¿Qué hay detrás de toque de queda por ‘espíritu maligno’ en Pajarito?

Pajarito Boyacá

Alteración en el comportamiento de los menores se habría dado después de jugar con la tabla ouija.

Los supuestos ataques de “espíritus malignos” invocados por WhatsApp contra niños de Pajarito, Boyacá, fueron desmentidos por el alcalde del municipio, Inocencio Pérez.

A través de un decreto emitido el 15 de noviembre, la Alcaldía manifiesta que se ordena un toque de queda por hechos sucedidos el fin de semana acontecidos en los días 13 y 14 de noviembre, cuando se presentaron alteraciones del orden público que “pueden poner en riesgo la integridad y la vida de los menores de edad del municipio de Pajarito”.

Inicialmente, un reporte de AFP indica que las autoridades señalaban que se estaban registrando comportamientos extraños, amenazas de tirarse de puentes, laceraciones, desmayos y cambios de voces de unos 14 menores que usan WhatsApp, aplicación por la que supuestamente se habrían invocado ‘espíritus malignos’.

Esta versión fue confirmada por el coronel Fernando Triana, comandante de la Policía de Boyacá, quién además manifestó que el reporte que se conoció es que un grupo de adolescentes estuvo en un retiro por una actividad pedagógica. En ese lugar, los jóvenes habrían interactuado en aplicaciones móviles con el juego Momo y la tabla ouija.

Triana agregó que fue la comunidad la que alertó a la Alcaldía de estas prácticas que estarían alterando el comportamiento de los adolescentes, y que la medida de toque de queda fue bien recibida por los  padres de familia de los menores.

No obstante, el alcalde Pérez le dijo a EL TIEMPO que la decisión de prohibir el tránsito por el espacio público de los menores de edad entre las 7 de la noche y las 5 de la mañana no estaría relacionado con la invocación de espíritus malignos por parte de los menores.

No podemos salir a decir cosas de las cuales no damos fe

“No es cierto que se invocaran espíritus malignos, el asunto está en investigación, simplemente fueron comentarios y no podemos salir a decir cosas de las cuales no damos fe”, señaló Pérez.

Acerca de los supuestos casos de adolescentes intentado suicidarse por culpa de estos ‘espíritus’, Pérez señaló que “es falso que unos niños se intentaran quitar la vida. Cuando uno puede dar fe de eso es porque lo vio”, agregó.

Es falso que unos niños se intentaran quitar la vida

Tras una semana de los supuestos hechos con ‘espíritus malignos’, EL TIEMPO ubicó a habitantes de Pajarito que señalaron que en el pueblo, donde viven unas 1.700 personas y está ubicado a unas 3 horas de Tunja, todo permanece en tranquilidad y que no han notado situaciones anómalas que los perturbe.

La propia estación de Policía de Pajarito señaló que en los últimos días no hay registro de alteraciones y que la institución educativa está con sus actividades sin contratiempos.

El toque de queda, de acuerdo con el decreto, estará vigente hasta nueva orden y los menores que estén a esas horas en la calle sin compañía de sus padres serán llevados a la Comisaría de Familia.

NACIÓN

Comentários