Bogotá: tumor del tamaño de un bebé apaga vida de mujer en medio de la indiferencia

Por su aspecto parece que doña Gloria de 51 años tiene un embarazo de 9 meses, pero en su vientre no hay un bebé, sino un tumor maligno que le fue detectado hace más de 24 meses.

El caso de Gloria Ramírez lleva mucho tiempo, sin que la superintendencia de Salud ni ninguna entidad se pronuncie al respecto

NOTICIAS RPTV

Por su aspecto parece que doña Gloria de 51 años tiene un embarazo de 9 meses, pero en su vientre no hay un bebé, sino un tumor maligno que le fue detectado hace más de 24 meses.

Llegamos hasta la casa de Gloria, y junto a sus cuatro hijos, todos lidian con la masa cancerígena que pesa más de 2 kilos en su cuerpo.

Gloria quien lleva más de 5 años pagando su salud en Coomeva, ha tenido que esperar por muchos meses para que tan solo le autoricen una Biopsia y una Quimioterapia que le ordenó el Centro Oncológico Nacional.


Pero lamentablemente, no hay recursos según su EPS y ningún tipo de tratamiento. Además de las peleas que vive Gloria con el pésimo sistema de salud en Colombia, ha tenido que soportar la gigante masa maligna en su vientre por más de 3 años.

Apunta de morfina y drogas baratas decide cambiarse de Coomeva a Sanitas, la otra entidad prestadora del servicio de salud que esperan que hasta el mes de junio pueda brindarle su atención médica.

El drama que vive la familia Ramírez poco a poco se acrecienta, un derecho de petición radicado hace más de un año, apenas fue respondido por Coomeva días después, indicando prestarle su servicio en la clínica San Diego. Cosa que le negaron en el centro de salud mientras el volumen de su vientre aumenta.

El caso de Gloria Ramírez lleva mucho tiempo, sin que la superintendencia de Salud ni ninguna entidad se pronuncie al respecto. su caso fue denunciado solo hace un mes, a través de este video publicado en redes sociales, las llamadas telefónicas no dejan de entrar en casa de doña Gloria.

Mientras esperan atención médica o poder sufragar la suma de dinero que cuesta la operación de la señora Gloria, sus hijas frecuentemente limpian el líquido que de su barriga destila, debido a la inflación ascendente de su estómago. Además de la fuerte crisis familiar, sus hijos lamentan que descubrieron tarde.

El tumor que desde hace mucho tiempo ya se gestaba en el vientre de su señora madre.

La esperanza en Dios es lo único que se pierde, así lo profetiza la familia Ramírez esperando la pronta recuperación de su querida madre, y poder celebrarle su siguiente cumpleaños.

Spread the love

Comentarios de Facebook