Connect with us

Chivas Channel

Conmoción mundial: murió Diego Armando Maradona

Publicado

on

Y un día ocurrió. Un día lo inevitable sucedió. Es un cachetazo emocional y nacional. Un golpe que retumba en todas las latitudes. Un impacto mundial. Una noticia que marca una bisagra en la historia. La sentencia que varias veces se escribió pero había sido gambeteada por el destino ahora es parte de la triste realidad: murió Diego Armando Maradona.

Villa Fiorito fue el punto de partida. Y desde allí, desde ese rincón postergado de la zona sur del Conurbano bonaerense se explican muchos de los condimentos que tuvo el combo con el que convivió Maradona. Una vida televisada desde aquel primer mensaje a cámara en un potrero en el que un nene decía soñar con jugar en la Selección. Un salto al vacío sin paracaídas. Una montaña rusa constante con subidas empinadas y caídas abruptas.

Nadie le dio a Diego las reglas del juego. Nadie le dio a su entorno (un concepto tan naturalizado como abstracto y cambiante a la lo largo de su vida) el manual de instrucciones. Nadie tuvo el joystick para poder manejar los destinos de un hombre que con los mismos pies que pisaba el barro alcanzó a tocar el cielo.

Quizá su mayor coherencia haya sido la de ser auténtico en sus contradicciones. La de no dejar de ser Maradona ni cuando ni siquiera él podía aguantarse. La de abrir su vida de par en par y en esa caja de sorpresas ir desnudando gran parte de la idiosincrasia argentina. Maradona es los dos espejos: aquel en el que resulta placentero mirarnos y el otro, el que nos avergüenza.

A diferencia del común de los mortales, Diego nunca pudo ocultar ninguno de los espejos.

Es el Cebollita que solo tenía un pantalón de corderoy y es el hombre de las camisas brillantes y la colección de relojes lujosos. Es el que le hace cuatro goles a un arquero que intenta desafiarlo y al mismo tiempo el entrenador que intenta chicanear a los alemanes y termina humillado. Es el que se va bañado de gloria del estadio Azteca y el que sale de la mano de una enfermera en Estados Unidos. Es el que arenga, el que agita, el que levanta, el que motiva. El que tomaba un avión desde cualquier punto del mundo para venir a jugar con la camiseta de la Selección. El del mechón rubio y el que estaciona el camión Scania en un country. Es el gordo que pasa el tiempo jugando al golf en Cuba y el flaco de La Noche del Diez. El que vuelve de la muerte en Punta del Este. Es el novio de Claudia y es también el hombre acusado de violencia de género. Es el adicto en constante lucha. El que canta un tango y baila cumbia. El que se planta ante la FIFA o le dice al Papa que venda el oro del Vaticano. El que fue reconociendo hijos como quien trata de emparchar agujeros de su vida. Un icono del neoliberalismo noventoso y el que se subió a un tren para ponerse cara a cara contra Bush y ser bandera del progresismo latinoamericano. Es cada tatuaje que tiene en su piel, el Che, Dalma, Gianinna, Fidel, Benja… Es el hombre que abraza a la Copa del Mundo, el que putea cuando los italianos insultan nuestro himno y el que le saca una sonrisa a los héroes de Malvinas con un partido digno de una ficción, una pieza de literatura, una obra de arte.

Porque si hubiera que elegir un solo partido sería ese. Porque no existió ni existirá un tramo de la vida más maradoneano que esos cuatro minutos que transcurrieron entre los dos goles que hizo el 22 de junio de 1986 contra los ingleses. El mejor resumen de su vida, de su estilo, de lo que fue capaz de crear. Pintó su obra cumbre en el mejor marco posible. Le dijo al mundo quién es Diego Armando Maradona. El tramposo y el mágico, el que es capaz de engañar a todos y sacar una mano pícara y el que enseguida se supera con la partitura de todos los tiempos.

Barrilete cósmico. Y la pelota no se mancha. Y las piernas cortadas. Y que la sigan chupando. Y la tortuga que se escapa. Y el jarrón en el departamento de Caballito, el rifle de aire comprimido contra la prensa, la Ferrari negra que descartó porque no tenía estéreo, la mafia napolitana y toda una ciudad que elige vivir en pausa, rendida a su Dios. Es el de las canciones, el los documentales a carne viva y las biografías siempre desactualizadas. El que levanta el teléfono y llama cuando menos lo esperás y más lo necesitás. El que jugó partidos a beneficio sin que nadie se enterara. El que pasa del amor al odio con Cyterszpiler, con Coppola o con Morla. El que siempre vuelve a sus orígenes y le presta más atención a los que menos tienen.

