chivas politicasGeneralesPolítica

De Frente – Johana ama a su pueblo

Por Oscar Medina Gómez

“…dijeron: nooo…esta es una pendeja a la que le damos tres vueltas…”; “…Ecopetrol llora por esos mercados…”; “…a la petrolera no le duele el pueblo ni le importan los aguazuleños…”; lo único que Ecopetrol hace es meter gente de otros países, de otros dptos., para que vengan a traer el Covid-19…”; “…y vienen (Ecopetrol) a pagarle a ustedes (los periodistas) para que saquen esta noticia…”

De ese calibre fueron las frases y acusaciones que Johana Moreno, alcaldesa de Aguazul, lanzó rabiosa por los medios de comunicación cuando le preguntaron por qué no quiere recibir los 2 mil mercados que desde hace varios días la estatal petrolera colombiana ha intentado entregarle para ser distribuidos entre los más pobres de ese municipio. Familias y personas  a quienes en estos duros días del Covid-19 les caería como maná del cielo uno de esos paquetes de mercados, caracterizados por su calidad nutricional y por ser abundantes en contenido. Millones de personas en el país y el mundo agradecerían tan oportuna ayuda.

Las rogativas de la petrolera para que la soberbia y pendenciara alcaldesa se digne recibir y empezar a entregar esas importantísimas ayudas han sido estériles. Al tiempo, mientras ella con el pecho inflado y resoplando, vilipendia y reta a Ecopetrol, esas dos mil familias pasan hambre y sed. Apuesto uno a diez que ni en la campaña que la llevó a obtener el triunfo, ni ahora como alcaldesa esta envalentonada mujer le ha dado ni gota de agua y mucho menos el saludo personal a esos humildes ciudadanos. Ya las elecciones pasaron, ya ganó. Que digan y hagan lo que quieran. ¡Qué va!

Ahora, la acusación que hace Johana Moreno a Ecopetrol de propagar el Covid-19, porque según ella la compañía está contratando sin control gente de todo el país e incluso de otros países, es gravísima. Aquí supone uno que la lúcida e inteligente gobernante, por escrito ya puso en conocimiento de la misma petrolera, del Ministerio de Salud, de la Secretaría de Salud Departamental, del Gobernador y de la Procuraduría tan delicado hecho. De no hacerlo, ella sería tan culpable e irresponsable como los que acusa. Asume uno y da por hecho también que, si lo dijo frescamente por las emisoras, es porque posee las pruebas médicas y la trazabilidad de los contagiados. A hoy 26 de mayo, Aguazul no registra ni un solo caso de Covi-19 ¿Dónde están los contagiados de los que habla esta señora?

Lo mismo pasa con la acusación que lanzó la alcaldesa diciendo que Ecopetrol le paga a los periodistas para que le publiquen noticias, (en este caso la de los 2 mil mercados). Esto no es de poca monta. Es una mentira venenosa que supera los límites de la calumnia. Bueno, si ella lo afirma con tanta seguridad y tiene las pruebas de tan sucio proceder, pues que las autoridades procedan. La prensa, la Procuraduría y la Fiscalía deben pronunciarse.

El caso de los 2 mil mercados se suma a otro escándalo: la renuncia en plena pandemia del Covid-19, de ocho de los diez médicos que prestaban sus servicios en el Hospital Juan Hernando Urrego. ¡El 80% de la nómina de galenos! La alcaldesa miró de soslayo tan preocupante asunto. Y eso que ama a Aguazul y a su pueblo. ¡Qué tal que lo odiara!

Tremendamente mal parado sigue dejando Johana Moreno no solo al corrupto, manzanillo, politiquero y clientelista Partido Liberal, sino a su administración y a ella misma. Más, tratándose de una mujer. Por su sensibilidad social y corazón noble y solidario ante las desgracias, por siglos las damas han sido objeto de millones de hermosos y emotivos versos.

Con la engallada Johana Moreno se rompe esa preciosa conducta versista. Su equivocado y claramente politiquero rechazo de los 2 mil mercados de Ecopetrol; y sus groseras y ofensivas declaraciones contra una compañía que en un cuarto de siglo le ha hecho mucho bien al desarrollo de Casanare, maltratan y hacen daño a miles de personas. Gente que hoy tiene una Pyme, una vivienda digna, una carretera, un alumbrado público, un parque verde, una escuela, un puesto de salud, un coliseo cubierto, gas en sus estufas, un bachiller o un arquitecto en la familia…en fin. Todo en razón a los programas de inversión social que esa y otras petroleras han sembrado en esta parte del país.

Queda la sensación de que a la alcaldesa no le interesa el sufrimiento de los pobres y desgraciados. Mucho menos lo que los poetas escriban de la nobleza espiritual de las féminas.  Desde su posición de mando y poder gubernativo su afán es trazar el lindero, poner los mojones y bufonear las reglas del fundo del que está encargada. Así lo haga mal. Así esté equivocada de cabo a rabo.

Con su lenguaje soez y rastrero Johana Moreno desdice todo de la dignidad pública que encarna. Con sus peleas innecesarias, desgastantes y feas, abre anchas y profundas grietas con Ecopetrol. Una compañía que, con todo y sus errores, es orgullo de la Patria. Los 4 años que dure su gobierno -si es que no la suspenden al menor resbalón- tendrá que vérselas con la petrolera. Y pedirle muchos apoyos y favores. De todo tipo.

Que inexperiencia, falta de tacto, tino político e ignorancia administrativa denota esta alcaldesa, Su torpe proceder trasluce que tras ella hay alicaídos caciques, que la manejan y mal aconsejan. Pregona amar a su pueblo. Pero de su corazón habla su boca y sus acciones. Digo yo.

*Periodista

Comentar
Etiquetas

Wilson Duran Duran

Periodista, Director de www.laschivasdelllano.com y www.laschivasdecolombia.com

Deja una respuesta

Mira también

Cerrar
Cerrar
Abrir chat
¿Tienes Algo que contarnos?