Connect with us

Generales

Capturado guerrillero que participó en la toma de Mitú

Published

on

Se había desmovilizado, pero seguía delinquiendo

El hombre pasaba inadvertido por todas partes. Sin embargo cuando se paseaba por la vía entre Villanueva y Caribayona, fue requerido por la Policía que le seguía los pasos desde hace un mes.

Su nombre: Odilio Olarte Morera, nacido en Sabanalarga /Casanare) y ex integrante de las Farc, el mismo movimiento guerrillero que en 1998 atacó la capital de Vaupés, Mitú.

Olarte llegó a un puesto de control y al ser requisado por las autoridades éstas le encontraron una escopeta calibre 12, sin permiso de tenencia ni porte. Por esta situación fue detenido y al confrontar su identidad, la Policía  encontró que se trataba del excombatiente requerido por los delitos de homicidio agravado, terrorismo y secuestro extorsivo.

Olarte se había desmovilizado el 29 de octubre de 2003, ante el Batallón de Infantería No. 21; pertenecía al frente Urias Rondón de las FARC, como cabecilla de escuadra, donde era conocido con el alias de Calixto.

Según la Policía ingresó a las FARC el tres de abril de 1995, en la inspección La Libertad de El Retorno (Guaviare), fue reclutado por el terrorista alias Dumar; integró las milicias Bolivarianas en el Frente 1° para el año de 1995.

Durante su trayectoria se desempeñó como comandante de escuadra de guerrilla, realizó actividades de Inteligencia a unidades de la policía y el Ejército ubicado en el municipio de Mitú (Vaupés) para el año de 1999, y habría participado en la custodia de los uniformados secuestrados.

Se considera posiblemente, que esta persona estaría realizando actividades de inteligencia criminal, con el fin de obtener información sobre los gremios económicos del departamento para ser objeto de posibles extorsiones.

La toma de Mitú

La Toma de Mitú (llamada Operación Marquetalia por las FARC4 ) fue un ataque perpetrado por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) el 1 de noviembre de 1998, a las 4:45 de la mañana UTC, contra la ciudad colombiana de Mitú, capital del departamento del Vaupes. La justicia colombiana acusó a los comandantes guerrilleros alias «Mono Jojoy», «Romaña», Alfonso Cano», «Iván Márquez», «Timochenco» y «Efraín Guzmán» como coautores de homicidio con fines terroristas, secuestro extorsivo agravado, lesiones personales agravadas y rebelión.

Gracias a la dura contraofensiva, fue frustrada la más grande y ambiciosa operación de la FARC en el país, el poder controlar durante varios días la capital de un departamento.7 Por lo menos de 100 guerrilleros y 14 soldados murieron en los combates, que terminaron con el repliegue de las FARC hacia el Guaviare y la recuperación del casco urbano de la ciudad. Con esto el total de bajas alcanzó las 30. (El Tiempo reportó que fueron 40 miembros de la fuerza pública y 11 civiles los fallecidos en el ataque, más 38 uniformados y 9 civiles heridos).3

El 3 de noviembre, 48 horas después del ataque, las Fuerzas Militares interceptaron una comunicación en la que alias «Mono Jojoy», entregaba un «parte de guerra» a todos los frentes. En la comunicación el guerrillero informó acerca de los policías muertos y retenidos durante la incursión, el botín saqueado de la sucursal de la Caja Agraria y las bajas en los frentes subversivos, mientras cerraba la comunicación con la frase: «Compañeros: el mando central de la organización quiere recordarles a todos que estamos en guerra y seguiremos en guerra.

Nada, ni nadie, puede distraer nuestra actividad. Nosotros continuamos en posición de combate».8 Tres semanas después de la toma, el gobierno del entonces presidente Andrés Pastrana decretó la zona de distensión en San Vicente del Caguán. El ataque a Mitú fue el primer y único ataque directo a una capital colombiana por parte de las FARC, donde se demostró que habían cambiado la guerra de guerrillas por la guerra de posiciones.

Continue Reading

Siguenos en twitter

En Tendencia