Es el abuelo baboso y el papá inabordable.

Es antes que todo y por sobre todas las cosas el hijo de Doña Tota y de Don Diego.

Y Maradona es en presente pese a que de los que mueren haya que escribir en pasado. Es el que en Dubai se codeaba con jeques y contratos millonarios y el que en Culiacán y con 40 grados a la sombra pedía un guiso a domicilio. El que internaron en un neuropsiquiátrico. El que pudo dejar la cocaína. El que hizo jueguitos en Harvard. Es el que como entrenador de Gimnasia vivió un postergado homenaje del fútbol argentino. Aquel que había dirigido a Racing y a Mandiyú no era este último Diego de las rodillas chuecas, las palabras estiradas y las emociones brotando sin filtro.

Es también Maradona el hombre que se fue apagando. Se resquebrajó su cuerpo y empezó a sacar a la luz tantos años de castigo físico, de desbordes, de excesos, de patadas, de infiltraciones, de viajes, de adicciones, de subibajas con su peso, de andar por los extremos sin red de contención.

Y el alma se fue apagando al compás del cuerpo. En el último tiempo ya no quería ser Maradona y ya no podía ser un hombre normal. Ya nada lo motivaba. Ya no servía el paliativo de los antidepresivos ni las pastillas para dormir. Y la combinación con alcohol aceleraba la cinta. Cada vez menos cosas encendían su motor: ni el dinero, ni la fama, ni el trabajo, ni los amigos, ni la familia, ni las mujeres, ni el fútbol. Perdió su propio joystick. Y perdió el juego.

Lo llora Fiorito, escenografía inicial de esta historia de película y pieza fundacional para comprender al personaje. Lo lloran los Cebollitas donde se animó a soñar en grande. Lo llora Argentinos Juniors donde no solo es nombre del estadio sino el mejor ejemplar de un molde que genera orgullo. Lo llora Boca y toda la pasión que unió a un vínculo que fue mutando pero conservó el amor genuino. Lo llora Nápoles, su altar maravilloso en el que con una pelota cambió la vida de una ciudad para siempre. Lo lloran también Sevilla, Barcelona y Newell’s, que infla el pecho por haberlo cobijado. Lo llora la Selección porque nadie defendió los colores celeste y blanco como él.

Lo llora el país entero y el mundo.

Entre tantas cosas que hizo en su vida, Maradona hizo una particularmente exótica: se entrevistó a sí mismo. El Diego de saco le preguntó al de remera de qué se arrepentía. “De no haber disfrutado del crecimiento de las nenas, de haber faltado a fiestas de las nenas… Me arrepiento de haber hecho sufrir a mi vieja, mi viejo, mis hermanos, a los que me quieren. No haber podido dar el 100 por ciento en el fútbol porque yo con la cocaína daba ventajas. Yo no saqué ventaja, yo di ventaja”, se contestó en una sesión de terapia con 40 puntos de rating.

En ese mismo montaje realizado en 2005 en su programa “La noche del Diez”, el Diego de traje le propuso al de remera que deje unas palabras para cuando a Diego le llegue el día de su muerte. “Uhh, ¿qué le diría?”, piensa. Y define: “Gracias por haber jugado al fútbol, gracias por haber jugado al fútbol, porque es el deporte que me dio más alegría, más libertad, es como tocar el cielo con las manos. Gracias a la pelota. Sí, pondría una lápida que diga: gracias a la pelota”.

JPE

Fuente, https://www.clarin.com/deportes/murio-diego-armando-maradona-sufrio-paro-respiratorio-grave_0_hCcpbyiC-.html

Comentar

Chivas Channel

Duque extendió el aislamiento selectivo hasta el 28 de febrero

Publicado

on

Colombia extendió el aislamiento selectivo hasta finales de febrero para contener la segunda ola de contagio de coronavirus, anunció el miércoles el presidente Iván Duque, quien advirtió que algunas medidas de restricción continúan vigentes para evitar la expansión de la pandemia.

El país de 50 millones de habitantes comenzó en marzo de 2020 un aislamiento obligatorio de más de cinco meses que finalizó el agosto y que provocó una semiparálisis de la economía y un aumento del desempleo.

