‘Muy buena la profesora’ pero la echaron por posar semidesnuda

En un colegio bogotano echaron a la profe de inglés por posar en VICE

Devuelvan el cassette hasta el 6 de diciembre de 2013: como regalo adelantado de Navidad para nuestros lectores, VICE Colombia publicó ese día su primera editorial de moda: “Cuando el pájaro pica, la fruta está rica“, una galería de fotos en la que se incluían varios refranes alusivos a la fruta (“papaya puesta, papaya partida; está como un lulo”) y a distintas modelos posando con la fruta correspondiente al refrán.

El editorial incluía una foto de Kelley Nicole Knapp, una estadounidense de 27 años que, por ese entonces, y hasta hace muy poco, era profesora de inglés del Colegio San Carlos: una institución educativa en donde solo admiten hombres, y por la cual han pasado personas como el presidente Juan Manuel Santos, el expresidente Andrés Pastrana y el banquero Luis Carlos Sarmiento Jr. El martes de esta semana, Juan Fernando Corral, rector del colegio, tomó la decisión de no incluir a Kelley en su planta de profesores para el siguiente año lectivo ya que, a juicio suyo, dicha foto “no es acorde” con la tarea de dictar clase de inglés a grupos de 30 varones adolescentes.

La partida de Kelley ha sido mal recibida por alumnos y exalumnos del colegio, quienes han manifestado su desacuerdo con el rector a través de la redes sociales. También ha suscitado todo un debate en torno al lugar en que se traza la línea entre la vida laboral y la vida personal, así como si los alumnos del San Carlos están listos para respetar a una profesora luego de haber visto parte de sus pezones a través de una camiseta tejida.

Luego de conocer la decisión, Kelley hizo una publicación en Facebook en la que se despedía de sus alumnos y narraba los eventos que condujeron a su salida. En su publicación, Knapp afirmó que la foto publicada en esta revista fue la única razón por la que el rector del colegio decidió no firmar un nuevo contrato con ella. Cabe anotar que los profesores del San Carlos están vinculados a la institución a través de un contrato a término de 11 meses que se vence al final de cada año lectivo y que la decisión de firmar a o no un nuevo contrato al final del año está en manos del rector del colegio.

Foto: Daniella Benedetti / Vice Colombia
Foto: Daniella Benedetti / Vice Colombia

Según Kelley, la decisión de la Rectoría la tomó por sorpresa, ya que las directivas del colegio habían visto la foto en febrero de 2014 y, por ese entonces, no consideraron que fuera una causal justa para su despido. De hecho, el colegio firmó un nuevo contrato con Kelley para el año lectivo 2014-2015 y volvió a hacerlo para el periodo 2015-2016. Sólo ahora, 30 meses después de la publicación de las fotos, y tras un cambio de rector, la foto ha sido considerada como un impedimento para que la profesora continúe dictando clases de inglés en los grados sexto, séptimo y noveno.

Por su parte, Juan Fernando Corral, actual rector del colegio, afirma haber desconocido la foto hasta hace aproximadamente un mes, cuando se enteró por boca de uno de los conductores del colegio de una conversación que un grupo de estudiantes tuvieron en uno de los buses acerca de la foto. Para el Rector, la foto publicada por VICE Colombia “no es acorde con los intereses de la formación que brinda el Colegio San Carlos”. Sin embargo, reconoció que, en su opinión, Knapp es una “profesora muy buena”. Corral, quien asumió la rectoría en julio del año pasado luego del retiro del Padre Francis Wheri, rector del colegio desde 1966, agregó que la presencia de la foto en Internet genera “una situación muy difícil de manejar en un colegio de hombres”.

En enero de 2015 Jorge Celis, vicerrector académico del San Carlos, se enteró de la publicación de la foto y tuvo una conversación con Knapp al respecto. Según Celis, en aquella ocasión invitó a la profesora a reflexionar en torno a la “conveniencia de este tipo de actividades con el ejercicio de la docencia”. Celis sostiene que la conversación fue motivada por un trato displicente de los alumnos hacia Knapp que el vicerrector había notado en las semanas posteriores a la publicación de la foto. Sin embargo, Celis afirma que no intervino en la decisión de contratar a la profesora durante los siguientes años lectivos ni en la de no volverla a contratar para el año que viene y se abstuvo de sentar una posición frente a estas decisiones.

¿Y qué dice el reglamento? Bueno, el reglamento del colegio no dice específicamente cómo debe proceder el colegio cuando uno de sus docentes decide posar en su revista. Sin embargo, sí dice que los profesores deben velar por el cumplimiento de la filosofía del colegio en cualquier tiempo y lugar. Filosofía que incluye “unos valores como la discreción, la sabiduría, el equilibrio, la hospitalidad y la humildad” y también “la preocupación por promocionar y desarrollar a toda persona en sus características singulares”. Pero no dice mucho más.

Durante la jornada de ayer, algunos estudiantes del Colegio San Carlos voltearon los pupitres del salón en el que Knapp dictaba su clases en señal de protesta por su salida de la institución. Juan Camilo Uribe, presidente del Consejo Estudiantil del Colegio, afirma estar en desacuerdo con la decisión de no firmar un nuevo contrato con Kelley Knapp y con la forma como esta decisión fue tomada. Sin embargo, Uribe lamentó que la publicación de Knapp en Facebook haya desencadenado una serie de insultos hacia el rector del San Carlos, tanto en las redes sociales como en una cartelera que fue colgada ayer en uno de los pasillos del colegio.

Para Kelley Knapp es posible que la decisión de no volverla a contratar se deba a una “vendetta personal” de Corral hacia ella, luego de una discusión que, sostiene ella, ambos tuvieron a comienzo del año lectivo acerca un nuevo modelo pedagógico propuesto por Corral para el departamento de inglés. Por su parte, Corral niega tener algún reparo acerco del trabajo de Knapp como profesora y asegura que la foto fue la única razón que lo llevó a no contratarla para el año siguiente.

En su publicación de Facebook, Kelley Knapp también afirma que, cuando entró al colegio en el año 2012, Corral le dijo en varias ocasiones que ella era una de las profesoras más lindas. Para Corral es posible que alguna vez él le haya hecho un cometario de ese estilo, pero aclaró que, de haber sucedido, fue fruto del contacto normal que hay entre colegas y negó tajantemente haber tenido alguna conversación que tratara acerca del físico de Kelley Knapp.

Aparte de lamentar el hecho de no poder seguir dictando clases en un colegio con el que se sentía emocional y profesionalmente vinculada, Kelley Knapp afirma que, al comunicarle la decisión de no contar con ella para el siguiente año a tan solo 16 días del vencimiento de su visa de trabajo, el rector del San Carlos ha comprometido su permanencia en el país.

Casualmente, esta misma semana, un funcionario de la Unidad de Víctimas, llamado Andrés de la Cuadra, fue amonestado verbalmente por uno de sus superiores por haber publicado en sus redes sociales una foto de su cuerpo semidesnudo. Según De la Cuadra, su jefe lo invitó a atenerse a “unos parámetros de comportamiento” e insinuó que una foto así podría afectar su relación con las víctimas a las que De la Cuadra atiende como parte de sus funciones. Guardando las proporciones entre alumnos y víctimas, los argumentos esgrimidos por el jefe De la Cuadra parecen similares a los que el rector del Colegio San Carlos ha ofrecido para justificar la partida de Kelley Knapp.

Y usted, ¿cuánta piel está dispuesto a ver antes de perder el respeto por un colega, por una profesora, por un funcionario?

 

Comentários