Connect with us

Destacadas

Adiós al amigo: José Hernán Niño Guevara

Published

on

jose-hernan-nino-orlando-correaSolo tengo agradecimientos para este hombre con quien compartimos la pasión por la radio.

Por Wilson Durán Durán

Lo conocí como un hombre callado, que hablaba solo lo necesario, polifacético y buen amigo. Primero nos entendimos como el funcionario público y el periodista. Luego como trabajadores de la radio.

Las charlas con José Hernán no eran ni con trago, el cual, según me contaba, lo había dejado a finales de los 90, ni con tinto, porque poco le gustaba. Las charlas eran él con jugo y yo con tinto.

De él puedo recordar que nació en Duitama en enero de 1964 y que había llegado a Casanare en 1993, para desempeñarse como juez en Trinidad, La Salina y Nunchía.

A principios de  2010 me contó que el Ministerio de las TIC  le había asignado una frecuencia radial para Tauramena. “Le jala al proyecto?, me preguntó. Le respondí que de una, y empezamos a camellar la idea.

Planeamos la parrilla de la emisora y contenidos del informativo, revisamos el manual de estilo, logos y voces que identificaran a la estación. Pasaron los meses y la puesta en marcha comenzó a demorarse por importación de equipos y montaje de estudios.

Finalmente en diciembre de 2010 salió al aire Cusiana Stéreo, que finalmente fue reconocida como La Q – 94.7.

Del grupo de trabajo me acuerdo de Adriana Barreto, de Orlando Correa, de Iván Vargas, de Lucho Guevara, de Diego Reyes, quienes apoyaron  muy bien esta  labor porque a José Hernán le gustaba la buena radio. Las voces institucionales fueron Florentino Mesa, de CNN en Español y Bryan Acevedo, colombiano radicado en Ecuador.

Y es que José Hernán además de ser abogado, era apasionado por el ciclismo. Por algo había sido presidente de la Liga en Casanare y siempre había soñado con impulsar este deporte en su segunda patria.

José Hernán era todero. Estaba para las que fuera. Necesitaban un abogado, ahí estaba. Un asesor para el medio ambiente, ahí estaba  (asesor externo de Corporinoquia); un gerente, ahí estaba (gerente de Capresoca); un conocedor de la salud, ahí estaba (secretario de Salud de Casanare); un periodista y empresario radial, ahí se dejó escuchar con la Q, y las emisoras T, en Tenjo  (Cundinamarca) y Tulúa (valle).

José Hernán siempre fue caballeroso con las mujeres y respetuoso con los hombres. Tenía mala memoria para el rencor pero si buena memoria para darle la mano a sus amigos cuando lo necesitaran.

Por eso, esta mañana, cuando recibí la noticia de su fallecimiento, sentí un profundo pesar por su partida. No hacía más de 15 días habíamos hablado de los buenos recuerdos de La Q (Hoy Tropicana) y de su deseo de ayudar a salir de la crisis al sector salud de Casanare.

Adiós José Hernán. Sé que Lida Maritza, su señora, guardará el mejor recuerdo suyo como esposo y como padre. Y sé que Valentina, su niña de 6 años, extrañará sus abrazos, sus palabras consentidoras, su sonrisa cómplice cuando hacía alguna picardía, y sobre todo su voz cuando llegaba a casa de regreso del trabajo y le saludaba: ‘Valentina, mi niña hermosa, llegó tu papá”.

La velación del doctor Niño se realiza en la Funeraria La Candelaria de la calle 98 #18A-03 de Bogotá y las exequias serán este sábado 22 de octubre a las 10 de la mañana en la Parroquia de Santa María Goretti, carrera 47a #93-83, Bogotá, Barrio La Castellana.

 

Continue Reading

Siguenos en twitter

En Tendencia