Desde septiembre está vigente un aislamiento selectivo que permite la mayoría de las actividades económicas y sociales como los vuelos internacionales y el servicio en restaurantes con medidas como el uso obligatorio de tapabocas y el distanciamiento entre las personas para evitar el contagio.

“Ese decreto de aislamiento selectivo con distanciamiento individual responsable se extiende hasta el 28 de febrero”, dijo Duque en su programa Acción y Prevención, en el que informa sobre el comportamiento de la pandemia en el país.

Medidas

Durante el espacio pedagógico ‘Prevención y Acción’, el Presidente de la República, Iván Duque explicó que «la decisión va de la mano con la emergencia sanitaria».

🔹El mandatario de los colombianos manifestó que el nuevo decreto de orden público, también hace precisiones con respecto a restricciones en la movilidad y contempla herramientas de control frente a los altos niveles de ocupación de UCI.

🔹Se mantienen las restricciones de eventos de carácter público, discotecas y lugares de baile y consumo de bebidas embriagantes en espacio público y establecimientos de comercio sin piloto. No está prohibido el expendio de bebidas embriagantes.

🔹El Jefe de Estado también hizo un llamado a los colombianos para que tomen conciencia sobre la importancia del Plan Nacional de Vacunación con el fin de evitar nuevos contagios.

🔹El Gobierno Nacional explicó las variables para definir los procesos de alternancia en el país, que estará sujeto a la coordinación con alcaldes y gobernadores y al comportamiento de la pandemia.

La medida vencía el 16 de enero. El aislamiento selectivo estará vigente hasta finales de febrero, al igual que la emergencia sanitaria.

El mandatario dijo que las alcaldías y las gobernaciones están autorizadas para imponer restricciones a la movilidad cuando indicadores como la ocupación de las Unidades de Cuidados Intensivos de las clínicas y hospitales aumenten.

Bogotá, la capital colombiana de ocho millones de habitantes, tiene actualmente un toque de queda nocturno, cuarentenas por localidades y el fin de semana entrará en un aislamiento general de dos días, mientras se limita el ingreso a supermercados, farmacias y bancos de acuerdo con el último digito del número de identificación personal.

Reuters

Comentar
Sigue leyendo

Chivas Channel

De director del Grupo Lírico del Estado de Zulia, a cantante en las calles de Sabaneta (Antioquia)

Publicado

on

En Medellín, cada día es más común encontrarse con artistas venezolanos, que debido a la pandemia o a los problemas de su país, empacaron sus sueños en una maleta y se bajaron del escenario para cantarle al público desde las calles. (más…)

Comentar
Sigue leyendo

Casanare

Indisciplina social está llevando al límite la capacidad del sistema de salud en Casanare

Publicado

on

Una serie de situaciones producto del mal comportamiento de la comunidad, están llevando al límite la capacidad del sistema salud, concretamente en el área de cuidados intensivos.

Según el informe entregado por el equipo del Gobierno seccional integrado para hacer frente a la pandemia del coronavirus, el incremento de los accidentes de tránsito, riñas callejeras, entre otros incidentes, dispararon la  demanda de camas UCI.

En una transmisión en directo por las redes sociales de la Gobernación, el secretario privado y gobernador encargado, Álvaro Mariño; Óscar Pérez Peñaloza, de gobierno y Jenny Fernanda Díaz Barinas, entregaron reveladoras cifras que generan preocupación en las autoridades departamentales.

También estuvieron presentes en este acto virtual, los gerentes de Capresoca, Nury Bohórquez; HORO, Arledy Alvarado; Red Salud, Víctor Yamit Sierra y el director del pabellón de Covid del Hospital Regional de la Orinoquia, Hernán Darío Hernández Santacoloma,

Mariño hizo precisiones en tres sectores específicos, en los cuales ha venido trabajando la administración de Salomón Sanabria. El primero fue el de orden público, donde recalcó que durante el año pasado se expidieron 17 decretos para reglamentar este tema, así como el comportamiento ciudadano.

Aclaró que siempre se estuvo dentro del marco de la ley. No obstante recalcó que cualquier disposición del Gobierno resulta inocua, si la comunidad no toma conciencia y aplica las medidas de autocuidado recomendadas por las autoridades.

