa del asesino serial en las afueras de Ciudad de México, conocido como ‘el feminicida de Atizapán’, revelaron este fin de semana que hasta la fecha han hallado 3.787 fragmentos óseos, que pertenecerían a 17 víctimas, informó la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM).

«Los análisis han arrojado hasta este momento, la posibilidad de que se hayan encontrado restos óseos correspondientes a 17 personas», señalaron los peritos forenses aclarando que de momento no ha sido posible identificar la identidad de las víctimas, pero posteriormente se podrán hacer análisis de ADN.

Las autoridades han estado realizando excavaciones desde el pasado 17 de mayo en la casa donde vivía el supuesto feminicida, ubicada en la colonia Lomas de San Miguel y tienen previsto ampliar la búsqueda hacia el suelo de otras habitaciones que el hombre alquilaba en la misma propiedad, recogen medios locales.

Además de los miles de huesos hallados hasta el momento, también se han encontrado decenas de fotografías, dos básculas, un cuchillo, un machete, libros, cuadernos, decenas de videocasetes, ocho teléfonos celulares, maquillaje y otros accesorios femeninos.

Las autoridades detallaron que los restos están en una etapa de estudio denominada lateralización, que consiste en la limpieza minuciosa de cada hueso para luego identificar a qué parte del cuerpo corresponden.

Escalofriantes revelaciones

El hombre de 72 años fue capturado luego de que el pasado 14 de mayo su víctima más reciente, Reyna González, de 34 años, fuera reportada como desaparecida. Ese día la mujer salió de su casa para reunirse con Andrés ‘N’, a quien ella y su esposo conocían personalmente. Pero al no dar señales hasta la noche, el marido sospechó del septuagenario.

Según sostiene la investigación, para ese momento el presunto feminicida ya había matado a González. La agredió con un arma cortopunzante, mutiló su cuerpo y puso sus órganos, miembros y tejidos en diferentes cubetas. El sujeto, quien afirmó ser carnicero, reveló que le había retirado la piel del rostro porque le parecía muy bonita y que había fileteado la carne de sus piernas.

Andrés ‘N’ ha reconocido el asesinato de al menos otras cuatro mujeres desaparecidas y cuyos documentos de identidad fueron encontrados en su domicilio. Además, los investigadores estiman que todas fueron atacadas bajo el mismo ‘modus operandi’: las conocía en un bar, las llevaba a su residencia y las acuchillaba y mutilaba para luego enterrarlas. El criminal también confesó que se comió partes del cuerpo de algunas de sus víctimas y que les echaba sal para conservarlas.

Fuente, RT En Español

Continue Reading

Chivas del Dia

Detienen a una monja colombiana en Argentina, acusada de abuso sexual

Published

on

La religiosa de 64 años pertenece a la congregación las Hermanas Trinitarias de Buenos Aires y fue capturada por presuntamente abusar a una menor de edad.

Los presuntos hechos delictivos se produjeron en 2020, concretamente en un hogar de las Hermanas Trinitarias del municipio de Boulogne, Argentina, donde —según la denunciante, una menor de 14 años— la colombiana le habría hecho tocamientos la cocina y en un depósito del hogar; además, también la habría espiado mientras estaba desnuda, informó EFE.

La monja señalada, que es conocida como ‘Sor Marina’, pero su nombre es María Tellez Fajardo, fue imputada por la Fiscalía argentina de “ abuso sexual simple agravado, por haber sido cometido por el culto religioso y por ser una persona encargada de la guarda de las menores“, indicó Clarín.

La abogada de la denunciante, Soledad Molina, confirmó al canal noticioso TN que el miércoles sehizo la indagatoria a la monja y que ella permanece detenida por orden del fiscal Marcelo Fuenzalida de San Isidro (provincia de Buenos Aires).

“Ahora lo que tenemos que esperar es el recorrido normal del proceso y ver si alguna de las chicas puede sumarse a prestar declaración testimonial, esto sería fundamental para la causa también”, aseveró la jurista.

Y es que Molina manifestó que existe la posibilidad de que haya otras denuncias de abuso sexual y que, de hecho, hay otra causa judicial relacionada con Sor Marina “que todavía figura en trámite”.

“(La otra denuncia) No sería sobre la misma religiosa, sino que habría un encubrimiento con otra de las religiosas (…). Sí es muy importante que también habría sido trasladada la religiosa denunciada, Sor Marina, a otras sedes para enfriar la denuncia”, aclaró la abogada.

Tras la detención de la religiosa colombiana, la orden de las Hermanas Trinitarias de Buenos Aires emitió un comunicado en el que manifestó su “apoyo incondicional a la hermana Marina”, al tiempo que subrayó el “perjuicio irreparable” que supone esta noticia para la congregación.

Respecto a la denuncia, la congregación sostuvo que Sor Marina “no comprende los motivos por los cuales la joven pudo haberse sentido incómoda”, ya que su trato como cocinera del hogar “siempre fue muy cordial”.

“Jamás tuvo de su parte algún reproche en ningún sentido, con lo cual no sale de su asombro por lo que está viviendo y así se lo explicó a las autoridades”, agregó la orden religiosa.

En cualquier caso, desde la congregación aseguraron que colaborarán con la justicia en “todo lo necesario”, puesto que están convencidos de que “todo esto se aclarará debidamente con una investigación judicial.

Fuente, Pulzo

Continue Reading

Siguenos en twitter

En Tendencia