“Voy a pagar mi condena en Colombia”: Alejandro Lyons

El exgobernador habló en exclusiva con ‘W Radio’. “Cometí un delito y me siento avergonzado”, dijo.

Por: El Tiempo

Este martes, el exgobernador de Córdoba, Alejandro Lyons, habló en exclusiva con la ‘W Radio’ sobre los escándalos de corrupción en los que ha estado involucrado y por los que está siendo investigado por la Fiscalía, entre estos el ‘cartel de la hemofilia’ y el ‘cartel de la toga’.

Lyons comenzó su entrevista pidiéndole perdón a su familia, sus amigos y al pueblo de Córdoba por las investigaciones por los hechos de corrupción en los que está involucrado.

Cometí unos errores, cometí un delito y me siento avergonzado (…) a veces cuando uno está en el poder se ciega y para eso quiero darle este mensaje: no cometan el error que yo cometí, yo pude llegar más lejos, pero la ambición, los errores que cometí, frustraron todas mis alternativas“, afirmó Lyons.

Así mismo, el exgobernador le envió un mensaje a los jóvenes dirigentes: “Yo tengo 36 años, y llegue a la Gobernación con 30 años de edad y por cuenta de los errores que cometí he vivido mis peores días”.

Y agregó: “le pido a Dios que pueda terminar esta pesadilla” y que pueda “ver crecer a mis hijas”.

En la entrevista, Lyons reveló que cuando fue elegido gobernador hizo compromisos burocráticos con sectores que lo acompañaron en la campaña electoral nombrándoles secretarios, y con el senador Musa Besaile hizo “compromisos de otra naturaleza, que obviamente están relacionados con corrupción”, pero no ahondó mucho más “por reservas de los procesos”.

Adelantó que se trataba de un acuerdo relacionado con “coimas” que venían de proyectos relacionados con regalías y el cartel de la hemofilia: “la mitad era para él, la mitad era para mí”, dijo.

Sobre el asesinato del exdirector de regalías de Córdoba, Jairo Zapa, Lyons fue enfático: “no tengo absolutamente nada que ver en eso”.

Posteriormente, explicó que antes de ser gobernador trabajaba como abogado litigante y allí conoció al exfiscal anticorrupción, Luis Gustavo Moreno, quien en ese momento no estaba vinculado a la Fiscalía.

El exgobernador señaló que no fue hasta 2016 que el abogado Leonardo Pinilla le presenta a Moreno en su oficina y le indica que dentro de pocos días iba a ser nombrado “en un alto cargo” del ente acusador.

Siendo fiscal me buscó en mi casa y no le di plata. Nunca le entregué ningún peso a Moreno. Obviamente me estaban pidiendo plata desde noviembre de 2016, y como no accedí, terminaron imputándome esos cargos”, indicó.

Lyons agregó que Moreno ya había aceptado en Colombia que sí le pidió dinero. “Me había estado presionando para obtener esos dineros”. Según Lyons, Moreno quería “filtrar información reservada. Y adicionalmente me hablaba de varios procesos: regalías y de procesos inexistentes”, recalcó.

Y agregó que decidió denunciar los sobornos del exfiscal en Estados Unidos porque “si yo hubiese denunciado a Moreno por hechos de corrupción en Colombia, me hubieran dicho que estaba calumniando para ver cómo evita la impugnación de la Fiscalía. Hubiese terminado con 20 cargos por la denuncia de Moreno”.

Adicionalmente, Lyons se permitió aclarar su negociación con la Fiscalía sobre el caso de Gustavo Moreno. El exgobernador, precisó que el Fiscal Néstor Humberto Martínez coordinó directamente con las autoridades de Estados Unidos lo que sería la “trampa contra Gustavo Moreno”, aunque aclaró, no es una trampa, fue una forma de obtener información sobre la situación. Esto en referencia a la reunión – monitoreada por la DEA – en Miami con el entonces fiscal Anticorrupción, a quien le entregó 10 mil dólares en efectivo como adelanto para torcer su proceso por el llamado ‘cartel de la hemofilia”.

Así mismo, Lyons se refirió al actual gobernador de Córdoba, Edwin Besaile, quien es hermano del exsenador Musa Besaile, investigado por el escándalo del ‘cartel de la toga’, y dijo que el mandatario está obstruyendo su “colaboración con la Fiscalía” porque está “aleccionado testigos y haciendo política a favor de su hermano”.

Por otro lado, el exgobernador, en la entrevista, negó que haya llamado en días recientes a mandatarios de Córdoba para buscar apoyo político para su prima Sara Piedrahita Lyons, candidata a la Cámara por ese departamento (avalada por la U).

“Eso es totalmente falso, no he llamado a nadie”, subraya, y añade que su prima, actualmente, no tiene “ningún impedimento” para postularse en estas elecciones.

Para finalizar, el exgobernador indicó que sí va a pagar la pena que le sea impuesta en Colombia y que espera, “por lógica, estar en un sitio especial de reclusión”.

¿Quién es Alejandro Lyons?

El cuestionado exgobernador de Córdoba, Alejandro Lyons Muskus es investigado por más de 20 delitos, en la que se refiere al llamado ‘cartel de la hemofilia’ y su papel como testigo contra tres exmagistrados de la Corte Suprema de Justicia por sonados casos de corrupción.

Uno de los involucrados, Francisco Ricaurte el primer expresidente del alto tribunal de justicia en ir a la cárcel por millonarias exigencias económicas para torcer procesos contra altos funcionarios del país y congresistas.

Lyons permanecerá en Estados Unidos mientras se adelantan las investigaciones, además contra el exfiscal anticorrupción Gustavo Moreno.

El exgobernador esta sindicado de concierto para delinquir, seis casos de interés indebido en la celebración de contratos, seis delitos de celebración de contratos sin cumplimiento de requisitos legales, cinco peculados por apropiación, falsedad en documento público y falsedad en documento privado.

Alejandro Lyons está inmerso en un proceso por el hurto de 50.000 millones de pesos por los cobros que hicieron supuestas IPS que trataban a falsos enfermos de hemofilia.

De la investigación adelantada en su contra se vino conociendo las presiones indebidas de magistrados y del exfiscal Anticorrupción para desviar su proceso.

Lyons afirmó que Moreno ofreció frenar dos casos filtrándole información y declaraciones juramentadas de los testigos en su contra para que preparara su defensa. Moreno le pidió a Lyons 40.000 dólares, de los cuales entregó 10.000 en un operativo coordinado con la DEA y que terminó con la captura del exfiscal.

Comentários no Facebook