‘Propuesta de Petro de cero carbón, cero petróleo, significa pobreza y subdesarrollo’

Significaría renunciar a la 5 parte del PIBy a recursos con los que hasta ahora se han financiado programas de acceso a agua potable y saneamiento básico, salud, educación y vías, exministro Luis Felipe Henao.

“La producción de la industria petrolera ha significado en los últimos años más del 17 por ciento del presupuesto. Entre 2010 y 2016, el sector de hidrocarburos y minería aportó 143 billones de pesos, representados en regalías, impuestos y dividendos. Solo con un porcentaje de los recursos que se generaron del Sistema General de Regalías entre 2012 y 2016, más de 10 millones de colombianos tuvieron acceso a agua potable y saneamiento básico, 271 entidades de salud fueron dotadas o ampliadas, se hicieron mejoras a 748 instituciones educativas y fueron construidos miles de kilómetros de vías2, dice Henao en El Tiempo.

La propuesta de Gustavo Petro se ha convertido en su respuesta estándar cuando es interrogado sobre el modelo venezolano, con lo que se restringe a hablar y recalcar sus diferencias con el modelo económico ‘extractivo’ (dependiente de la extracción de petróleo y minerales), pero evita referirse al modelo político: a la persecución de la oposición, la compra del apoyo militar, el control de todas las ramas del poder, del poder electoral, de la asamblea constituyente ‘cubana’ que reemplazo de la Asamblea Nacional (el congreso)… a la dictadura de Nicolás Maduro.

Petro ha recalcado que no puede estar más en desacuerdo con el modelo venezolano extractivo.

Henao agrega que en términos de minería Petro apoya las consultas populares para frenar proyectos y que ya le han costado al país 226 mil millones de pesos anuales, lo que ya implica un hueco fiscal de 1,2 billones en los próximos 5 años.

A pesar de que Henao está en la campaña de Vargas Lleras a la presidencia, sus críticas son compartidas por opinadores de otras tendencias.

Ramiro Bejarano responsabiliza en su columna de El Espectador a los ambientalistas extremos estas consultas populares.

“Gracias a los ambientalistas extremos ha proliferado la especie mentirosa de que el país debe darle la espalda a la explotación minera y de hidrocarburos, y bajo esa bandera populista han conseguido que en muchos municipios estas actividades se hayan convertido en herejías. A las gentes incautas les han vendido el falso dilema de que deben escoger entre el agua o la actividad minera, y con esa premisa errada todos optan por la primera, pero cuando surgen los inevitables males de esa elección se quedan solos. Lamentablemente, a esa catástrofe han contribuido los más altos tribunales que con sus fallos han puesto en entredicho lo que no tenía discusión jurídica, acerca de que el Estado es el único dueño del subsuelo donde están los minerales y los hidrocarburos, pues ahora también lo son los municipios y los habitantes de esas localidades”, dice Bejarano en El Espectador.

Bejarano señala la contradicción de los municipios que han hecho la consulta: se benefician de las regalías nacionales, pero impiden que los demás colombianos se beneficien de los minerales que están en su subsuelo.

Con información de PULZO.COM

Comentários