Planeación nacional autorizó para trasladar recursos a la educación de Casanare

El consentimiento fue otorgado a la Gobernación luego de una gestión desde agosto.

Luego de una juiciosa gestión desde el pasado mes de agosto y en tiempo récord, la Gobernación de Casanare a través de la Secretaría de Educación logró que el Departamento Nacional de Planeación –DNP- autorizara el desaplazamiento de recursos para cofinanciar el 30% de la construcción del Colegio 10 de Támara, y la ampliación del Colegio Luis Enrique Barón del municipio de Maní, para dejarlo también como un Colegio 10 donde se pueda desarrollar la jornada única.

Sandra Patricia Rincón Serrano, secretaria de Educación Departamental, indicó que estos recursos serán entregados directamente al Fondo de Financiamiento de la Infraestructura Educativa –FFIE – del Ministerio de Educación para que asuma la construcción de las obras. El Departamento aporta el 30% del valor total de las obras, el Ministerio de Educación Nacional el 70%, mientras que la Alcaldía de Támara aportó el lote de terreno para la construcción del Colegio.

“El Ministerio de Educación Nacional aporta más de $9 mil millones de pesos, y nosotros debemos aportar alrededor de $3 mil millones. Como el Departamento tenía recursos de regalías en el DNP por $5 mil millones de pesos, entonces el excedente lo vamos a invertir en esos dos Colegios en obras complementarias. Es decir, que vamos a entregar los Colegios con cerramientos y otras obras complementarias para que queden con muy buenas condiciones”, anotó la Secretaria de Educación.

La funcionaria destacó que particularmente en este proyecto la gestión se hizo de manera ágil y oportuna por parte de su Despacho, lo que permitió que en menos de tres meses se tuviera la autorización del DNP para el desaplazamiento de los recursos.

Esta semana llegaron los Convenios ya firmados por el Ministerio de Educación para la firma del Gobernador Josué Alirio Barrera, ahora se enviará el CDP para la formalización de los mismos. Una vez el Ministerio de Educación Nacional tenga listos los estudios y diseños, la construcción y ampliación de estas infraestructuras debe estar lista en ocho meses.

En el caso de Támara resulta de vital importancia la construcción del Colegio 10, teniendo en cuenta que los dos Colegios existentes allí son de propiedad de las Hermanas de La Presentación quienes presentaron demanda contra el Departamento para que comprara o devolviera estas construcciones, pero la nueva normatividad del Ministerio de Educación no permite que el Departamento invierta en estas construcciones que no cumplen con requisitos como la sismo resistencia, por ejemplo.

Comentários