“El Tour será mucho más abierto; ojalá que la suerte acompañe a Nairo”, Fabio Parra.

Nairo Quintana, ciclista colombiano
Comienza el denominado ‘Sueño Amarillo’ y todo Boyacá está pendiente de nuestro ‘escarabajo mayor’.

TUNJA

Todo un espectáculo se reúne alrededor de la carrera más grande del mundo, aquella que busca y tanto anhela el pedalista boyacense Nairo Alexander Quintana Rojas, para terminar ‘de romperla’ como se dice por ahí, o más cotidianamente, para ‘sacarla del estadio’… sino que, hablando de ciclismo, todos le apuntan mejor para que la rompa. Y uno de ellos, fiel admirador y autoridad en el tema, es el gerente de Indeportes Boyacá.

“Creo que Nairo en esta ocasión se encuentra bastante bien, bien preparado, consciente de la responsabilidad, de la posibilidad que tiene de poder obtener el título del Tour de Francia, es la única ‘grande’ que le hace falta por ganar, ya lo ha hecho en el Giro y en la Vuelta a España”, cuenta Fabio Parra.

Parra, gloria del ciclismo colombiano y a nivel internacional, y actual gerente del Instituto Departamental del Deporte de Boyacá, también hizo énfasis en la importancia de que un buen equipo respalde al ‘cóndor’, a nuestro héroe de carne y hueso que está presto a comenzar con este ‘Sueño Amarillo’ que le quita el aliento a más de uno. Se vienen días de emoción y para Nairo, de total concentración.

“En este Tour hay una gran cantidad de montaña y poca contrarreloj, lo que hace presagiar que de alguna manera eso le ayude para buscar una buena figuración. Todos los éxitos, que Nuestro Señor le ayude, le dé la energía y la sabiduría para tomar las mejores decisiones en esos momentos cruciales de las etapas definitivas”, apuntó el directivo del deporte de la región.

La competencia en territorio francés contará con las acostumbradas 21 etapas, 3.480 kilómetros de recorrido en total, 7 etapas llanas, 5 de media montaña, 7 de alta montaña (5 finales en alto) y dos cronos (una individual y una por equipos, de 27 Kilómetros cada una), 30 puertos (entre categoría especial, primera y segunda), la etapa más larga será Belfort-Chalon-Sur-Saône (la séptima, de 230 kilómetros), la etapa más corta Tarbes-Tourmalet (número catorce, 117 km), y el puerto más elevado Iseran (2.770 metros).

El funcionario, que sabe lo que es y lo que significa montarse en una bicicleta y estar allí, hace alusión a lo inesperado, a la suerte, esa que no se pude dejar de lado, “creo que es fundamental aparte de la preparación física, la condición y la mentalidad que lleva, pues que cuente con algo de suerte para que se den las cosas y así poder ganar el Tour.

Lamentablemente hay que pensarlo así, porque el ciclismo es un deporte de contingencia, donde cualquier circunstancia puede aparecer en cualquier momento y eso hace que se pueda ir al traste con cualquier aspiración; casi que tiene que salir todo perfecto”, puntualizó Parra Pinto.

Ante las ausencias como la de Froome, varias veces campeón de esta máxima ciclística mundial, no queda sino pensar en aquello de una competencia un poco más abierta, en la que todos quieren llevarse el máximo galardón. Todo el departamento ya se encuentra en modo #SueñoAmarillo, que sería una gran alegría para el pueblo boyacense en este Año Bicentenario de la Libertad, ¡Nairo, salve sumercé la patria!

Por Gonzalo J. Bohórquez – Prensa Indeportes Boyacá.

Spread the love

Dejar un comentario