Dueños de perros de razas peligrosas deben registrarlos

raza-peligrosa

El nuevo Código de Policía obliga a que estos animales estén registrados en las alcaldías.

Los propietarios de perros de razas peligrosas,  considerados por la Ley 1801 del 2016, ” Código Nacional de Policía y Convivencia”,  Convivencia”,  deben acercarse a la Secretaría de Gobierno Municipal de Yopal, a registrar y obtener el respectivo permiso de tenencia.

Algunos de los requisitos son:

Fotocopia de la cédula de ciudadanía

Fotocopia de un recibo de servicio público del lugar de residencia de la mascota

Fotocopia del carnet de vacunación antirrábica

Certificado de sanidad, expedido por la Secretaría de Salud del municipio

Dos fotos del canino de perfil lateral (medidas de 8 cm x 12 cm)

La administración municipal les dará a conocer las obligaciones y sanciones en lo pertinente a la tenencia de estas mascotas en el municipio, y a su vez el respeto y cuidado que se debe tener con estos animales.

Razas peligrosas

El nuevo Código de Policía que entró en vigencia desde este lunes presenta un espacio para los perros de razas potencialmente peligrosas y una serie de requisitos para sus tenedores, quienes al incumplirlo deberán pagar una multa de hasta ocho salarios mínimos legales diarios vigentes.

En otro apartado del Código, uno de los requisitos  es que los dueños de estos animales deben tener una póliza de responsabilidad civil extracontractual, quien no la tenga enfrentará una multa tipo 4, es decir 32 salarios mínimos diarios legales vigentes.

Las razas potencialmente peligrosas en Colombia vienen inscritas en una ley nacional, la 746 de 2002.

“Perros que pertenecen a una de las siguientes razas o a sus cruces o híbridos: American Staffordshire Terrier, Bullmastiff, Dóberman, Dogo Argentino, Dogo de Burdeos, Fila Brasileiro, Mastín Napolitano, Pit Bull Terrier, American Pit Bull Terrier, De presa canario, Rottweiler, Staffordshire Terrier, Tosa Japonés”, se lee en la normativa.

El riesgo va “de la mano del mal cuidado de los tenedores de estas razas, de ahí viene la serie de recomendaciones”.

“No hay que decir que porque hay un perro de esa raza debe llegar la Policía y llevárselo”, añadió.

Recomendó no estigmatizar a los animales de estas razas, explicando que “el Código no es una medida coercitiva para el canino, sino que por el contrario, es que las personas tengan el perro responsablemente”.

Dijo que muchos casos se presentan por malos cuidados al animal. “Cuando uno va e indaga al propietario, la persona dice que tenía el animal hace 20 días en un sitio encerrado, y estos perros la principal sugerencia es que quemen energías, eso se hace sacándolos a pasear, que estén en lugares amplios”.

La principal sugerencia es que se debe saber qué clase de mascotas se tendrá en los hogares,  “si es un apartamento pequeño, pues tener un perro pequeño. Pero hay casos de apartamentos pequeños con perros grandísimos, este perro llega a un grado de estrés y es cuando se puede tornar agresivo por esa energía que tiene acumulada”.

Sostuvo además que aquello que muchas veces para es un juego para el canino, se convierte en una mordedura porque el animal no mide la fuerza de lo que sucede”.

Haciendo mención al artículo 124 de este Código, numeral 3, “es una multa tipo 2 transportar en vía pública un perro de esta raza sin traílla y sin bozal”.

Recomienda sacar todos los días a los perros a ejercitarse, aseverando que “cualquier perro se torna peligroso si no tiene en cuenta unos buenos cuidados”.

Otro punto a tener en cuenta es el tener al día las vacunas, debido a que si se produce una mordedura, el veterinario o médico podrá tomar determinaciones y descartar posibles enfermedades transmitidas por el animal.

Articulos Relacionados

Comentários