El segundo tema sobre el cual el secretario privado hizo referencia, fue el incremento de las UCI en el departamento. Indicó que al inicio de la pandemia se contaba con 30 de estas unidades y hoy  Casanare tiene habilitadas 119, las cuales presentan una ocupación del 67 por ciento. “Es el único departamento que triplicó la capacidad de UCI en el país”, precisó.

Como tercer ítem trajo a colación el plan de reactivación económica diseñado por la Administración seccional. Al respecto dijo que este esfuerzo debe ir de la mano con los protocolos de seguridad y el autocuidado.

Hizo hincapié que pese a que Casanare se encuentra por debajo de las cifras proyectadas por el Instituto Nacional de Salud para el departamento, ya se han presentado 186 fallecidos por coronavirus y más de 9 mil contagiados.

A su turno el titular del despacho de Gobierno sostuvo que durante los primeros 6 días de enero se han atendido 92 riñas, algunas de las cuales han terminado en agresiones con armas de fuego o con elementos corto punzantes.

Es por ello que para el puente del 11 de enero, se tiene previsto un plan de trabajo con la Policía y el Ejército en 10 municipios, para tratar de disminuir este tipo de hechos.

En cuanto a una posible imposición de ley seca y toque de queda o cualquier otra medida restrictiva, deben ser consultadas con el Ministerio del Interior, dependencia del Gobierno nacional con la cual ya se han sostenido reuniones previas.

De todas formas cualquier decisión está sujeta al nivel de ocupación de las camas UCI y este dato lo suministra el Ministerio de Salud. Sin embargo recordó que los alcaldes tienen abierta la posibilidad para imponer el pico y cédula en sus jurisdicciones.

Por su parte Jenny Fernanda Díaz Barinas, secretaria de salud, invitó a la comunidad para que desista de lo que calificó como una falsa tranquilidad, durante las celebraciones familiares, ya que estos escenarios han contribuido activamente en el aumento de los contagios.

También invitó a los propietarios de locales comerciales para que controlen el aforo de sus establecimientos, para evitar aglomeraciones.

Igualmente recomendó abstenerse de los paseos de olla. Acotó que es más fácil controlar el contagio en las piscinas, por el cloro que contiene estos lugares de aguas estancadas, que en los ríos donde hay mayor exposición a todo tipo de impurezas que trae la corriente.

Entre tanto la gerente de Capresoca,  Nuria Yarley Bohórquez Peña, sostuvo que todos los departamentos tienen cerradas todos sus UCI, por lo que en este momento es casi imposible conseguir una remisión a un hospital de tercer nivel.

“Hay un colapso en la red de salud del orden nacional y  ni Capresoca ni ninguna EPS tienen la culpa. Se tienen pacientes con 23 y hasta 27 días esperando una remisión”, subrayó Bohórquez Peña, quien también hizo un llamado a la conciencia social, para que la ciudadanía continúe aplicando las medidas de autocuidado.

Para el gerente de Red Salud, Víctor Yamit Sierra, son varios desafíos lo que afronta la entidad, comenzando por la falta de profesionales. Hay déficit de 12 médicos en este momento en el departamento y no se han conseguido hojas de vida para suplir estas vacantes, pese a la difusión que se ha hecho, especialmente por redes sociales.

Sin embargo pese a esta situación no se ha dejado de prestar los servicios, en los municipios que tiene a cargo Red Salud.

Sierra también trajo a colación el hecho que en este momento hay 540 pacientes Covid, que se encuentran en etapa de aislamiento, en sus respectivos hogares. “Si el 5 por ciento de estas personas presenta algún tipo de complicación, colapsa la red de salud en el departamento.

Finalmente el director del pabellón de Covid en Hospital Regional de la Orinoquia, Hernán Darío Hernández Santacoloma, llamó la atención sobre los partidos de fútbol aficionado, muy populares durante los fines de semana.

Señaló que durante el llamado tercer tiempo, los jugadores y acompañantes suelen compartir ingiriendo generalmente bebidas embriagantes, dejando de lado el uso del tapabocas, el distanciamiento social y otras medidas de autocuidado, por lo que este tipo de escenarios se convierten en un factor de riesgo para la propagación del coronavirus.

#EnVivo
Así va la Pandemia en Casanare, Equipo de Salud del Departamento, entrega avances. #CasanareLeHaceFrenteAlCovid.

Publicado por laschivasdelllano.com en Jueves, 7 de enero de 2021

Comentar
Sigue leyendo

Siguenos en twitter

En Tendencia