Chivas del DiaColombiaCovid 19

Alarma en Cartagena por acumulación de muertos de covid en las casas

Las víctimas son muchas y las autoridades sanitarias no dan a basto para recoger todos los cuerpos

Denuncian demoras en el retiro de cadáveres de las personas fallecidas a causa de covid-19 en hogares y clínicas de Cartagena de Indias. Las alertas llegaron al Concejo de Cartagena, que citó a la directora del Departamento Administrativo Distrital de Salud (Dadis) y a varias EPS en busca de medidas urgentes.

En Cartagena han muerto, de momento, 144 personas por cuenta de la pandemia y hay 3.136 casos positivos. Además, 644 personas le han ganado la batalla al virus.

El pasado 31 de mayo, en horas de la tarde, murió Miguel Ángel Yepes, de 68 años, en su apartamento del barrio Zaragocilla.

La EPS que lo atendía, Famisanar, no contestó al llamado de los seres queridos para la evaluación del cuerpo sin vida, entonces recurrieron al Centro Regulador de Urgencias de la ciudad (Crue), pero la entidad exigió el acta de defunción para hacer el levantamiento del cadáver.

El documento fue entregado al día siguiente por la EPS, que llegó para practicar la prueba del covid-19.

Pero el cuerpo estuvo varias horas más dentro del apartamento sin que ninguna autoridad de la ciudad ni la EPS intervinieran para que fuera retirado.

Gracias al clamor de familiares y a las protestas de los vecinos, el cuerpo sin vida de este hombre fue recogido a las 8 de la noche del lunes primero de junio: más de 24 horas después de su fallecimiento.

Un cuerpo sin vida duró más de 24 horas en una bolsa

En un hogar del barrio San José de los Campanos, el cuerpo sin vida de una adulta mayor que falleció por la pandemia también tardó más de 24 horas, lo que puso en riesgo a toda la familia.

«La funeraria Los Olivos y la EPS se tiraron la pelotica: que la cremaban, que no, y el cuerpo duró más de 24 horas dentro de la casa, en una bolsa, y nadie asumió la responsabilidad», denunció el abogado Pedro Manuel Torres.

El caso de Yepes y el de la mujer en San José de los Campanos son solo la punta del iceberg de una emergencia sanitaria que se está generando en varios barrios de la ciudad y clínicas.

Incluso, la Personería Distrital denunció que varias clínicas están cremando los cuerpos sin autorización de familiares.

La directora del Dadis planteó acciones urgentes.

«Es una de las preocupaciones de los últimos días, y por ello, de manera urgente, se convocó desde la Superintendencia a una reunión con todas las EPS que tienen incidencia en nuestro territorio. Como resultado se estableció un plan de choque para responder en el menor tiempo posible a todas las dificultades que están llevando a la acumulación de cadáveres en clínicas y hogares. Estamos ante una situación que no está siendo tratada de manera oportuna», señaló Johana Bueno, directora (e) del Dadis.

La funcionaria aseguró que las pruebas tardías para covid-19 serían el cuello de botella.

«Para los procesos de manejo y destinación final de cadáveres, vamos a definir un contrato por 500 millones de pesos para resolver este inconveniente de una manera más oportuna y evitar así la acumulación de cadáveres en morgues, cementerios y hogares de la ciudad por la pandemia», explicó Bueno.

La personera distrital pide una vigilancia a casos de fallecidos por la pandemia.

«Se van a priorizar los resultados de exámenes de las personas fallecidas por covid-19 para definir si deben ser cremadas o no. No es obligatorio cremar a las personas fallecidas por coronavirus, y para cremar debe existir una autorización del fallecido», señaló Carmen de Caro, personera distrital de Cartagena.

Además, las personas que fallecen por covid-19 deben ser sometidas a un examen que las ratifique como portadoras del virus.

JOHN MONTAÑO
Redactor de EL TIEMPO
CARTAGENA

Comentar
Etiquetas

Wilson Duran Duran

Periodista, Director de www.laschivasdelllano.com y www.laschivasdecolombia.com
Cerrar
Abrir chat
¿Tienes Algo que contarnos?