Las mujeres son más propensas a sufrir enfermedades neurológicas que los hombres

| Devrimb / iStock

Una mujer de cada dos y un hombre de cada tres podría padecer un accidente cerebrovascular (ACV), una demencia o Parkinson durante su vida, concluye un estudio.

ÁMSTERDAM / HOLANDA

El estudio, publicado el martes en el Journal of Neurology Neurosurgery and Psychiatry y realizado por investigadores holandeses, se basa en la observación de 12.102 personas de más de 45 años, de 1996 hasta su muerte o hasta el 1 de enero de 2016.

De los 5.291 que murieron en esos 26 años, 1.489 tuvieron una demencia, la mayoría, Alzheimer (80%), 1.285 un ACV y 263, la enfermedad de Parkinson.

El riesgo aumenta con la edad, pero difiere sensiblemente según el sexo: una mujer de cada dos (48%) de 45 años podría, según este estudio epidemológico, desarrollar una de las tres enfermedades durante su vida, mientras que en el caso de los hombres esto afectaría a un hombre de cada tres únicamente (36%).

Las mujeres tienen más riesgo de desarrollar una demencia que los hombres, mientras que los hombres son más proclives a tener un ACV a una edad más temprana que las mujeres.

El estudio tiene sus límites, señalan los autores, especialmente porque fue realizado con una población europea de alta esperanza de vida: 83,5 años para las mujeres en Holanda y 81,7 hombres en el caso de los hombres en el mismo país.

Los investigadores subrayan que el riesgo de morir de una de esas enfermedades neurológicas sigue estando poco analizado, en comparación con el riesgo que plantea el cáncer de mama (una mujer de cada 8) o una enfermedad cardiovascular (una persona de cada 4), lo que obstaculiza las estrategias de prevención.

Sin embargo, las tres enfermedades comparten los mismos factores de riesgo y cada vez repercuten más en el gasto público, a causa del envejecimiento de la población, recalcan.

Las personas diagnosticadas con una de las tres enfermedades en el marco del estudio entre 1990 y 2016 presentaban más hipertensión, alteraciones del ritmo cardiaco (fibrilación auricular), colesterol y diabetes tipo 2 (la más corriente), constata el estudio.

EFE

 

Comentários