Video de llanto de basquetbolista casanareño se hizo viral en Estados Unidos

Braian Angola, juega para la Universidad de Florida State, fue sorprendido en su último juego en casa con la visita de su madre. Su reacción ha sido noticia en los medios de Estado Unidos.

El ‘Senior Day’ es una tradición del deporte universitario de los Estados Unidos en la que los jugadores que van a graduarse reciben un homenaje en su último partido en casa. Dos colombianos fueron protagonistas en esta jornada del baloncesto la NCAA: Braian Angola (Florida State) y Tonny Trocha (Texas A&M).

La ceremonia de Angola en su alma máter ha llamado la atención de todos los seguidores del deporte en los Estados Unidos. Cuando el jugador recibíauna camiseta enmarcada con su nombre y su número en la escena entró su madre que lo sorprendió con su presencia en su partido final.

El joven de 23 años se vio desbordado por la emoción y rompió el llanto por la aparición de su doña Ofelia. Esta apenas era la segunda vez que su mamá lo veía jugar vistiendo la camiseta de los Seminoles.


La visita fue un envión anímico para el nacido en Villanueva, Casanare, que fue la figura de su equipo en la victoria frente a Boston College por 85 a 76 con 21 puntos y 4 asistencias en 31 minutos de juego.

La historia de Braian es un verdadero ejemplo de superación pues después de una excelente actuación con la Selección Colombia sub 17 en un campeonato sudamericano decidió irse a los Estados Unidos, cuando apenas sabía algunas palabras en inglés.

Su sueño era triunfar con el baloncesto y convertirse en jugador de la NBA. El colombiano se fue becado a la preparatoria de Findlay en Henderson, Nevada. Un año después de emigrar su temple fue probada con la muerte de su padre ya que debió convertirse en la figura paterna de sus dos hermanas menores, Michel y Carol.

A pesar de este golpe, Braian mantuvo la frente en alto y siguió demostrando un alto nivel deportivo por lo que fue fichado por Northern Idaho College, una universidad de la NAIA, una división secundaria en la que pueden participar los jugadores que no cumplen con las altas exigencias académicas de la NCAA.

Tras dos años en esta división, Angola fue reconocido como uno de los mejores jugadores del país y ya más adaptado al idioma pudo acceder a la NCAA con una de las mejores universidades que es Florida State.

El joven de 1,98 metros de altura llegó en el papel de suplente pero gracias a su excelente ofensiva se fue ganando un lugar entre los titulares y se consolidó como uno de los mejores de su escuadra en su segundo año. En la temporada 2017-18 es el tercer mejor anotador con un promedio de 12,7 puntos.

La sencillez de Angola ha hecho que sea uno de los jugadores más queridos por sus compañeros y el cuerpo técnico. Su entrenador Leonard Hamilton lo elogíó: “Él representa todas las cosas buenas que tiene el deporte universitario”.

Angola ya ha jugado con la Selección de Mayores y junto con Tonny Trocha, Hanner Mosquera y Hansel Atencia son los llamados a comandar el combinado colombiano en el futuro.

El siguiente reto de Angola será el campeonato nacional conocido como la Locura de Marzo, en el que espera dejar su última huella en este nivel antes de convertirse en profesional, en el mejor de los casos en la NBA.

SEMANA.COM

 

Comentários