ColombiacomunidadCundinamarca

Diana, la mujer que teje a mano la historia ancestral de los artesanos de Fúquene

A orillas de las aguas de la Laguna de Fúquene crecen el junco y la enea, matorrales de hojas largas que, a la postre, son utilizadas como materias primas para la elaboración de canastos, esterillas, esteras, entre otros, que elaboran los artesanos de esta región.

Diana Páez Pachón es una de ellas. A sus 36 años lleva ya 20 en esta labor que heredó de su mamá, de sus abuelos y bisabuelos. Es como ella misma le llama “un trabajo ancestral que hoy sigue vigente”. Con sus hábiles manos transforma cada fibra en artesanías que exponen en su punto de venta ubicado sobre la vía que comunica a los municipios de Ubaté con Chiquinquirá.

Imagen

Cerca del punto de venta, en la vereda Nuevo Fúquene, una de las más pobladas de este municipio, está el taller en donde elabora gran parte de las artesanías que exhibe. Explica que sus jornadas diarias no son un trabajo para ella, porque disfruta lo que hace.

“Yo me levanto entre semana a las 05:00 de la mañana, despacho a mi hijo al colegio y luego empiezo a trabajar en el taller. Los fines de semana ya atendemos solo en el punto de venta”, cuenta.

El trabajo inicial lo hacen algunos de sus familiares, quienes son los que extraen de La Laguna de Fúquene el junco y la enea, la cortan y la dejan secar y amarillar por un lapso de 30 días.  Se selecciona, se limpia, se desinfecta y luego llega a la bodega del taller de Diana, quien inicia con la transformación de la materia prima. “Ya en el taller procesamos la materia prima, hacemos el corte de tabla, huecos y alistamos el material para el otro día”, narra la joven emprendedora.

Imagen

Manifiesta que, además, emplea a mujeres cabezas de familia de la zona para que desde sus hogares trabajen en la elaboración de las artesanías.

Beneficiada por el FED

Diana participó en la convocatoria pública “Cundinamarca Competitiva 2019” del Fondo de Emprendimiento Departamental (FED) y fue seleccionada entre los 148 proyectos que recibieron capital semillapara consolidar sus unidades de negocio entre más de las mil iniciativas que se presentaron.

“Yo recibí $6’470 mil, los cuales invertí para comprar los materiales base en las elaboración de la artesanía: 350 kilos de cáñamo, una caladora con cuchillas, un taladro con brocas, un compresor, 50 hojas de triples y una báscula”, cuenta Diana.

Imagen

Todos estos materiales y elementos ya están en su taller y, de acuerdo con ella, su iniciativa se ha visto beneficiada. “Estoy muy agradecida con el FED, porque hace muchos años anhelaba tener mi caladora con más potencia y que la por falta de recursos no la había podido comprar, ahora la máquina resiste más de cinco horas diarias continuas, lo que hace que el trabajo sea mucho más eficiente y rápido”.

“El Gobernador de Cundinamarca, Jorge Rey, en su apuesta ‘Cundinamarca Competitiva 2019’, destinó un presupuesto de $2 mil millones de pesos para todo el departamento en donde participaron las 15 provincias y Ubaté fue una de las más favorecidas con 20 proyectos aprobados, al igual que la del Guavio. En total fueron cerca de 300 millones para esta región”, explicó Darwin Aguilar, coordinador del Centro de Integración y productividad (Cipuedo) de la provincia de Ubaté.

De acuerdo con Aguilar, en solo esta provincia se radicaron 96 proyectos y destacó que se hayan tenido en cuenta iniciativas artesanales con tradición ancestral. “Diana hace parte de un trabajo ancestral que nunca ha sido reconocido por las entidades estatales. Es la primera vez que se hace una inyección de recursos directamente a una artesana del municipio de Fúquene, una persona que labora día a días con sus propias manos y que a veces su trabajo no se compensa con el valor que se le paga por su producto”.

Imagen

Diana, al igual que los demás beneficiarios por el FED, se encuentra en la etapa de seguimiento de su inversión y continuará con su labor diaria de mantener viva su herencia artesanal. “Esto ha sido de mucha ayuda para nosotras las mujeres de Fúquene”, concluye.

La inversión de $2 mil millones fueron entregados a 20 beneficiarios de la provincia de Ubaté, 12 de Almeidas, 16 del Tequendama, cinco de Soacha, 11 de Sabana Occidente, nueve de Sabana Centro, uno de Magdalena Centro, tres de Bajo Magdalena, ocho de Rionegro, nueve del Guavio, nueve del Alto Magdalena, seis del Sumapaz, seis de Medina, 13 de Oriente y finalmente 20 del Gualivá.

Una de las novedades de la convocatoria fue que por primera vez los medios de comunicación locales podían participar y 11 de ellos fueron beneficiados con capital semilla.

Jorge Suárez Celis

REDACCIÓN LA VILLA

Etiquetas

Wilson Duran Duran

Periodista, Director de www.laschivasdelllano.com y www.laschivasdecolombia.com

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Cerrar