Alerta el IDEAM: llega la temporada de lluvias

La temporada de precipitaciones se extenderá como es habitual hasta el mes de junio. La Coordinación Departamental Para la Gestión del Riesgo de Desastres hace recomendaciones para las autoridades y comunidad.

YOPAL

Cada año a mediados de marzo, se da inicio en Colombia a la primera temporada de lluviosa del año, la cual, de acuerdo con la información del IDEAM se acentuará en los meses de abril y mayo. En Casanare esta transición entre la temporada seca y la de lluvias, inició con lloviznas leves en diferentes sectores del Departamento.

«Se hace un llamado a todo el Sistema de Gestión del Riesgo de Desastres, a las autoridades municipales a actualizar e implementar sus respectivos planes de contingencia, activar las estrategias municipales de respuesta a emergencias que permitan la protección de la vida y bienes de las comunidades de todo el territorio casanareño», mensaje del coordinador de Gestión del Riesgo en Casanare Leonardo Barón.

Es importante conocer que a razón de la temporada invernal se pueden presentar diferentes tipos de eventos como las inundaciones, crecientes súbitas, avenidas torrenciales, vendavales, deslizamientos, tormentas eléctricas, entre otros, por lo que se invita a las comunidades a no exponerse frente a este tipo de eventos y estar preparados.

En todo el país, en estos primeros días de marzo, se han registrado 19 eventos, en 14 municipios de 7 departamentos, que han dejado lamentablemente 1 persona fallecida (en Tenerife, Magdalena) y 17 más heridas, asimismo 278 familias se han visto afectadas, esto como consecuencia de movimientos en masa, vendavales, granizada e inundación.

La comunidad también debe tomar medidas de prevención, como: tener a la mano un maletín para emergencias,  revisar, ajustar, cambiar o limpiar los techos, canales y canaletas para evitar inundaciones en las viviendas, hacer mantenimiento de las cubiertas, goteras y fallas estructurales; evitar comprar, alquilar o invadir zonas ubicadas en el cauce de los ríos, laderas o zonas propensas a la formación de movimientos de remoción en masa y evitar conducir cuando esté lloviendo ya que se disminuye la visibilidad y se incrementa el riesgo de accidentes.

Spread the love